Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La fundadora de una marca de cosméticos explicó por qué a veces aparentamos más edad (Y no hablamos de las arrugas)

8-15
899

¿Sabías que la mayoría de las personas añade un par de años a aquellos que consideran mayores que ellas mismas? Bueno, y simultáneamente, ¿reducen la edad de aquellos a los que consideran más jóvenes? ¿Cuántas veces has notado que saliste mayor de lo que eres en una foto, o has oído a tus compañeros de trabajo decirte que hoy te veías más joven? Y todo porque el cerebro humano es fácil de engañar.

La dermatóloga y cosmetóloga, fundadora de su propia marca de cosméticos, Tiina Orasmae, ha identificado una lista de señales por los que se determina la edad en una fotografía y en la vida. Debemos subrayar desde el principio lo siguiente: las arrugas aquí ocupan el último puesto.

En Genial.guru, creemos que es agradable recibir cumplidos sin importar la fecha de nacimiento o el sexo. Pero, a veces, una combinación de casualidades engaña a los demás, haciendo que nos vean no tan frescos, activos y encantadores como realmente somos. Por eso, debemos saber de qué manera reparar esto.

12. Uniformidad del color de la tez

Las manchas de pigmentación se deben a una distribución desigual de melanina en las células de la piel debido a la cual algunas de sus partes pueden aparentar ser más oscuras que otras. Un color de cutis uniforme garantiza un aspecto fresco.

11. Relieve del rostro

Hablamos de los pómulos, labios y el mentón. En la juventud, estas partes del rostro siempre destacan: los pómulos son más altos, los labios están más llenos y el mentón está más claramente definido. Basta con aprovechar las características de estos rasgos, enfatizándolos. Cuando el rostro tiene relieve, aparenta ser más joven.

10. Tamaño de los ojos

“Cuanto más grandes son los ojos, más joven es la apariencia”, se trata de una regla válida para todos los europeos. Con la edad, la longitud del párpado superior aumenta, este se hincha, se hunde y cierra el borde superior del globo ocular.

9. Definición del contorno del rostro

El contorno correcto del rostro, o simplemente bien definido, se asocia con la juventud. Todo esto responde al tono de la piel. Cuanto más jóvenes somos, más fácil es para nuestro cuerpo mantener la elasticidad de los tejidos. Con la edad, la piel se vuelve más fina y se estira. Y por lo tanto, las personas que nos rodean perciben sin darse cuenta el contorno irregular o poco definido de la cara, incluso en las personas jóvenes, entendiéndolo como un factor de mayor edad.

8. Tamaño de las orejas y la nariz

De una forma u otra, cuanto más pequeñas son las orejas y la nariz, más joven se percibe el rostro. Esto sucede porque las orejas y la nariz son de las pocas partes del cuerpo que crecen a lo largo de la vida de una persona. Y su tamaño aumentado se relaciona, si querer, con mayor edad.

7. Arrugas y pliegues

Parece que todo es obvio: cuantas menos arrugas, más joven parece una persona. Pero para no añadirse más años en una foto, basta con hacer uniforme el color de la tez, acentuando el relieve, enfatizando los ojos, sin atraer la atención visual hacia la nariz y las orejas. Pero las arrugas en esta lista ocupan el último puesto, ya que no añaden años, siendo solamente una característica individual de la persona.

6. Velocidad y suavidad de los movimientos

Resultó que, si comparamos la reproducción normal y acelerada de un video de la misma persona, en la segunda nos parecerá más joven. Cuanto más rápido se mueve una persona, más joven la consideramos. Por defecto, con el resto de condiciones iguales. Pero existe un detalle importante: no solo la velocidad es clave, también lo es la suavidad de los movimientos. Cuanto más suavemente te mueves, cuanto menos bruscos son esos movimientos, más joven se te verá.

5. Ropa y estilo

No importa si es un chal y una densa falda oscura larga, o si es un estilo auténtico de la época de discoteca: el corte fuera de moda de la ropa en sí mismo está asociado con algo anticuado. Esto artificialmente aporta más edad a su propietario. Existe una solución: combinar prendas de estilo retro con las modernas.

4. Peinado

El dinamismo natural es la clave para una apariencia llena de frescura. Esto se aplica, no solo a las prendas, sino también a los detalles menos vistosos. Por ejemplo, un corte de pelo que ha perdido su forma, o un peinado que copia a los que estuvieron de moda hace ya años, solo aportarán más edad.

Muy a menudo, la combinación de estos detalles a los que podemos no prestar atención, genera la impresión en los demás sobre la edad. Y no siempre la correcta.

3. Expresiones faciales

La paradoja consiste en que la frente fija se percibe por nuestro subconsciente como un síntoma de la vejez. Quizás esto se deba a que ya nos hemos acostumbrado a la toxina botulínica y la ausencia de expresiones faciales en los famosos, o tal vez, a que la generación anterior sea menos emocional. Pero el hecho sigue siendo el mismo: el cerebro atribuye la falta de expresiones faciales a los cambios relacionados con la edad.

2. Postura

Al entrar en la habitación, mira a la lámpara del techo y no el parqué. Esta es una regla simple, que es mejor seguir si tienes ganas de causar la impresión de ser una persona llena de energía y vitalidad. Una figura encorvada con los hombros bajos aparenta más edad, porque a una edad avanzada ya no hay tanta fuerza muscular para mantener una buena postura.

1. Confianza en uno mismo

Sorprendentemente, una mujer de 30 años segura de sí misma puede ser percibida por otras personas como mayor a su edad real. Y todo, por supuesto, debido a una expresión pensativa en su rostro.

Si combinamos todo lo mencionado anteriormente, obtenemos un consejo simple: no tengas miedo a las arrugas. Es mejor temer a la rigidez, al estilo anticuado, la lentitud y la indiferencia. Es más probable que estos aporten unos años adicionales.

¿Qué consejos te parecieron los más actuales? ¿Y cuál, en tu opinión, es el secreto de la eterna juventud?

8-15
899