Genial
Genial

10 Formas de combatir problemas comunes del jardín con cosas que están a la mano (y consejos para reutilizar desechos)

Cuando se trata de trabajar en las áreas verdes de la casa, muchos buscan soluciones prácticas y que puedan realizarse con elementos de fácil acceso. Por ejemplo, tener hormigas en el jardín resulta molesto, sobre todo si estas comienzan a comerse nuestras plantas favoritas. Antes de que esto ocurra y sin tener que acudir a comprar algún producto para alejarlas, existen otras soluciones, como los cebos de cáscaras de cítricos. De igual manera, es posible resolver otra serie de conflictos domésticos solo con algunos elementos ya disponibles en la mayoría de los hogares.

Genial.guru quiere compartir contigo algunas alternativas para combatir problemas comunes del jardín con elementos que fácilmente están a la mano. Además, en el bono encontrarás ideas para darles otra oportunidad a algunos desechos, por ejemplo, las semillas de aguacate.

1. Preparación casera para hongos

En determinado momento puede que nuestras plantas sean atacadas por algún tipo de organismo, y es que se considera que más de 8 000 especies de hongos producen enfermedades en estas.

Para combatir los hongos, puedes recurrir a una receta que consiste en machacar un kilogramo de cebollas, una cabeza de ajo (ambos contienen azufre, elemento que puede controlar este problema y repeler algunas plagas), y medio jabón de barra en 10 litros de agua. La mezcla debe colarse, y luego puede utilizarse en forma de riego sin diluir.

2. Desviar a los gatos del jardín con cítricos

A un amplio número de felinos, el olor que desprenden cítricos como las naranjas, limones y aromas similares les resultan desagradables, a tal punto que incluso existen repelentes de gatos que contienen estas esencias. Considera que esto puede ser útil para evitar que tu felino quiera comer las flores del jardín y esparce algunas cáscaras de esas frutas alrededor de las plantas.

3. Cebos para hormigas

Si las hormigas están causándote problemas en el jardín, puedes utilizar algunos cebos que las atraigan y distraigan de atacar las plantas. Los más comunes son los granos de arroz (los cuales incluso afectan la alimentación de estos insectos), la miel y las cáscaras de cítricos. En cuanto a la forma de utilizarlos:

  • El arroz debe esparcirse por donde transitan las hormigas, las cuales lo llevarán al hormiguero y, una vez que el grano se fermente, se formará un hongo que acabará con ellas sin contaminar el suelo.

  • La miel es una trampa que las atrae y permite que se queden pegadas a ella, de modo que luego sea más fácil alejarlas del jardín.

  • Las cáscaras de cítricos como la naranja deben picarse en pedazos pequeños, los cuales deben esparcirse por donde andan las hormigas. Una vez que lleguen al hormiguero, se liberará una sustancia tóxica para ellas, pero que no lo es para la tierra, y terminará con el problema.

4. Método libre de químicos para caracoles y babosas

En un recipiente, como puede ser una lata limpia de atún, agrega agua azucarada con un poquito de levadura. Esto hará que los caracoles y babosas vayan hasta ella atraídos por los gases que produce. Una vez estén adentro, no podrán volver a salir.

5. Solución para el exceso de pulgones en el jardín

Si tienes demasiados pulgones, prueba rociarlos con jabón para platos diluido, el cual servirá para resecarlos. Como recomendación, debe realizarse una pequeña prueba en una porción de la planta y esperar unos días para ver si causa algún daño en el resto de la especie.

En cuanto a las alternativas para la preparación y su aplicación:

  • Opción 1. Mezclar 1 cucharadita de aceite vegetal con 1 cucharadita de jabón líquido para platos en 1 taza de agua.

  • Opción 2. Mezclar 3 cucharadas de jabón líquido en 1 galón de agua para obtener jabón al 1 por ciento.

  • Cualquiera que sea la receta utilizada, procura rociar completamente la planta, particularmente el envés de las hojas (lado opuesto al sol), para que así los pulgones entren en contacto con la solución de jabón. Después de unas horas, lava el preparado con una manguera de jardín para prevenir la quema de las hojas. Repite la aplicación pasados unos días y según sea necesario.

6. Herbicida natural

Una actividad en el cuidado y embellecimiento del jardín que brinda la impresión de dar más trabajo es el control de malezas, por ejemplo, las que se encuentran entre ladrillos o piedras y en caminos de grava.

Para tratar las plantas no deseadas en el jardín, puedes utilizar vinagre líquido que tenga un concentrado al menos del 20 por ciento de ácido acético. El efecto que causará sobre las malas hierbas será que, cuando las rocíes con vinagre, la capa protectora de las plantas se romperá, lo que eventualmente hará que mueran. Para mejores resultados, haz este procedimiento en días cálidos y secos.

7. Enraizador de lentejas

Para tener mayor éxito reproduciendo las plantas del jardín, o al momento de traer alguna rama que quieras intentar hacer brotar, puedes elaborar un enraizante natural con tan solo lentejas y agua. Para ello:

Mezcla 4 tazas de agua por cada taza de lentejas en un envase sin que este reciba luz, cubriéndolo con un paño. Espera de 3 a 4 días hasta que las lentejas germinen, y luego procésalas hasta obtener una pasta homogénea. Finalmente, cuela todo para conseguir el concentrado. Para su uso, dilúyelo en una proporción de 1 parte de enraizante (100 mililitros) por cada 10 de agua, y luego utilízalo en forma de riego en las plantas que quieras reproducir.

8. Fungicida de canela

Además de su característica fragancia y de sus usos culinarios, se considera que la canela en polvo tiene un alto potencial como agente de control biológico y sirve para estimular las plantas como el tomate.

Una idea para aprovecharla en el jardín como fungicida para tratar hongos y moho es utilizarla en un rociador. Para ello, durante la noche, deja reposar un poco de canela en agua tibia y luego, al día siguiente, pásala por un filtro, como puede ser un colador de café. Para aplicarla, debes rociar las plantas afectadas y el suelo o sustrato de las macetas si presentan hongos.

9. Conservante de flores casero

Para aquellas flores que pasen a los interiores del hogar en un florero, es recomendable usar un conservante para que sobrevivan más tiempo. Puedes preparar una receta que les aporte los carbohidratos, biocidas y acidulantes que en circunstancias normales obtienen directamente de la planta.

En un litro de agua tibia agrega 1 cucharadita de azúcar (para nutrir), 1 cucharadita de cloro (para mantener el ambiente libre de bacterias), y 2 cucharaditas de jugo de limón o lima (para acidificar suavemente el agua).

10. Té de plátano para flores y frutos

Realizar un fertilizante casero, además de ser fácil, permite que aprovechemos al máximo los residuos orgánicos. Uno muy común y utilizado es el de té de cáscara de plátano. Para prepararlo, en un litro de agua pon a hervir 4 cáscaras durante 15 minutos (previamente picadas en trozos pequeños). Cuando se enfríe, cuela el resultado. Para usarlo, dilúyelo en 3 litros de agua.

Bono: alternativas para reutilizar algunos desechos

1. Vela con cáscara de naranja

Cuando se trata de usar aquello que tenemos a mano, existen muchas opciones para la decoración. Por ejemplo, una cáscara de naranja puede servir como molde para velas. Al retirar su fruto, procura que conserve una forma de recipiente. Vierte aceite en la cavidad y utiliza el tallo central como mecha.

2. Semillas de aguacate talladas

3. Macetas rotas usadas como decoración

4. Las bolsas de tela que ya no usas pueden servir de macetas

5. Macetas con botellas de gaseosas

¿Cuál es tu parte favorita de cuidar las áreas verdes y cuáles son tus mejores consejos? ¿Enfrentas algún tipo de dificultad que te gustaría aprender a solucionar de manera fácil y orgánica?

Genial/Consejos/10 Formas de combatir problemas comunes del jardín con cosas que están a la mano (y consejos para reutilizar desechos)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos