Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo cuidar de un gatito recién nacido si su mamá lo ha rechazado o lo has encontrado en la calle

El cuidado de un gatito recién nacido que, por una u otra razón, quedó huérfano, es una complicada pero posible tarea. Una usuaria de Twitter bajo el apodo de @gabbylaufey sabe de esto por experiencia propia. Al ver en la calle a un pequeño gatito, decidió llevarlo a casa e hizo todo lo posible para que el huérfano se fortaleciera.

En cuanto la chica comenzó a compartir sus conocimientos sobre el cuidado con sus lectores, la publicación rápidamente alcanzó popularidad. Y no en vano, ya que esta importante información puede salvarle la vida a una pequeña e indefensa criatura algún día.

Genial.guru compartirá contigo instrucciones claras sobre cómo cuidar a un peludito recién nacido.

  • Bueno, si te has encontrado con un gatito en algún lugar entre los arbustos, para comenzar, tienes que asegurarte de que realmente esté abandonado. Yo me senté cerca del lugar dónde estaba acostado y esperé cerca de 3 horas, pero la mamá del pequeño nunca regresó por él. Por eso decidí llevarlo a casa.

  • Si dudas de tus habilidades para alimentarlo, entonces puedes llamar a diferentes veterinarios y preguntar si ellos tienen alguna madre lactante, la cual pueda intentar darle pecho.

  • Pero tienes que ser cuidadoso con esto. Una madre ajena puede rechazar al pequeño, lastimarlo e incluso asfixiarlo. Por eso, para que la gata lo acepte por su olor, vale la pena acariciar a sus demás gatitos para que cada uno de ellos huela a ti. Entonces, la gata podrá aceptar a tu “hijo adoptivo”.

Acondicionamiento de un lugar

  • Tienes que ser cuidadoso: un gatito recién nacido es muy frágil, pequeño y lo más probable es que maullará muy fuerte cuando lo toques. Es mejor tomarlo envolviéndolo con una toalla o franelita.
  • En cuanto tu amigo de cuatro patas llegue a casa, se necesitará prepararle un lugar. Toma una pequeña caja, en el interior coloca unas cuantas mantas para que la superficie esté suave. Dado que el gatito estará solo, necesita sentir calor: toma una botella, llénala con agua caliente, envuélvela con una toalla y colócala en la caja. Así, él dormirá al lado de ella. Cambia de manera constante la botella para que conserve su calor.
  • La caja debe de estar abierta para que el aire pueda entrar, pero al mismo tiempo es importante conservar la oscuridad: los gatos a esa edad no necesitan de una luz brillante, por el contrario, necesitan evitarla, ya que sus ojos aún están cerrados y no están listos para esa presión.
  • Si has llevado a casa a un peludito recién nacido, entonces asegúrate de aislarlo de otras mascotas, sin importar quien sea. El aislamiento dura 10 días. Durante este periodo, el organismo es débil y lo más probable es que no pueda soportar una infección.
  • Incluso si piensas y estás seguro de que tus mascotas están sanas, sepáralas. No todas las infecciones y bacterias se manifiestan. Mantente alerta y, ante cualquier síntoma, llama al veterinario.

Alimentación y sanitario

  • El siguiente paso es la comida. En los primeros días de vida, tienes que alimentar al recién nacido con frecuencia, cada 2-3 horas, incluyendo en la noche. Preferentemente, dale de comer con una jeringa estéril sin aguja. ¿Con qué alimentarlo?
  • Bajo ningún caso les des leche de vaca, olvídate de ella, ya que está prohibida para tales pequeños. Se tiene que alimentar con un sustituto de leche para gatos, la puedes comprar en las clínicas veterinarias o tienda de mascotas. Cuesta aproximadamente 10 USD. La caja tiene las instrucciones de uso y dosis. Observa con atención dichas medidas.
  • Existe una alternativa para aquellos que no tienen posibilidad de comprar un costoso alimento: leche en polvo para niños recién nacidos. En la caja puedes encontrar la forma de preparación y la dosis para el gatito se puede encontrar en internet. Todo dependerá del peso del pequeño.
  • La primera semana lo puedes alimentar con una jeringa esterilizada sin la aguja. Posteriormente, es mejor comprar un biberón con un chupón especial para animales, el cual se vende en las tiendas de mascotas. Escoge uno pequeño y no tan caro.

Así se tiene que sujetar a un gatito al darle de comer.

  • El gatito debe ir al baño, pero él mismo no puede hacerlo. Las primeras semanas de vida, el proceso se estimula cuando la mamá lo lame. Para que estimules al gato a ir al baño, debes tomar un trapo y con ligeros movimientos frotar debajo de la cola. Tienes que hacer esto hasta que libere un líquido transparente.
  • En el periodo del tercer o cuarto día, aparecen las primeras heces infantiles. Se estimula igual que con la orina. Nuestro gatito, por ejemplo, incluso lo hizo un poco de forma independiente.
  • Después de alimentarlo, puedes acariciar al gatito lentamente por la cabeza: hoy lo probé y esta magia lo hizo ronronear fuertemente. Es una sensación muy agradable, ya que al gatito también le gusta tu toque sensible y calidez.

Qué más se debe saber y cuándo acudir al veterinario

  • Es importante seguir la dinámica de crecimiento del gato. En este periodo, un gatito sano aumenta en tamaño y peso poco a poco diariamente, pero esto no significa que todos los días tengas que pesarlo. Es suficiente con observar cómo el gatito crece.
  • Bajo ninguna circunstancia debes bañar a un gatito menor a dos meses. Al bañar a un pequeño, puedes hacer que le de frío, ahogarlo, verter accidentalmente agua en sus orejas, ¡y esto está estrictamente prohibido incluso en los gatos adultos! Los pequeños no se deben bañar ya que no es necesario para ellos. Pasa un paño poco humedecido sin alcohol si tienes miedo de algo o si el gatito está sucio.

Se debe acariciar al gatito con una franelita, creando la ilusión de que su mamá lo está lamiendo.

  • Si de pronto percibes que el gatito tiene apariencia de enfermo, tiene una excreción extraña, no quiere comer o maúlla fuertemente incluso después de comer, entonces inmediatamente llama a la clínica y realiza una consulta describiendo todos los síntomas. Casi todo se puede resolver y curar en las primeras etapas.
  • Recuerda que los gatitos que crecen sin una madre recuerdan tu olor. Este olor será importante para ellos en el futuro.

En realidad, yo misma dudé de mis acciones, pensaba si llevarlo o no. Pero después comprendí que si tenía una posibilidad de salvarlo, entonces no debía desaprovecharla. Después de todo, al dejarlo bajo los arbustos, lo condenaba a una muerte segura sin intentos ni oportunidades. No tengas miedo de ayudar.

Ahora, en caso necesario, estos consejos puedan ayudarte a garantizar un cuidado digno a un huérfano de cuatro patas. ¿Qué otros consejos agregarías a la lista? ¿Alguna vez has salvado a un animalito huérfano?

Imagen de portada @gabbylaufey / Twitter