Genial
Genial

12 Consejos para guardar ropa y accesorios que pueden ayudarte a conservarlos más tiempo

Nuestras prendas de vestir y accesorios, como todo producto en general, tienen una vida útil. Pero algunas veces podríamos reducir ese tiempo, incluso si no las usamos, por la forma en que organizamos nuestro guardarropa o la manera en que almacenamos nuestros accesorios.

En Genial.guru, nos encanta descubrir y aprovechar el máximo potencial posible de las cosas, y por eso te sugerimos ésta lista de posibles errores que podrían acortar la utilidad de nuestra indumentaria, y qué opciones podemos contemplar para evitar que se estropeen prematuramente.

1. Usar ganchos no aptos para el tipo de tela

No toda la ropa debe ir colgada. Por ejemplo, sería un error colgar un suéter, ya que podría deformarse. Por otra parte, la seda es un material fino y delicado, por ende, usar ganchos de materiales duros podría dejar marcas indeseables en tus prendas, para ello se recomienda usar perchas acolchadas.

2. Guardar ropa por mucho tiempo

Guardar prendas por mucho tiempo puede convertirse en un error si no lo planeamos de forma adecuada. Las prendas que usamos en ocasiones esporádicas deben ser almacenadas según su tipo, procure poner en su armario bolsitas antipolillas, y la ropa de cama, como edredones, puede ser empacada en bolsas al vacío para que ocupen menos espacio.

3. Conservar las bolsas de lavandería

El plástico es un material que no permite que la ropa transpire adecuadamente, inmediatamente después de volver de la lavandería, lo ideal es deshacerse de la bolsa en la que vienen nuestras prendas lavadas en seco, ya que conservarlas puede hacer que más adelanta surja moho, humedad o polillas.

4. No ventilar el closet

Los clósets requieren que el aire circule para que se evite una condensación excesiva del aire que pueda generar humedad, moho y malos olores. Para ello, lo mejor sería procurar abrirlo al menos 30 minutos diarios mientras realizas la limpieza, y realizar una limpieza profunda esporádica asegurándote de que todo quede seco. También puedes dejar bolsitas de arroz o flores secas para absorber cualquier humedad y aromatizar.

5. Mezclar tipos de prendas

Si mezclaras sacos tejidos con vestidos que tengan ganchillos, correrías el riesgo de que la ropa se enrede y el tejido se desgarre, lo mismo puede pasar con telas teñidas o sintéticas, o cueros, que al ir con ropa clara o delicada pueden terminar manchándola. Para evitar todo ello, lo mejor es clasificar la ropa determinando cuál debe ser colgada y cuál doblada, determinando lugares específicos para cada tipo.

6. Guardar los zapatos

Aunque tengas un espacio reducido para guardar tus zapatos, hoy día existen muchas maneras de adaptar estos espacios para guardarlos de forma apropiada, sin embargo, lo más importante es que hayan sido previamente desinfectados, que estén secos, y que puedas conservar la horma dejando bolas de papel en su interior, al menos, de los zapatos más delicados, como los de cuero.

7. Colgar los bolsos de cuero

Los bolsos de cuero son accesorios que requieren de un cuidado especial, aunque esto no significa que sea complicado. Colgarlos puede ser un error porque pueden estirarse o agrietarse, al igual que apilarlos. Te recomendamos que, al guardarlos, los rellenes de papel para que conserven su forma y no se arruguen, del mismo modo, procura envolverlos en una funda de tela en un lugar oscuro y seco.

Si no tienes espacio, o quizá tienes muchos bolsos de este material, en Ideas en 5 minutos te enseñamos a hacer un práctico organizador de bolsos que puedes adherir a la puerta de tu closet, y que además puedes decorar a tu gusto.

8. Colgar ropa con pedrería

Si tienes prendas con lentejuelas, piedras, taches, etc. colgarlas podría ser inapropiado, ya que podrían enredarse, estirarse y perder piezas. Para evitarlo, tenemos dos opciones, si definitivamente se trata de un vestido elegante, no sería adecuado doblarlo, por lo que colgarlo con una funda de tela sería lo más eficiente; por otro lado, si se trata de prendas más sencillas, puedes enrollarlas e igualmente meterlas en una funda de almohada, evitando así que se estropeen.

9. Apilar las camisas

Para guardar camisas, al igual que con otro tipo de prendas, la decisión de colgar o doblar depende de factores como el tipo de tela, el peso y el espacio en tu guardarropas. Sin embargo, cuando son de algodón, lo preferible es doblarlas y organizarlas de forma vertical, como si fuesen un archivo. Según la gurú japonesa del orden Marie Kondo, así evitaras arrugas y ahorraras espacio

10. Colgar la ropa deportiva

La ropa deportiva puede durar mucho tiempo si la cuidas apropiadamente, y sencillamente no debería colgarse. Lo ideal es doblarla, pues de lo contrario, podría estirarse, generando desgaste prematuro en la tela, deformándola o haciéndola perder elasticidad.

11. No usar un joyero

Almacenar tus accesorios de joyería no solo te garantizará que se mantengan en buenas condiciones, evitando la humedad, oxidación y ralladuras, sino que además evitaras perder piezas. Si no tienes un organizador para tus joyas, te invitamos a que tú misma hagas uno, incluso puedes innovar creando uno para cada clase de accesorio.

12. No guardar accesorios en su estuche original

Este error es el más común de todos. Los lentes de sol son los accesorios que suelen deteriorarse más rápido y tenemos que reemplazar más a menudo. Esto sucede porque, cuando no los estamos usando, no los retornamos a su estuche, donde estarían seguros y protegidos. Por eso te recomendamos hacerlo siempre que no las tengas puestas; el mejor lugar para guardarlas es su funda o estuche

Y tú, ¿cómo organizas tu ropa y accesorios? ¿Podrías agregar algún otro consejo?

Genial/Consejos/12 Consejos para guardar ropa y accesorios que pueden ayudarte a conservarlos más tiempo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos