Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Ilustraciones que reflejan cómo cambia la relación con nuestra madre con el paso del tiempo

Dicen que “madre hay una sola”, pero ¿qué tal si con el paso del tiempo cada vez te pareces más a ella? Con el correr de los años, la relación de una madre con sus hijos puede volverse muy diferente, ya que esta va madurando a medida que lo hacen los niños, y, en muchas ocasiones, los roles suelen invertirse. Por ejemplo, algo que tu madre siempre te aconsejaba, luego tú se lo aconsejas a ella cuando se vuelve mayor.

Genial.guru quiere presentarte 10 ilustraciones del antes y el después de una relación de una madre con sus hijos a medida que pasa el tiempo. Al final encontrarás un bono que te recordará que hay cosas que, aunque pasen los años, nunca cambian.

1. Antes, las madres cuidaban que sus hijos estuvieran abrigados, y ahora son ellos quienes cuidan que sus mamás no se resfríen

2. Antes, ellas les enseñaron a sus hijos a usar el lápiz. Ahora, ellos les enseñan a las madres a usar el teléfono móvil

3. En la adolescencia, la relación con una madre solía ser tormentosa, pero ahora se han convertido en amigas

4. Antes, las madres siempre cocinaban los domingos, pero ahora, sus hijos generalmente cocinan para ellas

5. Antes, las madres llevaban a sus hijos al médico, y ahora estos las llevan a ellas

6. Antes, las madres llevaban a sus hijos a comprar ropa, pero ahora son ellos quienes les enseñan a adquirirla por Internet

7. Antes, las madres encontraban las llaves o las cosas extraviadas de sus hijos. Ahora, ellos encuentran los objetos que ellas han perdido

8. Antes, las madres pedían que sus niños las llamaran cuando llegaran a algún lugar, pero ahora son sus hijos quienes les piden que avisen cuando lleguen a casa

9. Antes, las madres peinaban el cabello de sus niñas. Ahora, sus hijas las peinan a ellas

10. Antes, las madres les pedían a sus niños que consumieran alimentos saludables. Ahora, sus hijos se lo piden a ellas

Bono: antes, ellas siempre podían percibir lo que sus hijos estaban pensando. Y ahora... ¡también!

¿Puedes contarnos en qué cosas te pareces a tu madre? ¿Qué haces por ella ahora que antes ella hacía por ti? Te esperamos en la sección de comentarios.