Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Aplicamos 12 tips de una asesora de imagen y neurocoach para vestir con estilo y seguridad repitiendo la misma ropa

Aunque creas que necesitas cientos de prendas para verte siempre renovada y con estilo, esto no es del todo cierto; lo único que realmente se requiere es un poquito de creatividad y seguridad en ti misma. Irene Jordan, asesora de imagen y neurocoach, está 100 % convencida de que el estilo es un hábito y un reflejo de nuestra mente. Por ello creó una especie de combinación entre neurociencia, estilo y desarrollo personal que ella registró como Neurostyle, un método que se enfoca en generar una transformación más profunda, desde la mente, para conseguir cambiar el estilo y hacerlo único.

Genial.guru contactó a Irene, quien nos dio algunos consejos importantes para poder repetir la ropa sin que se note y así crear muchos más looks que nos brinden confianza.

1. Atreverte y salir de la zona de confort

Irene Jordan asegura que la mente es tan increíble que es capaz de “jalarte hacia la zona de confort, hacia lo conocido; es por eso que nos resulta difícil renovarnos, modificar el estilo y empezar a usar cosas más creativas. Y uno tiende a sentirse muy básico; porque cuando tú abres tu armario, el cerebro te dice ’ahorremos energía, no pensemos’”, y solemos caer en el uniforme, es decir, ponernos la misma blusa con el mismo pantalón siempre, porque así se ve bien.

Así que no importa si tu complexión te hace sentir insegura, atreverte a usar otros colores o prendas puede llevarte a descubrir looks que pueden quedarte estupendos y hacerte sentir más segura de ti misma y de tu cuerpo. Irene aconseja buscar inspiración en las redes sociales, principalmente en Pinterest: “Estar inspirándote constantemente es lo que te abre nuevas posibilidades de combinación”. Nosotros probamos con un top nuevo y combinamos botas con pantalones cortos.

2. Tener un buen fondo o cápsula de armario

La clave principal para poder crear una infinidad de looks con menos prendas es tener un buen fondo de armario, es decir, contar con “las prendas básicas que una debe tener, que combinan entre sí, y también con prendas más llamativas y de cualquier color”, nos cuenta. Nuestro outfit básico fue una playera + jeans + tenis blancos, luego los cambiamos por unos tenis más brillantes y una blusa destacable por sus olanes y transparencias, pero con los mismos jeans.

3. Prendas básicas para cada temporada

Como dijimos, las prendas básicas son esenciales e ideales para combinarse entre sí y con otros artículos más llamativos. Es por ello que también es importante contar con elementos básicos que tengan uno o dos toques de tendencia y temporada; puede ser una prenda lisa con un pequeño toque que haga la diferencia. Por ejemplo, nosotros hicimos uso de un chaleco invernal junto con unas botas básicas, y de una campesina en combinación con unas sandalias básicas.

4. Una prenda inferior + dos superiores

Las prendas inferiores, es decir, las que van de la cintura hacia abajo, como pantalones, faldas, shorts, etc., suelen ensuciarse menos y son menos llamativas que las superiores, por lo que pueden usarse más veces con diferentes elementos y combinaciones. Nosotros usamos las mismas prendas inferiores y cambiamos la blusa; de esta manera creamos dos looks completamente distintos a pesar de usar dos artículos iguales.

5. Zapatos clásicos y básicos

Los zapatos que no tienen demasiados detalles pueden ser bonitos y al mismo tiempo poco llamativos, por lo que son ideales para repetirse una y otra vez con diferentes prendas y combinaciones, y no se notarán. Los tenis de color blanco o negro son básicos y, por tanto, combinan con prácticamente todos los colores; nuestra elección fueron los zapatos deportivos de color negro.

6. 70 % de colores neutros + 30 % de colores llamativos y estampados

En tu armario y para el atuendo de cada día, es mejor tener entre un 60 y 70 % de colores neutros y prendas básicas y un 30 a 40 % de colores y estampados que Irene llama “prendas estrella”, es decir, “esas que te pones y guau, resaltas y todo el mundo se da cuenta; esas deben estar en menor proporción porque se nota más cuando las repites”. Nosotros hicimos la prueba poniendo énfasis en los tacones. En el primer outfit, combinamos un vestido básico de color azul con unos tacones con brillantes; en el segundo, usamos los mismos tacones, pero ahora con un color neutro en el resto del atuendo, que es el negro.

7. Elige un modelo de jean que se vea superbién

Dedicar tiempo a comprar un modelo de jean es una de las mejores inversiones que puedes hacer, sin importar cuánto tiempo te lleve, ya que las prendas de mezclilla se ensucian poco y son básicas por excelencia. Un modelo de jean te permitirá crear cientos de looks para diferentes ocasiones, según la blusa y los zapatos que decidas usar para combinar.

8. Hacer uso de stylehacks con la misma prenda

Hay otros modos diferentes de usar la ropa que “llevan tu estilo al siguiente nivel y hacen que una prenda básica se vea genial”, porque le das otro uso distinto del habitual a un mismo artículo. Puede ser doblar las mangas o el cuello de una blusa, lo único que necesitas es un poquito de creatividad. Mira las opciones que nosotros pudimos crear con la misma blusa denim.

9. Un conjunto minimalista en color negro

Un traje sastre o un conjunto de chaqueta más pantalón en color negro te darán infinidad de opciones para combinar. La chaqueta puede ir con pantalón de mezclilla, con una falda midi y con diferentes tipos de blusa, lo mismo que el pantalón, ya que el color negro suele combinar con todo tipo de colores. Nuestro conjunto es uno de tipo cuero que definitivamente es combinable para distintas ocasiones.

10. La importancia de los accesorios y los complementos

Un complemento o accesorio puede cambiar por completo la apariencia de una prenda por muy básica que esta sea. “Los accesorios son la forma más rápida y económica de llevar un look al siguiente nivel y de hacer que puedas repetir tu vestimenta sin que se note”; además, en un armario los accesorios y complementos como los zapatos ocupan menos espacio que la ropa. Nosotros quisimos intentarlo con el mismo vestido y cambiamos la prenda superior y los zapatos; así obtuvimos un look muy casual y veraniego junto a otro un poco más invernal y formal.

11. Colores neutros + prenda de acento de una misma paleta de colores

Hacer uso de las paletas de colores puede ser un gran acierto, así que cuando vayas a comprar ropa, busca colores que armonicen dentro de una misma paleta y después escoge algunas prendas de acento, con colores más vivos y brillantes, que sigan la armonía de la paleta. Tener varias paletas de colores que se complementen entre sí hará que sea más fácil combinar y crear más looks. Nosotros nos decidimos por un atuendo que va del rosa al morado sin fallas.

12. Mezclar niveles de formalidad

Un error común es dejar las prendas formales con las formales y las casuales con las casuales. Mezclar las prendas para ocasiones, temporadas y niveles de formalidad diferentes te dará también más opciones de combinación y funcionará muy bien. Decidimos mezclar niveles de formalidad, pero sin perder la combinación de colores.

¿Conoces algún otro tip que se pueda llevar a cabo para repetir la ropa sin perder el estilo? ¿Cuánto peso crees que tiene la seguridad en nosotras mismas para conseguir vernos fabulosas?

Compartir este artículo