Genial
Genial

10 Detalles que delatan a un estilista de pestañas inexperto

Las extensiones de pestañas se han vuelto muy populares últimamente. Sin embargo, los resultados de este procedimiento, a veces, pueden ser bastante inesperados, dejándonos frustradas y decepcionadas. El problema es que, aunque un estilista de pestañas (también llamado lashista) tenga una bonita página de Instagram o muchos comentarios positivos, esto no garantiza que vayas a conseguir lo que quieres. Así que decidimos investigar un poco y averiguar qué señales indican que tu estilista de pestañas no tiene la experiencia y la profesionalidad requeridas.

1. El estilista de pestañas trabaja demasiado rápido

El proceso de aplicación de las extensiones de pestañas debería durar al menos 90 minutos si el procedimiento lo lleva a cabo un técnico experimentado, y hasta 120 minutos, si es bastante nuevo en esto y prefiere ir más lento, pero más seguro. Si ves que tu lashista intenta terminar su trabajo lo más rápido posible, puedes suponer que lo que quiere es conseguir más clientes por día y ganar más dinero, por lo que la calidad del procedimiento será inferior.

2. Te cuesta cepillar las extensiones de pestañas

Si no puedes cepillar bien tus extensiones de pestañas, entonces que el procedimiento se realizó de manera incorrecta. Es posible que tu estilista haya utilizado demasiado pegamento, o bien, no consiguió aislar bien las pestañas durante la aplicación. Presta atención a cuántas pinzas utiliza el lashista durante el trabajo. Un profesional siempre utilizará dos: una para el aislamiento de las pestañas y la otra para el trabajo detallado.

3. Durante el proceso de la aplicación, tienes una sensación de ardor en los ojos

Un estilista de pestañas experimentado se asegurará de que tus ojos estén completamente cerrados durante todo el proceso. Si sientes ardor en los ojos durante y después del procedimiento, significa que tu lashista no tomó las precauciones de seguridad necesarias para evitar que los vapores químicos entren en contacto con tus ojos.

Tal vez, te levante el párpado para llegar a zonas de difícil acceso en lugar de utilizar un espejo especial, debido a lo cual los vapores afectan a tus ojos. Recuerda que la aplicación de extensiones de pestañas es un proceso relajante y sin dolor si todo se hace correctamente.

4. El pegamento se nota a simple vista

Las extensiones de pestañas no deben entrar en contacto con la línea de las pestañas en ningún momento. Cuando las extensiones se adhieren a las pestañas naturales, la aplicación debe ser perfecta y sin signos de pegamento. Utilizar demasiado pegamento puede tener consecuencias desagradables. Por ejemplo, puede provocar la caída prematura de los pelitos o una reducción del crecimiento de las pestañas naturales. Por lo tanto, si tu estilista de pestañas no presta atención a estas cosas, es mejor elegir otro.

5. La piel de tus párpados se irrita

El picor, el enrojecimiento y la hinchazón pueden aparecer por dos razones. En primer lugar, si se utiliza una técnica de aplicación inadecuada. Las extensiones de pestañas deben colocarse a un milímetro de la piel. Si se colocan más cerca de la línea natural de las pestañas, pueden rozar la piel del párpado y causar irritación. En segundo lugar, el pegamento que contiene formaldehído puede provocar reacciones alérgicas. Por eso debes preguntar a tu estilista de pestañas sobre los ingredientes del pegamento antes de que empiece la aplicación.

6. Las extensiones son todas de la misma longitud, desde la esquina interior del ojo hasta la exterior

Las extensiones de pestañas se diferencian de una tira de pestañas postizas porque el lashista trata de mezclar pestañas de diferentes longitudes para conseguir el efecto más natural posible, teniendo en cuenta la forma de tus ojos. Por lo tanto, si tus extensiones tienen la misma longitud desde la esquina interior del ojo hasta la exterior, significa que el trabajo se hizo mal.

7. Las extensiones empiezan a molestarte al crecer tus pestañas naturales

Esto puede ocurrir si tu estilista de pestañas hizo la aplicación de forma incorrecta. Las extensiones pueden quedar colgadas o retorcidas, así como pinchar los ojos si no se colocaron en el ángulo correcto o si se utilizó el largo de extensiones inadecuado. Y cuanto más crezcan tus pestañas naturales, más molestias sentirás, así que es mejor que acudas a un profesional lo antes posible.

8. El estilista no sigue las normas básicas de seguridad

Por ejemplo, las normas básicas de seguridad incluyen la aplicación de pegatinas especiales bajo los ojos. Esto es muy importante porque ayuda a mantener las pestañas superiores separadas de las inferiores. Sin estas pegatinas, las pestañas naturales de abajo pueden mezclarse con las extensiones de arriba, y será bastante difícil y doloroso separarlas unas de otras.

9. Las extensiones de pestañas comienzan a desprenderse demasiado rápido

En primer lugar, esto puede deberse a las características del organismo del cliente, ya que algunas personas tienen un ciclo de vida de las pestañas más corto que otras. En segundo lugar, las extensiones pueden caerse porque no seguiste unas reglas específicas. Por ejemplo, debes evitar que el agua toque tus extensiones durante las primeras 48 horas.

Si estas dos razones no son el caso y es la primera vez que eso ocurre a tus extensiones, entonces puede ser un error del estilista de pestañas. Por ejemplo, tu lashista no ha limpiado bien las pestañas, ha utilizado un pegamento de mala calidad, ha elegido un ángulo de fijación inadecuado, etc.

10. Las extensiones se ven muy artificiales

El resultado final, como sugieren todos los puntos anteriores, depende de muchos factores. Si ves que tus extensiones parecen muy artificiales, entonces el estilista de pestañas no ha tenido en cuenta la forma de tus ojos y las características de tus pestañas naturales, o que ha utilizado extensiones demasiado gruesas y poco rizadas. Un lashista sin escrúpulos puede incluso utilizar tiras de pestañas postizas baratas que no están pensadas para este procedimiento.

En cualquier caso, siempre es buena idea informar al especialista sobre las extensiones que quieres conseguir antes de empezar el procedimiento. Y si el resultado no satisface tus expectativas, lo mejor es recurrir a otro estilista de pestañas.

¿Alguna vez has tenido extensiones de pestañas? Según tu opinión, ¿cómo distinguir a un estilista de pestañas profesional de un aficionado?

Genial/Consejos/10 Detalles que delatan a un estilista de pestañas inexperto
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos