Genial
Genial

12 Trucos para lucir ropa entallada de la mejor manera y potenciar la figura

Usar ropa ajustada puede ser el estilo de preferencia de numerosas chicas, quienes se animan a mostrar sus curvas y llevan esto como marca personal. Pero muchas veces, puede que las ganas de enseñar la figura las haga sentirse un poco perdidas sobre cuál es la mejor manera de utilizar estas prendas o qué las favorecerá más según su tipo de cuerpo.

En Genial.guru queremos dar el mensaje de que todas podemos usar cualquier cosa, sin importar nuestros tamaños y características físicas. Por eso, en esta ocasión queremos darte algunos consejos para que puedas descubrir de qué forma puedes llevar ropa ajustada y potenciar tu imagen.

1. Usa colores que te favorezcan

Posiblemente tengas la creencia de que el color negro es el único que sirve para hacerte ver más delgada, especialmente cuando se trata de una prenda ajustada que marcará aquello que tal vez no te sientes segura de destacar.

Pero este color no es el único que puede ayudarte a estilizar tu silueta, sino que el rojo, el marrón chocolate, el rojo oscuro, el violeta, el azul marino y el granate también generan ese efecto. Así que puedes animarte a jugar más con los tonos y no caer en una sola opción.

2. No agregues más volumen o úsalo apropiadamente

La frase “menos es más” aplica perfectamente a la hora de usar prendas ceñidas, pues mientras más cosas le pongamos a nuestro outfit, más voluminosas nos veremos. La ropa ajustada ya es de por sí llamativa y reveladora, porque deja la forma de nuestro cuerpo al descubierto. Por eso, utilizar prendas que tienen volados o accesorios, especialmente a los costados, solo agrandará la imagen.

Pero si estás enamorada de ese vestido, falda o blusa voluminosos, no es necesario que te quedes con las ganas. El secreto está en llevar aquellas prendas que tengan volados colocados verticalmente, ya que ayudan a disimular las caderas anchas. Si tienes busto grande u hombros anchos, opta por volantes sin tanto volumen y también verticales, por ejemplo, los cosidos en las mangas.

3. Dirige la atención hacia lo que menos tengas

A la hora de vestirse apropiadamente, es buena idea lograr que nuestro cuerpo se vea equilibrado, y ponerse prendas ceñidas revelará las normales desproporciones, pues no somos perfectos. Pero para lograr un equilibrio visual, podemos llevar el foco de atención hacia aquello de lo que carecemos.

Por ejemplo, si tienes hombros y busto pequeños, pero caderas grandes, intenta destacar la parte superior de tu cuerpo. Si hablamos de prendas apretadas, puedes optar por opciones que dejen bien visibles tu cuello y hombros o que tengan mangas grandes o volantes. De esta forma, la atención se irá hacia arriba.

Por el contrario, si tienes hombros anchos y busto grande, es mejor ajustar la parte superior y dejar que tus caderas se lleven el protagonismo con pantalones o faldas anchas que les agreguen volumen.

4. Elige la tela con la que más cómoda te sientas

La ropa entallada puede ser un poco incómoda, ya que reduce la movilidad de nuestro cuerpo, así que de nada sirve usar algo con lo que no puedas desarrollar la actividad que tengas que hacer. Pero en el mercado se pueden encontrar una gran variedad de telas, y podemos elegir la que nos quede mejor y nos haga sentir cómodas.

Por ejemplo, las prendas de telas livianas, como las mezclas de algodón y lino, permiten más movilidad, aunque son más trasparentes en sus colores claros. En cambio, las más pesadas, como denim y franelas, cubren mejor y no son tan ajustables al cuerpo.

5. Usa la ropa interior adecuada

Usar ropa entallada implica que todo lo que esté entre el cuerpo y la prenda quedará marcado. Por eso, para evitar revelarle a todo el mundo tu elección de ropa interior, es importante usar la adecuada. No tienes que resignarte a un “hilo dental” con el que tal vez no te sientas cómoda, pues existen otras opciones:

  • Los bóxeres son buena alternativa, ya que su corte termina por debajo del trasero y no en medio de él.
  • Las tangas adhesivas o sin tirantes son el mejor aliado cuando se utiliza un vestido muy ceñido o con un gran tajo en su lateral.
  • También puedes optar por pantimedias, que no solo equilibran el color de las piernas, sino que también disimulan las líneas de la ropa interior, ¡y son una bendición cuando hace frío!
  • La ropa interior sin costuras también es una excelente opción, ya que sus elásticos son tan suaves que no se marcan en las prendas.
  • Por último, las fajas no solo reducen la silueta, sino que también ayudan a disimular la ropa interior.

6. Combina medias y zapatos para alargar tu figura

El little black dress es un must en el guardarropa de las personas a quienes les gusta usar ropa ceñida, y una buena opción para complementarlo es usar pantimedias, las cuales crean el efecto de hacerte más larga.

La mejor opción para lograrlo son las medias negras o de tonos oscuros, aunque también aquellas con patrones de flechas. Un consejo extra para dar una sensación de piernas largas y delgadas: combínalas con el mismo color de zapatos.

7. Opta por un bléiser si prefieres esconder un poco tu silueta

Los bléiseres no solo complementan tu atuendo, sino que dan un increíble aire elegante si los combinas con vestidos ajustados. Además, si no te sientes del todo segura dejando relucir tu silueta, este tipo de prenda puede taparte un poco. Solo recuerda que un bléiser más corto favorecerá tu cintura, así que tenlo en cuenta dependiendo de si quieres destacarla o no.

Pero esta prenda no es exclusiva de una imagen formal, ya que existen las opciones casuales. Además, puedes combinar tus vestidos con chaquetas de mezclilla, que darán un toque de color si son monocromáticos.

8. Usa un cinturón para crear una figura de reloj de arena

El cuerpo en forma de reloj de arena es considerado como el “más proporcionado”: los hombros y la cadera tienen el mismo ancho y la cintura es pequeña.

Pero todos los cuerpos son diferentes (y hermosos tal cual son). Así que, si aun así quieres lograr este tipo y eres fiel usuaria de la ropa ajustada, ¡estás de suerte! Con una prenda ligeramente entallada que no apriete demasiado y un cinturón fino puedes crear el efecto visual de tener cintura y equilibrar la parte superior con la inferior.

9. Mantén el equilibrio entre holgado y estrecho

Cuando optes por un atuendo de dos piezas apretado, es recomendable que una de ellas sea holgada, ya que usar de pies a cabeza un conjunto ceñido a tu cuerpo puede agregarte más volumen del deseado.

Si quieres evitarlo, considera llevar algo ancho, ya sea arriba o abajo, dependiendo de tu tipo de figura. ¿Un secreto? Los vaqueros adaptados al cuerpo y faldas lápiz ayudan a realzar las curvas.

10. Ten en cuenta el largo

Cuando se usan vestidos, el largo es un factor importante, especialmente si se trata de uno ajustado que con el movimiento puede levantarse y revelarle al mundo lo que no queremos mostrar.

Pero también hay que tener en cuenta la estatura, por ejemplo, para las chicas bajitas. Mientras más piel se muestre, más centímetros ganaremos, así que es recomendable un corte a las rodillas o ligeramente un poco más arriba de ellas. En cambio, para las altas, hay que generar el efecto contrario, y un vestido largo será más favorecedor.

11. Utiliza líneas delgadas para estilizar

Si quieres crear una sensación de más altura con tus prendas entalladas, el secreto está en optar por opciones con líneas finas.

Una estilista comprobó que las líneas estrechas son más difíciles de enfocar, por lo tanto, el ojo se mueve más rápidamente sobre el área, lo que genera un efecto de pequeñez. En cambio, en las más anchas, al ser más grandes, el ojo puede visualizarlas muy bien y quedarse allí, llevando la atención hacia los costados en vez de hacia arriba y dando la sensación de más volumen.

12. Usa los zapatos adecuados para estilizar

Para complementar el look de un vestido ajustado, ya sea formal o informal, no hay que olvidar a unas de las protagonistas: las piernas. Y los zapatos pueden hacer mucho por ellas. Estos son los que estilizan toda la apariencia, pues son la base de cómo luciremos.

Existen varias opciones para crear unas piernas delgadas y alargadas: las bailarinas, los colores nude, los zapatos y zuecos sin talón, las sandalias abiertas con tacón entre 4 y 6 cm y sin tacón, por ejemplo, son perfectos para mostrar más piel y así ganar algunos centímetros. Pero si eres bajita, cuidado con el calzado que tiene pulsera gruesa en el talón, ya que corta visualmente la figura.

¿Cuál es tu outfit o prenda favorita de ropa ajustada? ¿Qué trucos usas para verte fabulosa a la hora de vestir este tipo de atuendo?

Genial/Consejos/12 Trucos para lucir ropa entallada de la mejor manera y potenciar la figura
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos