Genial

Un estudio reveló por qué los mosquitos pican más a unos que a otros (y algunas formas para combatirlos)

Nada arruina mejor una tarde al aire libre que los mosquitos. Escuchas su zumbido y sabes que, de todas las personas que están a tu alrededor, seguramente solo te picarán a ti. ¿Por qué sucede eso? Un grupo de científicos se preguntó lo mismo, por lo que decidió llevar a cabo una investigación para encontrar una respuesta.

Genial.guru desea que disfrutes de la vida al aire libre sin preocuparte por los mosquitos, por lo que quiere contarte lo que investigaron algunos científicos. No te pierdas el bono al final del artículo, donde encontrarás sugerencias prácticas para evitar esta molestia.

Un insecto pequeño, pero peligroso

Existen alrededor de 3 000 especies de mosquitos alrededor del mundo. Aunque son insectos muy pequeños, causan más muertes humanas que cualquier otro animal. La incomodidad que se siente cuando pican no es nada comparada con la cantidad de enfermedades que transmiten, entre ellas, el dengue, la malaria o la fiebre amarilla.

Según la Organización Mundial de la Salud, solo la fiebre amarilla trasmitida por mosquitos se cobra la vida de 30 000 personas al año. Con la misión de reducir esas cifras, un grupo de científicos de la Universidad de Texas quiso saber por qué estos insectos pican a los humanos y cómo detenerlos.

Primero el zumbido, luego la picadura

Lo primero que hay que saber es que las que pican son las hembras, no los machos. Cuando sientes cerca el zumbido que precede a la picadura, eso significa que una hembra está rondando en busca de un macho para aparearse. Estas necesitan de la sangre para producir más mosquitos, pero ¿cómo deciden a quien picar?

Investigadores descubrieron que los mosquitos tienen una especie de radar para detectar las sutiles señales químicas que emanan nuestros cuerpos. Cuando respiramos, liberamos dióxido de carbono, y este no se mezcla inmediatamente con el aire que nos rodea. Es justo eso lo que necesita el mosquito para rastrearnos. Al igual que un perro sabueso olfatea el aire para encontrar a su presa, los mosquitos “olfatean” el ambiente para encontrar a sus víctimas. Una vez localizado el objetivo, el insecto se acerca y elije a dónde dirigir la picadura.

Cómo eligen a quién picar

Los mosquitos no pican a cualquiera. Dentro de un grupo de personas, ellos elijen a la presa más adecuada. El sistema de elección era desconocido hasta que es un estudio sacó a la luz qué es lo que determina que un mosquito te pique a ti y no a la persona que está a tu lado.

A poca distancia, los mosquitos toman en cuenta diferentes factores para decidir, como la temperatura corporal, el color de la ropa o la presencia de transpiración. Pero los investigadores descubrieron que lo que llama más la atención son las sutiles señales químicas que las bacterias alojadas en nuestra piel liberan al ambiente.

Sí, en la piel tenemos colonias de microbios que no podemos ver, pero que realizan muchísimas funciones. Una de ellas es transformar las gotas de sudor en compuestos volátiles que los mosquitos huelen gracias al órgano olfativo que tienen en sus antenas. Esos compuestos son muy diversos, dependiendo de la genética de cada persona y el entorno.

El estudio en el que se descubrió esto, publicado en la revista Plus One, concluyó que cuanta más diversas y pobladas sean las colonias de microbios en la piel, menos probabilidad hay de que los mosquitos descifren las señales químicas que liberan. Si no pueden olfatearnos, no pueden picarnos. Así que, todo se resume a las bacterias que tengamos o no en nuestra piel. Los científicos están trabajando para mutar las señales químicas de las bacterias y así crear repelentes efectivos para evitar las tan molestas picaduras. Si los mosquitos no pican, no pueden trasmitir enfermedades.

Bono: cómo evitar las picaduras

Evidentemente, no podemos controlar la cantidad y diversidad de los microorganismos que viven en nuestra piel, pero podemos tomar medidas para evitar que los mosquitos se acerquen y terminemos con una picadura:

  • Plantas de interior: menta, romero, lavanda y geranios son algunas de ellas. Colocarlas cerca de las ventanas ayuda a alejar a los mosquitos del ambiente.

  • Limón con clavos de olor: poner esto al lado de la cama es muy efectivo para dormir tranquilo, sin tenerle miedo a los zumbidos ni a las picaduras.

  • Aceites aromáticos: de lavanda, geranio, romero, menta, laurel o citronela. Puedes empapar bolas de algodón con el aceite y colocarlas en las ventanas para ahuyentar a los molestos insectos.

  • Trampa para mosquitos: con una botella cortada a la mitad y una mezcla de agua, azúcar y levadura es posible crear una efectiva trampa. El dióxido de carbono que libera la levadura resulta irresistible para los mosquitos, quienes caen en ella y quedan atrapados.

  • Ropa: si vas a estar al aire libre, evita vestirte con ropa negra u oscura. Esos tonos atraen enjambres de mosquitos directamente hacia ti. Usa colores suaves y tejidos naturales que no te hagan sudar de más.

¿Eres el preferido de los mosquitos? ¿Conoces otros métodos para evitar que te piquen? Comparte tu sabiduría con nosotros en la sección de comentarios.

Imagen de portada krynn31 / Imgur