Genial
Genial

Por qué no debemos llevar la misma ropa dos días seguidos

“Solo me he puesto esta camiseta una vez, ¡seguro que puedo volver a ponérmela!”. La mayoría de nosotros somos culpables de dar a nuestra ropa una prueba de olfato y usarla día tras día. Pero aunque esta huela bien, está cubierta de sudor y bacterias, y si no la cambias a diario, puede tener consecuencias desagradables.

En Genial.guru decidimos averiguar qué puede suceder si vuelves a usar tu ropa aparentemente fresca durante varios días seguidos.

1. Puede causar acné corporal

Lavar la ropa todos los días parece agotador, pero si has estado luchando contra los granos en la espalda o en el pecho, puede que quieras considerar cambiar tus prendas a diario. La ropa sucia acumula sudor y bacterias que se trasladan a cualquier zona con vello de tu cuerpo, provocando la obstrucción de los poros. El sudor, combinado con las células muertas de la piel, puede causar irritación y provocar acné en prácticamente cualquier parte del cuerpo, incluida la espalda, los muslos e incluso las nalgas.

2. Puede provocar un olor corporal desagradable

Si quieres retrasar el día de la lavandería lo máximo posible, es entendible. Pero tu ropa entrará en contacto con olores poco frescos, como el sudor de las axilas. Los gérmenes y las bacterias adoran el sudor, y la combinación de ambos produce un desagradable olor corporal.

3. Puede exponerte a los gérmenes de otras personas

Una cosa es estar expuesto a tus propios aceites corporales y bacterias todo el día, pero otra totalmente distinta es estar envuelto en los microorganismos de otras personas. Todos tenemos bacterias en la piel, y la mayoría de los organismos que acaban en nuestra ropa proceden de nuestro propio cuerpo. Pero también es posible recoger gérmenes de otras personas en la ropa, y aunque suelen ser inofensivos, algunos pueden causar infecciones, sobre todo si tienes problemas de piel.

4. Puede provocar sarpullido

Si alguna vez has notado que te pica la piel, esto puede darte la motivación para cambiarte de prendas más a menudo. La ropa está en estrecho contacto con tu piel, y si la tela sucia roza con ella, los aceites y las bacterias atrapados en el tejido pueden causar irritación cutánea. Aunque cualquier tipo de fibra puede irritar tu piel, la ropa hecha con materiales sintéticos se siente más áspera, porque no respira tan bien como las fibras naturales.

¿Con qué frecuencia te cambias de ropa? ¿Cuál es el mayor tiempo que has pasado sin lavar tus prendas?

Imagen de portada Shutterstock.com
Genial/Salud/Por qué no debemos llevar la misma ropa dos días seguidos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos