Genial
Genial

6 Reglas de etiqueta que suelen pasar por alto muchos invitados a las bodas

A primera vista, ser un invitado en una boda es muy sencillo. Sin embargo, hay varias reglas de etiqueta que hay que seguir, como, por ejemplo, la elección de la manicura o de un par de zapatos adecuados. Hoy vamos a hablar de la apariencia y, en el bono, de cómo quedarse recordado por los novios como un invitado perfecto.

1. Evitar la manicura llamativa

Mucha gente sabe que el hecho de que una invitada aparezca con un vestido blanco en una boda es de muy mala educación. Algunas personas consideran que lo mismo debería aplicarse a la manicura. Según la experta en etiqueta Britney Boyce, se recomienda que el blanco esté presente solo en las uñas. Es una opción neutral que no rompe ninguna regla. Una manicura sencilla es la mejor opción.

Las uñas demasiado largas y llamativas no suelen ser una buena idea. Por ejemplo, un esmalte negro sería perfecto para una boda gótica. Sin embargo, en el caso de una boda tradicional en tonos pastel, es aconsejable dejar de lado el estilo extravagante para no recibir miradas de reojo.

Una de las principales reglas para elegir tu look es no robar la atención que debe ser para los novios, por lo que es recomendable dejar las uñas largas y rojas para otro evento.

2. Evitar las prendas muy reveladoras

El vestido de Julia Roberts en Mujer bonita es precioso y también es un ejemplo perfecto de lo que es mejor no llevar a una boda. El color rojo por sí solo llama la atención, más aún con los hombros al descubierto y un profundo escote. Es recomendable guardar este tipo de atuendo para eventos de noche, como hizo el personaje de Roberts.

La estilista Julie Sabatino también señala que los tops cortos, las minifaldas, los vestidos con transparencias y los cortes ajustados son más adecuados para una discoteca que para una boda.

3. Evitar los tejidos que se arrugan fácilmente

En una boda, se suele fotografiar a todos los invitados. Para salir bien en la foto, los estilistas aconsejan elegir vestidos en tonos verde, turquesa y coral, ya que suelen favorecer más la imagen. Si tienes más de 50 años, es mejor renunciar a los tonos pastel para resaltar más en las fotos. Por la misma razón, se recomienda que los hombres no lleven trajes de color gris.

Hay que tener precaución al elegir tejidos que se arrugan con facilidad y hasta es mejor evitarlos por completo. Incluso en los días más calurosos, opta por algún material que no sea lino o seda. Además, las manchas de sudor son más visibles en la seda fina y monocromática.

4. Dejar los artículos de uso cotidiano en casa

Incluso si los anfitriones de la boda declaran la ausencia de cualquier código de vestimenta, se recomienda que los hombres dejen en casa los jeans, las camisetas, los pantalones cortos y los tenis. Julie Sabatino cree que es una buena idea que los hombres se presenten con chaqueta y corbata. “Muestra respeto a los novios vistiendo formalmente”, aconseja la estilista.

5. Evitar los accesorios voluminosos

Si quieres llevar tu colgante o aretes favoritos, ten en cuenta que las piedras grandes en los accesorios se consideran inapropiadas en la ceremonia. También hay que tener cuidado con el exceso de lentejuelas, ya que la mayoría de las bodas son una fiesta de elegancia y estilo.

6. Renunciar a los zapatos extravagantes

Puede parecer demasiado atrevido, pero la etiqueta moderna permite que las mujeres lleven los tenis a las bodas (incluso la novia puede ponérselos).

¿Y si la ceremonia tiene lugar en un día frío? En este caso, es importante tener en cuenta el código de vestimenta de la boda. Si la celebración es rigurosa, es mejor elegir un calzado más elegante, como los zapatos de tacón clásicos. Si la celebración es más informal, no dudes en ponerte botas por encima de la rodilla o botines. Sin embargo, opta por dejar en casa los zapatos ricamente decorados con pedrería o con una plataforma muy alta.

Bono: regalos y felicitaciones a los recién casados

Vale la pena preguntar a la pareja qué quiere recibir como regalo. Si tienen una lista de regalos, es aconsejable seguirla.

  • Mi hermano pidió dinero como regalo de boda. Sin embargo, nuestra abuela optó por regalarles un juego de vajilla de porcelana para 12 personas. Recuerdo que al día siguiente él y su esposa discutían sobre dónde poner el voluminoso regalo en su pequeño departamento. Finalmente, optaron por venderlo en una página de segunda mano.

También es recomendable preparar de antemano un delicado discurso de felicitación, para que se recuerde y se guarde en el corazón durante mucho tiempo.

  • Todos mis amigos y familiares saben que no quiero ser madre, pero en mi boda mi cuñada no paraba de desearme que tenga muchos hijos y cuanto antes. Este comportamiento me pareció muy grosero, como si no le importaran mis intereses y preferencias.

¿Recuerdas a algún invitado de la boda que te haya llamado la atención? ¿Con qué caso de falta de tacto te has topado alguna vez?

Genial/Consejos/6 Reglas de etiqueta que suelen pasar por alto muchos invitados a las bodas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos