10+ Trucos japoneses que ayudan mantener la frescura incluso después de un largo día de trabajo

Todas las noches, los vagones del metro se llenan de japoneses que tienen prisa por regresar a sus casas. Pero en un tren lleno no sentirás el olor a sudor, sino a suavizante de tela. Los residentes de la Tierra del Sol Naciente son sensibles a los aromas. Para ellos, es inaceptable oler mal, dado que de eso depende su vida privada. Más del 90 % de las japonesas que participaron en una encuesta admitieron que, a la hora de elegir pareja, no prestan atención en absoluto a la apariencia del hombre, sino al olor de su cuerpo.

Genial.guru decidió investigar cómo los habitantes de Japón logran oler bien incluso después de un día laboral de 8 horas.

1. Relación con los genes

  • Mi prometido japonés trabaja en una fábrica en donde no hay aire acondicionado. En verano, vuelve a casa después de un turno de 11 horas y no huele a nada. Al mismo tiempo, él no usa desodorantes y yo tengo que usar productos para hombres y aun así puedo oler mal. © slaium / Reddit

Muchos creen que los japoneses no huelen mal debido a su genética. Y, en realidad, es verdad. La mayoría de los residentes del país asiático y otros países del este de Asia son portadores del genotipo rs17822931 en el gen ABCC11, el cual se relaciona con una menor producción de sustancias volátiles, lo que resulta en un menor olor corporal. Sin embargo, no todos los japoneses tienen tanta suerte y los olores del cuerpo humano no se limitan a los aromas de las axilas. En este caso, los ingeniosos descendientes de los samuráis tienen una amplia gama de productos que los ayudan a oler a rosas. En un sentido literal y figurado.

2. El cabello

Si nosotros nos rociamos un par de veces con nuestro perfume, entonces las mujeres japonesas no pueden prescindir de un espray para el cabello. Cada vez que las chicas pasan, se puede percibir el sutil y agradable olor de sus espráis. Estos productos también contienen vitaminas y otros ingredientes que protegen el cabello del enredado, la electricidad estática y le dan un aspecto humidificado y brillante.

Pero un espray no resolverá todos los problemas. Por ello, las mujeres japonesas también eligen los champús meticulosamente, dándoles preferencia a los que tienen un aroma duradero y delicado.

3. Perfume comestible

Los japoneses no rocían el perfume por todo el cuerpo y la ropa, sino que lo consumen en forma de suplementos aditivos. El agradable aroma de los aceites aromáticos se libera a través de los poros, dando al cuerpo un aroma discreto.

4. Luchar contra el mal aliento

Los habitantes de Japón prestan una especial atención a la higiene bucal. No solo se cepillan los dientes por la mañana y por la noche, sino también después de cada comida. Por lo tanto, un cepillo de dientes es un objeto obligatorio en el bolso de todos los japoneses. Es normal ver cómo en las escuelas primarias, los niños cepillan sus dientes bajo la supervisión de sus maestras. Al volver a casa, lo primero que los japoneses hacen no es solo lavar sus manos, sino también enjuagarse la boca.

Los cepillos de dientes en Japón son más pequeños y suaves que en otros países. Están hechos para no dañar las encías durante el cepillado y facilitar la maniobra del cepillo.

Además, se usan todo tipo de espráis y dulces para combatir el mal aliento. Si un japonés no está seguro de si su aliento molesta a su interlocutor, puede usar un dispositivo especial que le dirá sobre su aliento.

5. Desodorantes y otros cosméticos

Los japoneses, al igual que nosotros, usan desodorantes para las axilas y los pies, reemplazándolos a veces por cremas corporales fragantes. Las empresas locales descubrieron que el sudor de las chicas contiene un alto nivel de lactona, una sustancia aromática que se disminuye con la edad. Por lo tanto, decidieron regresar a las mujeres japonesas de 30 a 40 años a su fragante juventud mediante la elaboración de un desodorante con un alto contenido de este éster.

Además de los desodorantes, en los bolsos de los japoneses siempre se pueden encontrar toallitas refrescantes. Algunas de ellas, además del efecto refrescante, enfrían la piel a 3 °C, lo cual es una ventaja agradable durante los días calurosos en Japón.

6. Ropa interior especial

Para combatir todo tipo de olor, los japoneses elaboraron ropa interior que absorbe el 95 % de los olores. Este tipo de calzones siguen haciendo su función incluso después de 100 lavados. Hay opciones no solo para las mujeres que se preocupan por los olores, sino también para los hombres.

7. Para que la nuca y las orejas no suden

Aquí también pensaron en las cabezas de sus hombres y elaboraron un espray para el cuero cabelludo. Contiene ingredientes que absorben el sudor y el sebo, evitando los malos olores.

Quizás, al haber notado que la piel detrás de las orejas a veces también secreta malos olores, las empresas japonesas comenzaron a ofrecerle a la gente cosméticos que secan, desinfectan y desodorizan esta zona.

8. Ropa que huele bien

En este país asiático, los suavizantes de telas perfumados son muy populares. Mucha gente no usa perfume, pero no escatimarán en un detergente con un agradable aroma “duradero”. Según ellos, los suavizantes tienen olores naturales, a diferencia de los perfumes.

9. Sin olores fuertes

Los japoneses entienden que los olores fuertes pueden molestar a los demás. No es muy agradable viajar en un transporte público lleno de gente en donde se juntan los aromas de vainilla y hierba fresca. Por lo tanto, al elegir los espráis corporales, desodorantes y champús, darán preferencia a las opciones discretas sin fragancias fuertes.

10. “¿Apesto mucho?”

En Japón existe “el acoso oloroso”. Para no convertirse en objeto de humillación, todo japonés que dude de apestar puede utilizar los servicios de una empresa especial. Esta analizará el olor de una persona y le dirá cómo otras personas perciben los olores de su cuerpo y a qué distancia se perciben.

11. Cursos prácticos en donde enseñan a combatir los malos olores

A los japoneses se les enseña a evitar diversos olores desagradables en cursos prácticos especiales que organizan las grandes empresas para sus empleados. Les cuentan sobre las causas y cómo eliminar los olores indeseados.

Algunas empresas incluso incluyen el aroma en el código de vestimenta de sus empleados. Les exigen que se cepillen los dientes después de la comida o los descansos y que se abstengan de usar cosméticos y de comer productos que causan mal aliento.

¿Qué piensas de los japoneses y su lucha contra el mal olor? ¿Qué truco te gustaría aplicar?

Compartir este artículo