Genial
Genial

10 Trucos de tintorería que te ayudarán a eliminar manchas difíciles

A pesar de que existen productos específicos para quitar manchas difíciles, los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento, incluso cuando no tienes a la mano estos artículos. Sin embargo, existen muchos otros materiales en casa que, aunque su finalidad no es eliminar manchas, pueden evitar que tengas que desechar esa prenda que tanto te gusta porque parece no tener solución.

¿Cuál ha sido tu experiencia más difícil con una mancha en una prenda? ¿Qué truco aplicas para eliminar la suciedad difícil de una vez por todas?

1. Mancha de marcador permanente

No necesitas ser maestro o trabajar con marcadores para que ocurra un accidente y termines manchando tu ropa con ellos. Pero no te preocupes, ya que existen varias soluciones que puedes aplicar.

  • La primera opción es colocar una servilleta debajo de la mancha de marcador permanente, rociar spray para el cabello y frotar la suciedad con un cotonete o con un trapo. La servilleta absorberá la mancha y evitará que traspase la prenda.
  • Como segunda opción, puedes mezclar dentífrico (blanco) y bicarbonato de sodio. Una vez que hayas integrado ambos productos, debes frotar la pasta sobre la mancha y dejarla actuar unos minutos. Luego, puedes limpiar todo con un trapo húmedo.

2. Mancha de pasto

Las manchas de pasto pueden afectar la ropa de chicos y grandes, por lo que conocer la solución para eliminarlas te será de mucha utilidad.

Primero, tienes que preparar una solución con dos partes iguales de agua fría y una de vinagre blanco. Colócala en un atomizador y rocíala sobre la mancha. Deja actuar 15 minutos y luego frota la suciedad con un cepillo. En caso de que esto no funcione completamente, antes de echarle la solución de vinagre y agua, deja la prenda en remojo en agua fría con un chorrito de alcohol.

3. Mancha de barniz de uñas

Algo que puede pasar es que, mientras te estás pintando las uñas, por accidente manches tu ropa o tus sábanas. Pero no te preocupes, porque hay una solución para no tener que desechar las prendas afectadas.

  • Para quitar la pintura de uñas de tu ropa, la primera opción consiste en lo siguiente. Pon un poco de acetona en un área pequeña de tu prenda. Si el producto es demasiado fuerte, entonces puedes cambiar a agua oxigenada. Luego, sumerge un pañuelo o trapo en la solución y ponlo sobre la macha de barniz de uñas de la prenda hasta que desaparezca.
  • En el caso de que la prenda se decolore, debes pasar a la segunda opción: solo tienes que espolvorear sobre la mancha un poco de talco y esperar unas horas para que actúe. Después, cepilla la suciedad a conciencia y lava la prenda como lo haces habitualmente.

4. Mancha de desodorante

Las manchas de desodorante pueden ser muy molestas e incómodas visualmente, sobre todo si las prendas afectadas son blancas. Seguro hasta pensaste en desecharlas, pero no es necesario hacerlo, ya que existen varios métodos para eliminarlas definitivamente.

  • El primero consiste en remojar la mancha en vinagre blanco durante una hora y luego cepillar la suciedad antes de meter la prenda en la lavadora con detergente (este aplica para las piezas blancas y de color).
  • Para llevar a cabo el segundo método, debes hacer una pasta con bicarbonato de sodio y agua. Luego, ponla sobre la mancha y déjala reposar un par de horas antes de lavar la pieza con agua caliente.
  • El tercer método consiste en triturar tres o cuatro tabletas de aspirina para crear una pasta. Luego, sigue los pasos del procedimiento anterior. Cuidado: esta técnica solo es para ropa blanca.

5. Mancha de pegamento

Si tienes niños en casa, lo más probable es que algún día llegues a necesitar este truco.

Primero, debes permitir que el pegamento se seque por completo, porque si está húmedo, podrías esparcirlo más. Una vez seco, retira las capas del producto hasta donde te sea posible. Luego, remoja la prenda en agua fría unas horas, y después aplica detergente y frota para eliminar los restos antes de lavar la pieza como de costumbre.

6. Mancha de grasa o aceite

De todas las posibles manchas en la ropa, las de grasa y aceite son de las más molestas y notorias. También pueden parecer de las más complicadas de eliminar, pero no por ello no es posible hacerlo.

Para este método, primero tienes que retirar cualquier exceso de aceite con una servilleta o un trapo. Luego, aplica unas gotas de jabón para lavar platos sobre la mancha. Restriega la tela con las manos o frota la suciedad con un cepillo de dientes con jabón.

7. Mancha de té o café

Un accidente que puede pasar con bastante frecuencia es derramar té o café en la ropa o incluso sobre la mesa, y aunque suene como algo difícil de resolver, en realidad no lo es tanto.

Hay dos métodos para solucionar este problema. Uno consiste en mezclar una cucharadita de vinagre en unas cuantas tazas de agua, para luego rociar el líquido sobre la mancha. Después, seca suavemente la prenda. El otro método implica usar bicarbonato de sodio. Primero, moja la pieza en agua tibia. Luego, vierte una cucharada de bicarbonato de sodio sobre la suciedad. Deja actuar durante una o dos horas antes de enjuagar.

8. Mancha de sangre en la ropa, sábanas o colchón

Las manchas de sangre son relativamente fáciles de eliminar antes de que se asienten, pero pueden ser casi imposibles de retirar después de 24 horas, por ello es importante actuar rápido.

Si la mancha es reciente, límpiala enseguida con agua fría y jabón, ya que el agua fría impedirá que la sangre se adhiera a la tela. Si ya tiene tiempo, entonces debes dejarla en remojo unas horas. Luego, vierte agua oxigenada sobre la mancha y déjala actuar unos 20-30 minutos. Pasado el tiempo, enjuaga con agua fría y lava normalmente.

9. Mancha de chocolate

Nadie puede resistirse al chocolate, ni siquiera los accidentes.

Si no tienes productos indicados para quitar estas manchas a la mano, entonces puedes recurrir a una solución más natural. Combina una parte de vinagre y una de agua, sumerge la mancha en la solución durante 10 minutos y luego lava como de costumbre. También puedes intentarlo con agua oxigenada, pero siempre teniendo en cuenta que esta puede blanquear la ropa.

10. Mancha de kétchup o salsa de tomate en manteles y ropa

Con solo verlas, seguro piensas que son imposibles de quitar, pero existe un método para tratarlas.

Para limpiar las manchas de kétchup o de salsa de tomate, primero elimina los restos. Luego, pon la prenda bajo un chorro de agua fría. Toma jabón líquido para platos o detergente y frótalo en la suciedad. Después, deja que el jabón actúe durante diez minutos. Empapa una esponja en vinagre blanco y deja actuar antes de enjuagar.

Genial/Consejos/10 Trucos de tintorería que te ayudarán a eliminar manchas difíciles
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos