Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Consejos de abogados de divorcio sobre cómo terminar un matrimonio de manera fácil, elegante y rentable

El divorcio es un proceso psicológicamente complejo que se acompaña de un gran número de situaciones estresantes, pérdidas financieras y un cambio brusco en el modo de vida habitual. No es de extrañar que este saque las peores cualidades de las personas. Y para no pasar de ser una buena persona a uno de esos "villanos", y también para librarse de una serie de trastornos nerviosos, es suficiente abordar este tema con responsabilidad y la cabeza fría.

Como apoyo adicional durante este período complicado, Genial.guru te ofrece 8 principios básicos, gracias a los cuales puedes sobrevivir el proceso de divorcio de una manera más tranquila y con menos pérdidas.

1. Asegúrate de tu decisión al 100%

El divorcio es siempre un evento traumático no solo para ti, sino también para tu cónyuge, hijos e incluso parientes. Por lo tanto, antes de poner el proceso en marcha, asegúrate de dos cosas:

  1. Hicieron todo lo que pudieron para salvar la relación.

Es absolutamente necesario para que luego, cuando cesen las emociones y los agravios pasen al segundo plano, no se lamenten por el hecho de que todo hubiera podido ser corregido. Piensa: ¿trataron de hablar francamente el uno con el otro? ¿Consultaron un psicólogo familiar? ¿Intentaron librarse de sus propios demonios? Si llegan a la conclusión de que fracasaron todos los intentos de cambiar algo, entonces un complejo proceso de divorcio será más manejable para ustedes.

  1. Es una decisión equilibrada que traerá cambios cualitativos en tu vida.

Entre el intento de solo escapar del problema y tratar de mejorar tu vida hay un gran abismo. La huida imprudente es lo que te provocará más problemas y no aprenderás nada de tus errores y situaciones de vida que has tenido. Si has pensado bien en todos los pros y los contras y llegaste a la conclusión de que el matrimonio por razones importantes te hace profundamente infeliz, actúa en nombre de una vida más feliz y llena de alegría.

2. Resígnate al hecho de que esta es la única forma correcta

Por supuesto, durante el período de divorcio hay días cuando todo parece insoportable y quieres esconderte, olvidar, abstraerte. Pero entiende que este es el peor momento para hacer lo que muchos hacen al ser incapaces de lidiar con sus sentimientos: algunos comienzan "el tratamiento" con alcohol, otros abusan de todo tipo de medicamentos (desde inofensivos a muy peligrosos), otros comienzan nuevas relaciones (incluso sexuales) con las personas equivocadas.

Cada una de estas opciones puede ayudar a sentirte mejor temporalmente. Pero aun así es autoengaño, y más tarde tendrás que pagar un alto precio por tales debilidades en la forma de problemas más grandes. En la hora de desesperación recuerda el trabajo que hiciste en el primer párrafo: ya has hecho todo lo posible para preservar el matrimonio, y llegaste a la conclusión de que es imposible salvar la relación. Recordando esto, da por sentado el hecho de que el único camino correcto es solo hacia adelante.

3. Prepara una carpeta con los documentos necesarios

Cuanto más organizado estés, más probable será que rescindas el matrimonio con el resultado más favorable para ti. Una de las mejores y más fáciles formas de hacerlo es comenzar a recopilar documentos. La equidad y la información precisa son los principales componentes de un tribunal honesto, por lo que debes recoger en una carpeta todos los documentos que puedan tener el más mínimo valor durante el proceso de divorcio. Estructura la documentación de tal forma que puedas manejarla con facilidad.

También necesitas evaluar la propiedad, preferiblemente antes de "dispersarse en diferentes direcciones". Como regla general, en el proceso de divorcio, casi cualquier propiedad se convierte en objeto de controversia, y resulta aún más difícil para los cónyuges contar con su honesta división si ni siquiera saben de qué monto se trata. Una decisión razonable será contratar a un especialista en este campo.

4. Ten en cuenta que el abogado más caro no siempre es el mejor

La elección de abogados es un asunto que debe abordarse con extrema precaución e inteligencia, ya que es él quien juega un papel importante durante todo el proceso de divorcio. Recuerda que no solo debe ser un profesional experimentado, sino también convertirse en tu amigo para el período del proceso judicial. Hablando más claro, significa que un buen abogado no solo debe aconsejarte sobre qué hacer, sino también escuchar tu opinión y respetar tu posición en las negociaciones. Por lo tanto, la alta tasa de pago por hora no garantiza que el especialista tome en consideración todos tus deseos.

Además, no dudes en aprovechar el asesoramiento legal gratuito. Muchos abogados brindan esta oportunidad, lo que permite ver varias opciones a la vez y hace que la probabilidad de una elección correcta sea aún mayor.

5. No dejes que las emociones guíen tus decisiones financieras

A menudo, las personas quieren desahogar todo su dolor y resentimiento sobre su ex pareja, pero no se debe permitir que las emociones interfieran con el asunto. Al final, tu ira puede ser perjudicial para tus propias finanzas. No vale la pena montar un escándalo por una mesa de café de 100 dólares que fue comprada por tu cónyuge, pero tampoco se debe renunciar a los bienes comunes que se adquirieron durante el matrimonio, supuestamente debido a la autoestima.

Una vez que decidas solicitar el divorcio, debes liberar tu corazón y tu cabeza de la ansiedad y la ira, trata de asumir el proceso con la mayor tranquilidad y profesionalidad. Haz todo lo posible para separar las emociones de los hechos, deja de odiar y concéntrate en el resultado justo y satisfactorio.

6. La capacidad de compromiso será tu ventaja

Ganas por un lado, pero pierdes por el otro, es inevitable. Por lo tanto, vale la pena tomar los compromisos como una manera de facilitar las cosas y actuar con más sabiduría, y no como una manifestación de debilidad.

Por supuesto, puede que desees precipitarte en la batalla por cualquier desacuerdo, pero si abordas el asunto con la cabeza fría, sabrás a tiempo qué es lo que vale tu tiempo y energía, así ahorras muchos nervios y dinero para costos legales. Como beneficio adicional, tu discreción y disposición a un compromiso en un caso puede hacer que tu cónyuge haga lo mismo en otro.

7. Prepárate para el hecho de que la división de la propiedad es un proceso muy complicado

A pesar de la posibilidad de suavizar algunas cosas, la división de la propiedad seguirá siendo un proceso que requiere mucha energía. Muchos abogados bromean que las negociaciones sobre la división de la propiedad es una forma de arte independiente. Esta consta de 3 pasos básicos (aunque, técnicamente, hay más de ellos): recopilación de datos, su evaluación y la división. La segunda etapa suele ser la más difícil, ya que contiene muchas trampas. Por ejemplo, no hay ninguna complicación con una cuenta bancaria (es suficiente mirar el balance), pero habrá muchos más problemas con la casa u otros objetos valiosos.

Volviendo al sexto punto, los cónyuges en cualquier momento tienen la oportunidad de llegar a un acuerdo y dividir la propiedad como mejor les parezca, simplemente concluyendo un acuerdo sobre la división de la misma.

8. Elige la ropa adecuada para el tribunal

Este punto puede parecerte de poca importancia, especialmente después de los gastos interminables en abogados, asesores financieros y tasadores. Sin embargo, tienes que fijarte en tu apariencia. ¿Por qué? Es sencillo: te ayudará a sentirte más seguro al tratar con un juez. Por supuesto, no te vistas pomposamente, demasiado alegre o sexualmente. Es mejor dar preferencia a los colores neutros, a la cantidad adecuada de accesorios y a crear una apariencia presentable.

Conclusión

Desafortunadamente, nadie puede garantizarte un resultado 100% positivo.

A veces, incluso las personas realmente buenas obtienen resultados negativos en los casos de divorcio. Por lo tanto, esperando la victoria y sintonizando el mejor resultado, todavía vale la pena prepararse mentalmente para el hecho de que todo puede ir completamente diferente de lo que esperabas. Mantenlo en tu mente para no perder el autocontrol y la concentración.

Y por supuesto, no seas demasiado perezoso para llevar a cabo todo el trabajo de preparación, como se mencionó anteriormente, con el fin de aumentar tus posibilidades de comenzar un nuevo capítulo de una vida más cómoda.

Imagen de portada depositphotos, depositphotos