Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La dieta del arco iris puede ayudarte a perder kilos y mejorar tu salud

--8-
24k

Todos queremos estar en forma y ser delgados, pero lo más importante es estar saludables. No tienes que seguir dietas complicadas, simplemente sigue la del arco iris. La pérdida de peso es uno de los muchos beneficios de la dieta del arco iris. La investigación también ha demostrado que los antioxidantes y las propiedades alcalinizantes de frutas y verduras pueden reducir el riesgo de cáncer.

Genial.guru ha reunido algunos datos acerca de esta dieta codificada por colores y cómo afecta nuestra salud.

Las frutas y verduras de diferentes colores en realidad contienen diferentes tipos de micronutrientes. Es por eso que es extremadamente importante comer todos los colores regularmente. La dieta del arco iris es un plan de alimentación que es abundante en todos los colores nutricionales.

Las reglas son simples y fáciles de recordar. Come 5 tazas de frutas y verduras en 5 colores (rojo, amarillo & naranja, blanco, verde, azul & morado) todos los días.

Las opciones de comida roja son fresas, sandía, pomelo rosado, frambuesas, remolacha, grosellas rojas, cebollas rojas, rábano, tomate, etc.

Este tipo de alimento es rico en poderosos antioxidantes y vitaminas P. Por ejemplo, el resveratrol (en las uvas rojas), el cual tiene propiedades antiinflamatorias que reducen el riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer. El licopeno (en sandía, pomelo rosado y tomate) ayuda a combatir el cáncer de próstata. La betanina que le da a la remolacha su color púrpura se considera un poderoso agente que previene el cáncer.

Las opciones de comida amarilla y naranja son limones, zanahorias, calabaza, pimientos amarillos, maíz, manzanas amarillas, melocotones, albaricoques, melones, piñas, etc.

Los alimentos anaranjados contienen una gran cantidad de betacaroteno y vitamina C, que son excelentes para proteger tu piel y las membranas mucosas. El betacaroteno también reduce el riesgo de cáncer, enfermedades cardíacas, cataratas, artritis y el daño a los vasos sanguíneos. La luteína es otro componente de los alimentos amarillo y naranja. Aumenta la visión y la salud ocular, respalda la función cerebral y puede prevenir el cáncer.

Las opciones de comida blanca son la coliflor, la cebolla, el rábano Daikon, el ajo, la jícama, etc.

Los alimentos blancos contienen xantina el cual tiene propiedades antioxidantes antiinflamatorias y antitrombóticas. Previene la enfermedad cardíaca y aumenta el sistema inmunológico.

Las cebollas, por ejemplo, son parte de los grandes probióticos. El ajo contiene alicina la cual reduce el azúcar en la sangre y previene los ataques cardiovasculares. La cebolla y el ajo tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. El rábano Daikon es un diurético natural, ayuda a limpiar los riñones y elimina las toxinas de tu cuerpo.

Las opciones de alimentos verdes son las espinacas, los pepinos, el perejil, las limas, el calabacín, los espárragos, las hojas verdes y la lechuga romana, el aguacate, el kiwi, las manzanas verdes, brócoli, los guisantes, etc.

La clorofila contenida en los alimentos verdes ayuda a prevenir el cáncer, a desintoxicar el hígado y a controlar la pérdida de peso. También protege tu piel debido a sus propiedades antivirales.

Los alimentos verdes son ricos en azufre, el cual es un mineral de desintoxicación, además de que eliminan las toxinas de tu cuerpo y previenen el cáncer y la degeneración macular. Los alimentos verdes también contienen potasio, que ayuda a proteger tu corazón. Los tilacoides que se encuentran en las espinacas ayudan a aumentar la pérdida de peso y disminuir el deseo de alimentos no saludables.

Las opciones de alimentos azules y morados son el repollo morado, grosellas negras, berenjenas, arándanos, ciruelas, uvas moradas, etc.

Los alimentos azules y morados reducen el riesgo de cáncer y son excelentes para el tracto urinario. La antocianina en este tipo de alimentos combate el daño a tus células, fomenta la salud del corazón, reduce el colesterol, combate la obesidad, y aumenta la función cognitiva.

Si estás en el supermercado y tienes problemas para decidir qué alimentos comprar, recuerda esta regla: compra por color. Al llenar tu carrito de compras, asegúrate de tener los 5 colores: rojo, amarillo o naranja, blanco, verde y azul o morado.

La dieta del arco iris no solo mejora la salud y te protege de diferentes enfermedades, sino que también te ayuda a perder peso. Una de las principales ventajas de esta dieta es que no tiene que seguir complicados planes de comidas. Simplemente reemplaza la mayoría de los alimentos no saludables como la pasta, la pizza, el pastel y la comida rápida por cosas saludables como son: frutas y verduras. La mejora se dejará ver muy pronto.

¿Comes suficientes frutas y verduras rojas, amarillas, anaranjadas, blancas, verdes, azules, y moradas? ¿Cuál es tu opinión sobre la dieta del arco iris? ¡Haznos saber tus pensamientos en los comentarios a continuación!

Imagen de portada Depositphotos.com
--8-
24k
Compartir este artículo