Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Platos considerados de pobres, que hoy se sirven en restaurantes de lujo y, a veces, por mucho dinero

El origen de algunas recetas que aparecieron en diferentes países del mundo gracias al ingenio de la gente común puede ser muy diferente al que estamos acostumbrados a imaginar. Los pobres tenían que cocinar su comida de las sobras de los señores, pero a veces lograban elaborar platos bastante decentes, cuyas recetas han sobrevivido hasta nuestros días.

Nada humano es ajeno a las personas ricas, y Genial.guru confirmó esta hipótesis utilizando el método gastronómico. Te presentamos una lista de platos que una gran cantidad de restaurantes del mundo intentan incluir en su menú, a pesar de que antes nadie quería ni mirar esa comida.

Pizza

Aceite de oliva, tomates, hierbas y tortilla gruesa: esta es la sencilla receta de la pizza italiana antigua. La pizza era el plato principal de los italianos pobres y, por supuesto, no se hablaba de ninguna clase de sofisticación.

El cambio del estatus social de la pizza se le debe a Margarita de Saboya, la segunda reina de Italia. Una vez, la dama real decidió probar algo simple, y el cocinero le preparó una pizza cuyo color se parecía a la bandera italiana. La reina apreció el plato de los pobres, y la pizza Margarita, que lleva su nombre, se convirtió en el sello distintivo de Italia.

En algunos restaurantes del mundo, no todos pueden permitirse pagar una pizza. Los fanáticos del libro Comer, rezar, amar, de Elizabeth Gilbert, pueden probar el plato favorito del personaje principal en el restaurante L’antica Pizzeria Da Michele en Nápoles. Esta es una sucursal del famoso restaurante inglés, que es conocido por su menú costoso y sofisticado. El restaurante Proper Pizza NZ en Nueva Zelanda prepara pizza con ingredientes inusuales, como las trufas negras. Una lujosa pizza se puede probar en el corazón de Brasil, entre las delicias del restaurante A Pizza da Mooca: delicioso, hermoso y caro.

Pez globo

Quien no se arriesga, no come pez globo. Este pez del tamaño de una palma es una verdadera leyenda de la cocina japonesa. Los gourmets lo aman por la oportunidad de hacerse cosquillas en los nervios, porque todo el cuerpo del pez globo está saturado de tetrodotoxina, en comparación con la cual el cianuro de potasio es un medicamento inofensivo para el resfriado.

Los antiguos japoneses conocían un secreto especial de la preparación del pez globo: comían el peligroso pescado mucho antes de que apareciera en los restaurantes. El pez asesino estaba disponible para cualquiera, con la excepción del emperador: tenía prohibido correr riesgos.

Rape

El rape no es un pez exactamente atractivo. Pero, como dicen, las apariencias engañan, porque tiene un sabor incomparable y se ha convertido desde hace mucho tiempo en un favorito entre los gourmets y los mejores chefs del mundo.

Sin embargo, este pez ha recorrido un largo camino antes de convertirse en un habitual en los restaurantes más modernos del planeta. Hubo una época en la que el rape era llamado despectivamente “la langosta de los pobres”, y después incluso quisieron prohibirlo en Francia. Pero cambiaron de opinión y ahora lo sirven como un plato gourmet caro.

Quinoa

Nutricionistas y blogueros de Instagram han abierto el mundo de la quinoa de una nueva manera. Los partidarios de un estilo de vida saludable promocionan activamente el beneficioso producto en sus páginas de las redes sociales. Y ahora, gracias a la publicidad, la quinoa cuesta desde 8 USD por paquete.

Hoy en día, este pseudo-grano es un invitado frecuente en las mesas, pero hace unos 15 años nadie quería ni mirarlo: este cereal se consideraba alimento exclusivamente de los pobres.

Sushi

El sushi recibió el título de un plato gourmet y un lugar en el menú de los mejores restaurantes del mundo no hace mucho tiempo. Era consumido por los pescadores japoneses pobres, sin selfies para Instagram, por supuesto.

Los precios del sushi se dispararon a mediados del siglo XX. Dicen que esto se debe al establecimiento de estrechos lazos entre Japón y otros países y a la afluencia de turistas.

Sopa de cebolla francesa

Durante muchos siglos, la preparación a base de cebolla era considerada alimento para los pobres, hasta que Luis XV decidió cocinar una sopa de cebolla con caldo de champán.

Pero según la versión de Alejandro Dumas, la sopa de cebolla le gustó al rey de Polonia, Estanislao, durante su viaje a Versalles. El monarca incluso le pidió la receta al cocinero, después de lo cual se la pasó a su “colega”, el rey francés.

Por supuesto que el costo de la sopa de cebolla depende de los ingredientes, pero qué bien se siente comer un plato que les gusta incluso a los reyes.

Tiramisú

La combinación de huevos, queso mascarpone, galletas savoiardi y café tiene un efecto estimulante para los amantes del tiramisú de todo el mundo. Muchas regiones de Italia compiten por el derecho de nombrar propia la receta del famoso postre. Pero, muy probablemente, la receta original nació en Treviso en 1970. La yema batida con azúcar servía como bebida energizante para los trabajadores de la ciudad veneciana.

Famosos especialistas culinarios italianos ennoblecieron el tiramisú con el queso cremoso, galletas finas y el café más delicado. Aunque la receta original no contiene claras de huevo y licor, algunos chefs están experimentando con los ingredientes para obtener un sabor más sofisticado.

En 2006, el tiramisú se agregó a la lista de los postres de los países de la Unión Europea.

Bigos

El predecesor del plato tradicional polaco, como lo conocemos ahora, fue el bigos “del ladrón”, y su ingrediente principal era el repollo. Los polacos pobres se contentaban con esta variante del plato, y la nobleza le añadía a su bigos carne y carne ahumada.

Tras haber recorrido un largo camino de una comida para los pobres hasta la estrella del Olimpo culinario en muchos países, el plato de “todo en una sola olla” se ha convertido en un tema de admiración de los poetas y de muchas personalidades famosas. Adam Mickiewicz dedicó una línea a bigos en un poema.

Queso Livarot

En el siglo XIX, este queso delicado se llamaba “la carne de los pobres”: era uno de los productos más populares de los normandos. Pero hoy el livarot se produce en cantidades limitadas, y es casi imposible encontrarlo en los estantes de los supermercados. Los restaurantes sirven el manjar solo acompañado de vinos franceses de alta calidad.

De acuerdo con una ley de la Unión Europea y el sistema francés de la verificación del origen del producto, este queso no se puede hacer fuera de Livarot.

Salmón

Debe ser bastante extraño escuchar la frase “los escoceses pobres eran obligados a comer salmón y trucha”, pero es la verdad. Hace mucho tiempo, había gran abundancia del pescado rojo en las aguas de Escocia.

Hoy en día, el salmón se considera un manjar, es caro y su valor gastronómico no es inferior a los mariscos como los mejillones o las ostras.

Pasta

Durante el Renacimiento, la pasta con verduras, queso y ajo salvaba del hambre a los italianos pobres e indigentes. La pasta se comía con las manos, porque los cubiertos no eran accesibles para los plebeyos.

El plato ganó una posición dominante en el menú italiano en el siglo XVI: ningún banquete podría prescindir de él. Y cuando aparecieron las fábricas de pastas, se convirtió del todo en un tesoro nacional.

La pasta es un invitado frecuente en el menú de los restaurantes más caros del mundo. Por ejemplo, en la ciudad estadounidense de Providence hay un lugar maravilloso llamado Al Forno donde la pasta, horneada con crema, salsa de tomate y 5 quesos, te hará gastar una considerable suma de dinero, pero dicen que vale la pena. El restaurante inglés Padella es famoso por su pasta hecha a mano y, por supuesto, por sus altos precios.

Mientras escribíamos este artículo, nuestro apetito despegó en serio: dan ganas de todo y cuanto más, mejor. Pero, tal vez, no nos animaríamos a probar el pez globo. ¿Qué cosas de la lista presentada ya probaste tú? ¿Quizás tengas una receta familiar sencilla, que pronto podría ocupar un lugar de honor en el Olimpo culinario? ¿La compartirías con nosotros?