Qué le puede pasar a tu piel si solo te lavas la cara una vez al día

Salma Hayek cree que el secreto de su piel perfecta es no lavarla nunca por la mañana. La actriz de 54 años afirma que después de una buena noche de sueño, la piel tiene el equilibrio de pH perfecto, y solo con enjuagarla y aplicar un poco de crema facial debería ser suficiente. En momentos en que la industria de la belleza lanza productos para el cuidado de absolutamente todos los tipos de piel y para sus problemáticas, llama la atención que dar un paso “atrás” y restablecer tu rutina de belleza pueda traer resultados tan sorprendentes.

En Genial.guru, creemos que cuando se trata de cuidar tu piel, menos es más. Y decidimos descubrir los beneficios de la rutina de belleza de fácil mantenimiento de Salma Hayek.

1. Tu piel puede volverse menos grasa

Lavarse la cara con demasiada frecuencia eliminará los aceites esenciales que retienen el agua dentro de la piel y la mantienen hidratada. Si tu piel carece de agua, producirá más sebo para tratar de mantener la humedad. El uso de limpiadores con ingredientes agresivos hará que las glándulas produzcan una cantidad excesiva de grasa, dejándote con una piel de aspecto graso.

2. Podría prevenir el envejecimiento prematuro de la piel

Aunque tu piel se ve mejor instantáneamente después de la limpieza o la exfoliación, este efecto es temporal. En realidad, cuando te lavas demasiado la cara, eliminas las células muertas que forman la barrera protectora de la piel. Sin esta capa protectora, la piel es más vulnerable y propensa a las arrugas prematuras.

3. Protege tu piel del daño ambiental

La capa más externa de la piel es la única que está lista para enfrentar todo el daño potencial del medio ambiente, porque la mayoría de las células están muertas o casi muertas. Cuando no hay protección externa de las células viejas, tu piel está “desnuda” y expuesta a la contaminación y a las toxinas del exterior.

4. Tu piel estará más hidratada

Si bien es cierto que la limpieza elimina las impurezas y la suciedad, y que es un paso esencial en tu rutina de cuidado de la piel, realizarla con demasiada frecuencia dejará tu piel excesivamente seca. Si solo enjuagas tu piel con agua por la mañana, no perderá los aceites naturales que la mantienen saludable e hidratada.

5. Es posible que tengas menos erupciones cutáneas

Lavarse la cara en exceso alterará el equilibrio ácido saludable de la piel y puede provocar irritación y enrojecimiento. También romperá la capa exterior de la dermis y permitirá que las bacterias entren dentro de tu piel. Por otro lado, puede producir erupciones cutáneas e inflamación, lo que a su vez provocará más acné.

¿Con qué frecuencia te lavas la cara? ¿Crees que es mejor lavarla una o dos veces al día?

Imagen de portada salmahayek / Instagram
Compartir este artículo