Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo detectar si un niño es sonámbulo y qué hacer para ayudarlo

El sonambulismo es un trastorno del sueño que sucede cuando la persona está durmiendo profundamente. Se puede dar tanto en adultos como en niños y suele causar alarma, pues no solo involucra al afectado, sino también a la familia que convive con él. A veces se trata de episodios aislados, y cuando ocurren en la infancia, los padres pueden sentirse confundidos al respecto, ya que les resulta un tanto difícil determinar si su hijo es o no sonámbulo.

Genial.guru investigó sobre este tema y quiere compartir con sus lectores la información que encontró, para ayudarlos a saber si sus pequeños padecen este trastorno y cómo pueden ayudarlos.

El sonambulismo es más frecuente en los niños

Este tipo de trastorno del sueño (también llamado parasomnia) es más frecuente en los niños que en los adultos. Según una investigación, un 22,5 % de los niños estudiados presentaron sonambulismo entre los 2 y los 13 años de edad. Ese porcentaje aumentó cuando uno o ambos padres tenían antecedentes de haber padecido el mismo trastorno.

Mayormente, los episodios se dan durante las primeras tres horas de sueño, que suelen ser las etapas más profundas. Cada episodio puede durar entre 30 segundos y 30 minutos; pasado ese tiempo, el afectado continúa durmiendo de forma normal.

Cómo saber si un niño es sonámbulo

Cada niño con sonambulismo puede actuar de manera diferente. Pero, en general, los síntomas de este trastorno son similares e involucran acciones simples o complejas mientras se sigue durmiendo, como:

  • Tener los ojos abiertos y vidriosos, pero con una expresión en blanco en el rostro.

  • Caminar y hasta correr dormido por la habitación o la casa.

  • Levantarse de la cama, sentarse en ella y volver a acostarse.

  • Hablar como si estuviera despierto y decir palabras sin sentido.

  • Arreglar la ropa de cama, vestirse y desvestirse, mover muebles.

  • Al despertar, no recordar nada de lo sucedido durante el sueño.

Qué se puede hacer para ayudar a un niño sonámbulo

Antes y mientras ocurre un episodio de sonambulismo, hay ciertas medidas que los padres pueden tomar, más que nada para evitar que el niño se lastime. Por ejemplo:

  • Durante el episodio, no despertar al niño ni sujetarlo, pues hacerlo puede alterarlo.

  • Llevarlo con calma de vuelta a la cama y acostarlo.

  • Cerrar bien puertas y ventanas antes de acostarse para evitar que el niño salga al exterior.

  • Despejar la habitación de objetos con los que el niño pueda tropezar y caer.

Es posible tratar el sonambulismo infantil

A medida que el niño crece, es posible que los episodios de sonambulismo desaparezcan. Sin embargo, es conveniente procurar que tenga una buena calidad de sueño hasta que eso suceda. Por eso, siempre se recomienda consultar con el médico de cabecera, que indicará qué pautas se deben seguir.

Con frecuencia, estas pautas están orientadas a mantener una higiene del sueño adecuada. Es decir, tener un horario regular para acostarse y levantarse, así como una cama cómoda y limpia. El profesional de la salud también buscará solucionar los problemas asociados con el sonambulismo, si los hubiera (como la apnea del sueño). Y en casos extremos, puede indicar medicamentos psicofármacos.

¿Tú o alguno de tus hijos o conocidos padece o padeció sonambulismo? ¿Tienes alguna historia graciosa sobre sonámbulos para contarnos?

Compartir este artículo