Genial
Genial

11 Consejos para los que no soportan desperdiciar los productos

En estos tiempos es importante economizar nuestro bolsillo y no desperdiciar los alimentos, ya que tirarlos es casi un pecado, como lo dicen nuestras madres. Te invitamos a checar nuestros consejos para utilizar al cien por ciento todos los alimentos.

El equipo de Genial.guru te preparó 11 recomendaciones sobre cómo dar nueva vida al restante de las delicias y al mismo tiempo ahorrar bien.

11. Haz galletas con la avena sobrante de las mañanas

La avena preparada para desayunar, rápidamente deja de ser apetitosa y pierde su atractiva apariencia a primera vista. Por lo tanto, si no has calculado las porciones y has preparado demasiada avena, añade al restante leche, huevo, aceite vegetal, bayas, sal y azúcar a tu gusto. Tendrás la mezcla para hornear magdalenas o deliciosas galletas.

10. Agrega los hongos y hierbas marchitadas a la sopa

Si deseas, junto con ellos añade zanahoria, cebolla y papas, y por supuesto, los condimentos. Al final, para que la consistencia se haga más espesa, se puede agregar unas cucharadas de queso procesado. Este platillo les gustará a los adultos y a los niños, además no tendrás que gastar dinero para la carne.

9. Haz pan tostado con el pan duro

Este consejo no solo lo utilizaban nuestras abuelas, sino el famoso cocinero británico Jamie Oliver. Además de preparar pan tostado del pan duro, él recomienda freírlo para hacer empanado crujiente para sopas y pastas; además, puedes añadir el pan pasteles de carne para que el platillo salga más suave y menos costoso.

8. Agrega las cortezas de quesos duros a caldos

Por ejemplo, las cortezas de parmesano. Tales quesos son muy caros, por eso queremos usar hasta el último pedacito. Al añadir la corteza que sobró de este producto al caldo, podrás hacer el platillo más sabroso y nutritivo.

7. Convierte los restos de Nutella en una bebida de chocolate

Si esta delicia se quedó en el fondo o en las orillas del frasco, no es necesario tirarla. Vierte la leche caliente dentro de este recipiente, agítala muy bien y te saldrá chocolate caliente como si fuera de una cafetería.

6. Utiliza la leche agria para hacer pan

Con esta leche se puede preparar panqueques, crepes y otros panes; requesón casero y quesos, en particular ricota, cuyo precio es muy alto en las tiendas. Sin embargo, es importante recordar que para que la leche se vuelva agria y no se eche a perder irreversiblemente, desde el principio hay que comprar un producto de calidad y no imitación láctea.

5. Haz el relleno para pizza de los restantes de comida

La mayonesa y la cátsup restantes se pueden mezclar y aplicarlas sobre la masa, luego colocar todo lo adecuado que se encuentre en tu refrigerador: hongos, tomates, hierbas, jamón, salchichas, aceitunas negras y verdes, la carne frita o asada, hojas de lechuga picadas y adornar todo con queso rallado. Así podrás ahorrar bastante y obtener un platillo nutritivo, abundante y sabroso.

4. Guisa las verduras marchitadas en el horno

Coloca en la bandeja o en un plato especial para hornear los pimientos, tomates, ejotes, cebolla, zucchini, brócoli y otras verduras que encuentres en tu casa que ya no se ven tan frescas; añádele un poco de proteínas: pollo o pescado y después métela al horno. El platillo saldrá fantásticamente apetitoso que incluso ¡chuparás tus dedos!

3. Congela las salsas que sobraron

Esto se puede hacer no solo con las salsas, sino también con el caldo, agregar hierbas al aceite de oliva e incluso con el vino. Colócalos en bandejas para hacer cubitos de hielo y mételas en la sección del refrigerador que tenga la temperatura más baja. En el momento adecuado, podrás usar todo para hacer riquísimos aderezos para cualquier platillo.

2. Haz puré de tomates muy maduros

Si los tomates se empezaron a echar a perder, no te apresures a tirarlos al bote de basura. Pélalos y guísalos durante 10 minutos en fuego medio, a continuación bate esta masa con ajo en la licuadora. Después regresa la futura salsa de tomate a la estufa y cuece de 5 a 7 minutos. Al final, ponle especias al gusto y no olvides añadir hierbas.

1. Conserva la frescura del chorizo, salchichas y tocino, congelándolos

Esto se puede hacer con productos de carne que son propensos a echarse a perder muy rápido. Es especialmente cómodo, por ejemplo, cuando planeas irte de vacaciones o por un viaje de negocios, y no te dará tiempo de comer todas esas delicias que tienes almacenadas en el refrigerador antes de tu partida.

¿Y tú cómo usas tus productos para que no se desperdicien? Comparte con nosotros los mejores trucos en los comentarios.

Genial/Consejos/11 Consejos para los que no soportan desperdiciar los productos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos