Genial
Genial

10 Cosas en las que no conviene ahorrar, aunque la tentación sea grande

La frugalidad es una cualidad encomiable. Sin embargo, a veces, en el afán de lucro, olvidamos que ahorrar dinero solo es útil si es sensato. Esto significa que antes de elegir entre las opciones caras y las baratas, hay que pensar varios pasos por delante, para que el ahorro no resulte ilusorio y reduzca el nivel de confort.

En Genial.guru decidimos averiguar en qué cosas sigue mereciendo la pena gastar más, y descubrimos que este enfoque es incluso más eficaz que contar meticulosamente cada centavo.

1. Bombillas

A primera vista, las bombillas incandescentes tradicionales son mucho más baratas que las led. Sin embargo, consumen más energía, lo que repercute en la factura de la luz, y lo que es peor, se queman rápidamente y hay que sustituirlas con bastante frecuencia. Las bombillas led, en cambio, duran mucho más, lo que justifica su mayor coste y, sobre todo, nos libera de las molestias durante mucho tiempo.

2. Bolsas de basura

Las bolsas de basura baratas suelen romperse incluso al intentar arrancarlas del rollo, por no hablar de que son completamente incapaces de contener una cantidad de desechos más o menos importante. Por ello, algunas se desechan inmediatamente y el resto se utiliza de a dos para que no se rompan, lo que hace que todo el ahorro sea nulo. Por supuesto, esto no significa que haya que comprar bolsas para materiales de construcción para el uso doméstico normal, pero sigue teniendo sentido preferir opciones más resistentes y duraderas.

3. Sartenes

La vida útil de las ollas y sartenes baratas es extremadamente corta porque están hechas de materiales de calidad inferior. También tienen un revestimiento antiadherente cuestionable, que es bastante propenso a los arañazos, al óxido y a la descamación posterior. Todo esto conduce al hecho de que tienes que utilizar los utensilios de cocina en estas condiciones, o volver a gastar bastante pronto después de la compra para su reemplazo. En cambio, las baterías de cocina más caras se caracterizan por su calidad, durabilidad y facilidad de mantenimiento.

4. Bolsos

Los bolsos baratos fabricados con materiales de baja calidad pierden pronto su atractivo cuando se usan de forma frecuente, principalmente debido al deshilachado en varios lugares. Por ello, pronto hay que sustituirlos, lo que supone un costo adicional. Para salir de este círculo vicioso, parece lógico ahorrar para comprar un bolso de muy buena calidad y elegir un modelo neutro que combine con todo y dure más de una temporada.

5. Jabón

La piel es el órgano más grande del ser humano, por lo que sería una tontería subestimar su cuidado. En este sentido, el uso de jabón barato es una idea muy dudosa. Es inevitable que cause daños en la piel, por ejemplo, resecándola o provocando irritaciones, lo que solo puede generar costos mucho más elevados en cuanto a productos de cuidado y tratamientos terapéuticos. Por otro lado, los artículos más caros que contienen ingredientes hidratantes y nutritivos ayudan a mantener la barrera del aceite natural y a conservar la piel sedosa.

6. Mantas pesadas

¿Recuerdas cómo en la infancia nos tapaban con una manta pesada a la hora de la siesta o por la noche y todo nuestro cuerpo se relajaba en segundos? Sin duda, un efecto que, combinado con la calma del sistema nervioso, la reducción de la ansiedad y la mejora del estado de ánimo, merece la pena. Se cree que las mantas pesadas en general son potencialmente beneficiosas para todos en el estresante mundo actual. De hecho, pagar de más por ellas es una inversión en tu propia salud, que a su vez, no tiene precio.

7. Cabezal de ducha

Otra inversión necesaria para el bienestar mental es un cabezal de ducha de calidad, ya que estar bajo un chorro de agua amplio y denso puede ofrecer una verdadera felicidad. Dado que la mayoría de las personas se duchan todos los días, es una inversión relativamente barata para mejorar la experiencia y relajarse después de un duro día de trabajo.

8. Auriculares

Los modelos de auriculares baratos pueden provocar pérdidas de audición debido a una distribución desigual del sonido. Además, la mala calidad del armado y la escasa eliminación del ruido pueden hacer que la música se tenga que reproducir más fuerte de lo que requerirían los equivalentes más caros y de mayor calidad. Por no hablar del hecho de que los auriculares baratos tienen que ser sustituidos con mucha más frecuencia debido a todo tipo de fallos.

9. Papel higiénico

El papel higiénico barato también da la impresión de ahorrar dinero. El hecho es que suele contener menos fibras, absorbe menos humedad y solo tiene una capa. Estos factores se combinan para hacer que su uso sea más derrochador y, por tanto, que se compre más y más a menudo que las variantes más caras.

10. Enchufes

Muchos electrodomésticos tienen fama de consumir grandes cantidades de energía incluso cuando están apagados. Los enchufes wifi inteligentes resuelven este problema y otros más. Pueden utilizarse para controlar los dispositivos a través del teléfono, supervisar su consumo de energía, comprobar si te has acordado de apagar algo antes de salir e incluso crear escenarios en los que ciertos aparatos se encienden y apagan a horas determinadas.

¿En qué otras cosas aconsejarías no ahorrar dinero? ¿Cuáles son tus argumentos?

Genial/Gente/10 Cosas en las que no conviene ahorrar, aunque la tentación sea grande
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos