Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Rituales sencillos para enriquecer el vínculo con los hijos pequeños

Los primeros años de los pequeños son esenciales en el sentido físico y emocional. Los padres tienen muchas tareas de las cuales hacerse cargo, y, en ocasiones, es difícil encontrar tiempo para pasar con los hijos. Sin embargo, un nuevo estudio de la Universidad de Iowa demostró que tener una relación íntima y segura con los niños cuando son pequeños puede reducir las posibilidades de que surjan problemas en los siguientes años de crecimiento. Es por eso que es importante crear una paternidad positiva, la cual puede construirse rápidamente con pequeños actos.

Genial.guru quiere contarte cómo puedes fortalecer el vínculo con tus hijos pequeños con el fin de beneficiarlos y brindarles una infancia plena y feliz.

1. Únete a su juego

No esperes una formal invitación al juego que tus niños están llevando a cabo, solo únete a su diversión. Aunque sea por 15 minutos, mantente presente y activo. Esta actividad te beneficiará tanto a ti como a tus hijos. Podrás conocerlos mejor, ver cómo van desarrollándose sus aptitudes sociales y su manera de manejar las adversidades que presenta el momento. Verás cuán agradecido estará él o ella al reconocerte miembro de su mundo.

2. Comienza la mañana recordándoles tu amor hacia ellos

Es ideal comenzar la mañana de una manera positiva y llena de cariño. La siguiente actividad no te costará nada: al ver a tus hijos en el desayuno, abrázalos con ternura, pero sin molestarlos, y repíteles cuánto los quieres. En sus primeros años, los niños necesitan saber y tener completa seguridad del amor de sus padres. Gracias al sentimiento profundo de ser queridos, ellos tienen una base emocional firme y esencial para desarrollarse.

3. Invítalos a que compartan contigo los altibajos de su día

Antes de irse a dormir, reúnete con ellos y pregúntales sobre su día. Hazles mencionar 3 cosas buenas y 3 malas que les sucedieron. De esta forma podrás conocer mejor si hay algo que los ha molestado y, a la larga, saber cuáles son las cosas que a ellos les gustan o disgustan. Por ejemplo, si están en el prescolar, con esta actividad sabrás quienes son sus amigos, maestras preferidas y actividades favoritas.

4. Hazlos reír

Expertos aseguran que, al igual que el juego, el humor es esencial en los primeros años del pequeño. Es otra manera de relacionarse positivamente con las figuras paternas y reconocer un ambiente que los acepta en las formas más alocadas. Un niño feliz es un pequeño que recopila momentos alegres y que crece junto a una memoria radiante, llena de experiencias dichosas con sus padres.

5. Sorpréndelos con interacciones positivas

Cuando se trata de la relación que se crea con los hijos, esta debe ser fundamentalmente positiva. El positivismo puede trasmitirse a través de acciones o atenciones, con una sonrisa, una caricia, haciendo contacto visual y utilizando un lenguaje alentador. Al crecer, los niños necesitan sentirse valorados, y es sumamente importante que tengan una imagen de ellos saludable y segura.

6. Haz una sesión de baile

La música une a la gente, al igual que el baile. Esta es una actividad que divierte a la gran mayoría de personas, pues no hay reglas ni formalidades que seguir. Se trata de pasar un buen momento moviendo el cuerpo. Este es uno de los rituales menos forzosos y más poderosos para llevar a cabo con los pequeños. Bailar con tus hijos es como jugar con ellos, tiene que ver con unirse a su mundo infantil y mostrarse presente, divertido y amable.

7. Sal con ellos, al menos, una vez al día

Con el creciente uso de la tecnología, los adultos salimos menos al aire libre, y nuestros niños pueden percibirlo. Ellos también prefieren quedarse adentro, pero encontrarse con la naturaleza es ir hacia un mundo rico y lleno de nuevos estímulos. Es un espacio para la búsqueda y el aprendizaje, por lo que, como padres, es vital estar ahí junto a ellos, apoyándolos en cada nuevo descubrimiento.

8. Promueve la conversación en la mesa

La conversación en la mesa es una manera ideal de estimular el uso del lenguaje en los niños y, además, de fortalecer el vínculo con la comunicación. Hablar sobre temas nuevos, preguntar por opiniones y contar algo divertido son algunas maneras de mostrar interés por lo que ellos tienen para relatar. Los niños perciben con rapidez cuándo son escuchados y cuándo no, por lo que aprecian tener un espacio para expresarse. Esta también es una forma de demostrar amor.

9. Lee para ellos

Leer implica abandonar el mundo real e incorporarse en uno de fantasía, una actividad que es excelente para ejercitar la imaginación y el aprendizaje de nuevas cosas en los primeros años de edad. Aunque el niño no pueda leer ni escribir, puede percibir el sonido de las palabras. Su mente absorbe esa melodía, facilitando el desarrollo del lenguaje futuro y, a la vez, relacionándolo con lo materno o paterno.

10. Encárgales tareas del hogar

No tienes que encargarle una tarea muy forzosa, ya que esta simplemente es una forma de incluirlo en las responsabilidades familiares. Funciona de manera muy efectiva para crear un lazo más fuerte con los niños. Por ejemplo, con el simple acto de lavar los platos mientras tú los secas, él o ella comenzará a comprender lo que significa el trabajo en equipo.

¿Realizas alguna de estas actividades con tus hijos? ¿Cuál crees que es la más efectiva a la hora de fortalecer la relación con ellos? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada Josh Willink / pexels
Compartir este artículo