Genial
Genial

El secreto detrás de la relación poco convencional pero sólida de Amanda Seyfried y su esposo

Cuando pensamos en una pareja de Hollywood en la vida real, nos imaginamos un mundo de brillo y glamour. Pero Amanda Seyfried, de 36 años, y su esposo, Thomas Sadoski, de 45, son la viva imagen de dos tortolitos enamorados. Esta inspiradora pareja ha tomado la decisión de ser totalmente abiertos el uno con el otro y hacer todo a su manera y siguiendo su propio ritmo. El resultado es un romance floreciente que no podemos dejar de admirar.

En Genial.guru creemos que cada historia de amor es única y que cada pareja debe labrar su propio camino sin dejarse influenciar por los demás. Amanda y Thomas parecen haber sido capaces de encontrar el secreto de su propia felicidad desde el principio.

Una historia de amor escrita en las estrellas

Amanda y Thomas se conocieron por primera vez en mayo de 2015, mientras trabajaban en una obra de teatro fuera de Broadway. En ese momento, ninguno de los dos estaba soltero, a pesar de que “ambos estaban en malas relaciones”, según admitió la actriz. Thomas siempre estuvo allí para ella, ayudándola a superar sus ataques de pánico, pero “nunca coqueteó, nunca le faltó el respeto a su esposa”, lo que hizo que Amanda lo admirara todavía más. El respeto mutuo y un vínculo de amistad nació entre estos dos compañeros de trabajo, aunque su relación se mantuvo estrictamente platónica.

Pero parece que el destino tenía otros planes para estos dos actores. Más tarde, aquel mismo año, la relación de dos años de Amanda y su novio llegó a su fin. Un mes después, Thomas se separó de la mujer que había sido su esposa durante ocho años. Poco después, surgió un nuevo proyecto cinematográfico que reunió a ambos actores, pero esta vez “las cosas comenzaron a calentarse” y, en marzo de 2016, se confirmó que la pareja estaba realmente saliendo.

Dejando que las cosas fluyan de manera natural

Desde el principio de su historia, parece que esta pareja se negó a seguir las tradiciones de las relaciones en general, o cualquiera de las reglas exageradas de Hollywood. Mantuvieron su relación bajo el radar y fuera del foco mediático. De hecho, la pareja se comprometió en menos de un año de estar juntos y, a finales de 2016, ya se veía la pancita embarazada de Amanda. En cuanto al anillo de compromiso, un aro de oro, sencillo y minimalista, estaba muy lejos de los imponentes anillos que a muchas celebridades les encanta lucir.

La boda, en marzo de 2017, no fue diferente del estilo discreto e informal de la pareja. Los dos se escaparon y optaron por una ceremonia secreta. “Solo nosotros dos”, según reveló la actriz de Chicas pesadas. Más tarde, la pareja decidió comer un brunch íntimo en un café del barrio. Parece que su día especial se planificó de manera espontánea y esto es lo que lo hizo aún más hermoso. Como contó Amanda: “Y después, pregunté: ’¿Podemos ir a Cheebo?’ Fue increíble”.

Superando juntos los retos de la vida

Su historia puede parecer perfecta, pero al igual que cualquier pareja, estos dos también tienen que superar los obstáculos de la vida para fortalecer su vínculo. Uno de estos desafíos apareció cuando el actor Dominic Cooper fue elegido junto con Amanda para la película Mamma Mia! Vamos otra vez. Los dos habían sido pareja antes y, naturalmente, Thomas tenía algunos sentimientos reservados sobre el reencuentro de su esposa con su ex en la pantalla.

Pero en lugar de permitir que esta situación creara un problema mayor en su relación, fueron capaces de hablarlo e incluso utilizarlo para fortalecer su matrimonio. Amanda reveló más tarde que la reacción de su esposo le había parecido dulce y explicó: “Prefiero que esté celoso a que le parezca completamente bien. Su actitud ha sido genial. Me apoya mucho y le encanta esta película”.

La familia es lo primero... siempre

Basta con echar un vistazo a sus páginas de redes sociales para cerciorarse, una vez más, de que esta pareja tiene un enfoque sencillo y relajado de la vida y una relación sincera. Aunque no dudamos de que ambos actores tienen una apretada agenda de trabajo, ponen a su hija Nina, de 4 años, y a su hijo Thomas, de uno, por encima de cualquier otra cosa en su vida. El afectuoso padre reveló que estaba más emocionado por convertirse en padre “que por cualquier cosa en mi vida”.

Esta adorable familia ha estado pasando la mayor parte de su tiempo en una granja. Cuando le preguntaron acerca de su rutina diaria en una entrevista, Seyfried reveló que había pasado todo su tiempo con su esposo, hijos y animales. Parece que a la estrella le encanta compartir momentos agradables y pasar tiempo de calidad con su pareja. Después de todo este tiempo juntos, la actriz afirmó: “Definitivamente, creo que mi matrimonio es cada vez más fuerte”.

¿Crees que cada pareja debería tener su propio conjunto de reglas a seguir? ¿Cuál es tu secreto para construir una relación sólida y fuerte?

Genial/Crianza/El secreto detrás de la relación poco convencional pero sólida de Amanda Seyfried y su esposo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos