10 Cosas a tener en cuenta para alargar la vida de tus electrodomésticos

Puede parecer que los electrodomésticos tienen un cronómetro para sorprendernos el día más inesperado con una avería seria. Sin embargo, aplicando los cuidados necesarios y cambiando distintos hábitos de uso, podemos alargar la utilidad y el buen funcionamiento de estos aparatos.

En Genial.guru te damos distintos consejos con los que conseguirás hacer que tus electrodomésticos funcionen bien durante más tiempo.

1. Evita triturar alimentos duros en la licuadora

Las licuadoras no están diseñadas para triturar alimentos muy duros como puede ser la trituración de hielos. Para evitar que nuestra licuadora se dañe por un mal uso de su potencia para triturar, debemos usar solamente alimentos blandos y, a ser posible, con líquido.

2. Retira la ropa de la lavadora cuanto antes

Es normal que dejemos la ropa húmeda en la lavadora después de que finalice su proceso de lavado. Sin embargo, este mal hábito con tu electrodoméstico puede suponer la acumulación de moho dentro del tambor, y también olores desagradables en el interior.

3. Evita abrir en exceso tu refrigerador

La mayor parte de frío dentro del refrigerador se pierde cada vez que abrimos para buscar un alimento o mientras pensamos qué queremos cocinar. Además de consumir más energía para mantener la temperatura en el interior, puede estropear los alimentos que tenemos dentro y sobrecargar su capacidad de enfriar.

4. Mantén limpia la válvula de la olla a presión

Además de prolongar su vida útil y de evitar problemas con su funcionamiento, es importante mantener limpia la válvula de tu olla express. El funcionamiento de la válvula permite que el calor y el vapor escapen del interior, y si está obstruido por suciedad, puede conllevar diversos problemas con tu olla.

5. No enciendas tu frigorífico hasta pasadas 12 horas de haberlo movido

Tanto si te vas a mudar o quieres mover tu frigorífico para cambiarlo de sitio, jamás debes tumbarlo o inclinarlo más de 40 grados. El aceite que contiene dentro podría derramarse y estropear todo el sistema interno. Es recomendable no enchufar a la corriente el frigorífico hasta después de 12 horas desde que lo movimos de sitio.

6. No pongas en marcha tu microondas si está vacío

Puede parecer inofensivo encender el microondas sin ningún alimento dentro, sin embargo, esto puede generar un problema mayor en su funcionalidad. Es recomendable no poner en marcha este electrodoméstico vacío, ya que el magnetrón que produce las ondas para calentar, podría dañarse.

7. Añade sal en tu lavavajillas

Para mantener el rendimiento óptimo de tu lavavajillas, hay que poner especial atención en los niveles de sal que contiene el depósito. Su principal función es descalificar el agua que puede producir el mal funcionamiento de nuestro electrodoméstico y es importante revisar las reservas de sal después de unos cuantos lavados.

8. No obstruyas la salida de aire del microondas

La principal función de la rejilla que se suele encontrar encima del microondas es prevenir calentamientos internos. Debemos evitar colocar cosas encima que puedan obstruir la salida de aire caliente y mantenerlo limpio de restos como grasa u objetos metidos.

9. Evita dejar la puerta abierta después de hornear

Casi todos hemos dejado en alguna ocasión la puerta del horno abierta después de cocinar, para que el calor saliese y se enfriase antes. Es aconsejable cerrar la puerta del horno aunque contenga calor en el interior, ya que si lo dejamos abierto, los cambios bruscos de temperatura pueden dañar las gomas del interior.

10. Coloca los cubiertos en el cesto del lavavajillas

Uno de los errores a la hora de preparar el lavavajillas para su proceso de lavado es la mala colocación de la cubertería. Es recomendable hacer uso de la cesta diseñada para mantener los cubiertos durante el lavado, ya que pueden caerse y obstruir la salida de agua.

¿Qué electrodoméstico es el que más años te ha durado? ¡Déjanos tu opinión en la sección de comentarios!

Compartir este artículo