Genial
Genial

12 Trucos sencillos que podrían ayudarnos a ahorrar un poco en el recibo del agua

El agua es uno de los elementos más importantes de la vida, pero, desafortunadamente, cada vez disminuye más por el exceso de su consumo en nuestras actividades diarias y el desperdicio que hacemos en ocasiones de manera inconsciente. Cerrar la llave mientras enjabonamos los trastes o cuando nos bañamos son solo unas cuantas de las medidas que podemos seguir; sin embargo, hay un sinfín de ideas más que podemos implementar para ahorrar agua.

En Genial.guru queremos compartir algunos trucos que podemos poner en práctica para reducir un poco nuestro consumo y también ahorrarnos algo de dinero en el intento.

1. Colocar botellas llenas en el depósito del inodoro

Ya sea botellas llenas de agua, arena, piedras o lo que se nos ocurra, lo importante es que estas sirvan como un contrapeso que permita que el agua de la caja del inodoro se eleve, simulando que hay más cantidad y ayudándonos a ahorrar muchos litros en cada descarga. También podemos hacer uso de una botella llena de limpiador para pisos con aroma y hacerle un corte con un cuchillo de unos 2 cm. Así, en cada descarga no solo se ahorrará agua, sino que nuestro baño olerá siempre muy rico.

2. Procurar bañarse en el menor tiempo posible

Si eres de los que se tardan horas bañándose, debes saber que si nos demoramos más de 10 minutos, gastamos aproximadamente más de 200 litros de agua, los cuales pueden reducirse si paulatinamente nos vamos poniendo la meta de higienizarnos en el menor tiempo posible. Una forma de lograrlo es colocando un temporizador e ir bajando el tiempo cada vez, hasta llegar a un máximo de 5 minutos.

3. En el verano, mantener botellas de agua en el refrigerador

Es recomendable guardar botellas llenas de agua en la nevera. Todas las mañanas puedes sacarlas de ahí y colocarlas en el refrigerador para que el hielo se descongele. Así, si nos da sed o queremos refrescarnos un poco bebiendo esta agua, podemos utilizar una de estas botellas en lugar de abrir la llave del agua y esperar hasta que salga fría.

4. Reutilizar el agua con la que se lavan las frutas o verduras

A la hora de querer consumir frutas o verduras, podemos utilizar un bol lleno de agua para lavarlas. Luego podemos reutilizar esa agua en el riego de plantas y brindarles un extra de nutrientes.

5. Si vamos a lavar nuestro auto en casa, procurar utilizar cubetas

Cuando lavemos nuestro auto, debemos evitar, en la medida de lo posible, utilizar la manguera, pues así se desperdician muchos litros de agua que no pueden reutilizarse. Lo mejor es usar una cubeta o bote con la suficiente agua para podernos limitar en su uso.

6. Revisar constantemente que no haya fugas de agua o goteras

Otra de las medidas que podemos tomar es revisar constantemente que los tubos del agua y los grifos no tengan goteras o fugas que supongan un desperdicio. A veces creemos que por ver que solo cae una gota cada cierto tiempo, no es mucho lo que se tira. Sin embargo, de a poco y a la larga, son muchos los litros que se desperdician.

7. Al lavar ropa en la lavadora, asegurarse de que la carga esté completa

Al momento de lavar la ropa, lo ideal es que aseguremos lo más que podamos que la carga esté completa, así evitamos gastar de más el agua y la energía eléctrica. Además, si la ropa no está tan sucia, también podemos evitar el ciclo extra de enjuague y utilizar solo una poca cantidad de detergente.

8. Recolectar el agua de lluvia para reutilizarla

Esta es una excelente idea, pues la misma naturaleza nos brinda este recurso y, por lo tanto, lo podemos reutilizar. Esta agua recolectada puede servir para regar nuestras plantas, bajarle al inodoro y hasta para lavar los pisos.

9. Procurar tener plantas que requieran poca agua

Algunos de nosotros somos amantes de las plantas, pero a la hora de elegirlas, es importante no solo que se vean bonitas o únicas, sino que, además, requieran poca agua para su cuidado y que resistan a los períodos de sequía. Algunas de ellas pueden ser el aloe vera, los cactus (como la planta antorcha, también conocida como Aloe aristata), la lavanda, la salvia, entre otras.

10. Agregar colorante de alimentos a la caja del inodoro

Para saber si nuestro inodoro tiene alguna fuga de agua, podemos agregar un par de gotitas de colorante de alimentos en el tanque. En caso de que haya una fuga, el colorante se filtrará por la taza al poco tiempo de echárselo (sin que le hayamos bajado a la palanca), lo cual significa que debemos arreglar nuestro inodoro lo antes posible.

11. Preferentemente instalar inodoros con doble botón

Estos inodoros son muy útiles, pues fueron creados con la intención de que ahorren agua. Por eso tienen un doble botón: el más pequeño es para que en la descarga solo se use poca agua, y el más grande sirve para arrojar la suficiente, en caso de ser necesario.

12. Utilizar un vaso de agua para enjuagarnos los dientes

Los hábitos son muy difíciles de adquirir al principio, pero una vez que nos proponemos hacerlos y somos constantes, podemos lograrlo. Por eso, una costumbre que debemos de adquirir y que, sin duda, ayudará a evitar desperdiciar agua es que al lavarnos los dientes, en lugar de abrir el grifo cada vez que nos enjuaguemos, utilicemos un vaso para recolectar el agua y solamente usemos esa cantidad.

¿Qué te parecieron estos trucos? ¿Cuántos de ellos ya aplicas en tu hogar? Cuéntanos en los comentarios si conoces alguna otra idea que no hayamos mencionado y motiva a otros a ponerla en práctica. Seguro que el planeta te lo agradecerá.

Genial/Consejos/12 Trucos sencillos que podrían ayudarnos a ahorrar un poco en el recibo del agua
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos