Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Veces en que la reina Isabel II rompió el protocolo real y demostró que también puede ser una rebelde

2-1-
193

No es ningún secreto que la familia real tiene una larga lista de protocolos estrictos, pero no hay nadie más indicado para romperlos que la propia Reina. No importa si se trata de dar autógrafos o de cambiar reglas centenarias, la reina Isabel II es tan humana como cualquiera de nosotros, y también le gusta un poco de desobediencia de vez en cuando.

Genial.guru reunió algunos de estos momentos y estamos seguros de que la reina te agradará aún más después de leerlos.

1. Se retocó el maquillaje en público

Aunque los miembros de la realeza a menudo tienen que asistir a múltiples eventos durante largas horas, se supone que no deben retocarse el maquillaje en público. Pero eso no impidió que la reina Isabel II lo hiciera; lo sabemos porque fue captada por la cámara en el Windsor Horse Show (1985) aplicándose más lápiz labial.

2. Aceptó flores de los fans

Puede parecer un gesto cortés, pero la Reina no puede recibir flores como regalo. Sin embargo, este protocolo no le impidió aceptar varios ramos de flores durante sus eventos. En 2019, una bloguera asistió a una fiesta en el jardín de la Reina y logró obsequiarle a Su Alteza Real un ramo.

3. Le dio un autógrafo a un fan

Durante su visita a Malasia, la reina Isabel II rompió el protocolo al autografiar el balón de un joven aficionado del Manchester United. Por razones de seguridad y para evitar que se falsifiquen sus firmas, ella y toda la familia real tienen prohibido dar autógrafos.

4. Se unió al ejército

La reina Isabel II es la primera mujer miembro de la realeza en romper la regla de “todos hombres” en el ejército. En 1945, aún como princesa, se incorporó al Servicio Territorial Auxiliar como subalterna.

5. Invitó a Meghan Markle, cuando estaba soltera, a quedarse en Navidad

En 2017, Meghan Markle todavía era la prometida del príncipe Harry cuando fue invitada a pasar su primera Navidad con la reina. Esta fue una invitación sin precedentes porque, tradicionalmente, solo después de la boda se le permitía a un cónyuge asistir a la Navidad real.

6. Dejó que Kate y William invitaran a sus amigos a su boda

Si bien el protocolo dice que en una boda real los novios tienen que invitar a las personas como un gesto formal y político, en 2011 la propia reina alentó al príncipe William y a Kate a priorizar la invitación de sus amigos.

7. Asistió a funerales

Es muy raro ver a la reina Isabel II asistir a los funerales, y este protocolo tiene un significado profundo: simplemente no quiere que la atención se centre en ella durante este momento difícil. Pero rompió esta regla y asistió a algunos funerales durante su reinado, incluidos el de su niñera y el de Margaret Thatcher.

8. Permitió que la boda de su hermana fuera televisada

Las bodas reales pueden ser un acontecimiento mundial hoy en día, pero en el pasado eran algo poco común. Para hacer que la familia real fuera más accesible y cercana al público, la reina Isabel II rompió todas las reglas y permitió que la boda de su hermana fuera televisada en 1960. Fue vista por 300 millones de personas.

9. Fue el primer miembro de la realeza en saludar personalmente a sus súbditos

A menudo vemos a la Reina saludando a sus súbditos, pero no siempre fue así. De hecho, recién en los años 70 la reina Isabel II decidió cambiar las cosas y comenzó a saludar personalmente al público. Fue entonces cuando nació el famoso paseo real.

10. Permitió que su hijo se casara con una mujer divorciada

Aunque el príncipe Carlos y Camila tenían años de historia juntos, no fue hasta 2005 cuando la reina dio su consentimiento para la boda. Esta fue una de las pocas veces que un miembro de la familia real se casó con una persona divorciada cuyo excónyuge aún vivía. El hijo del príncipe Carlos hizo lo mismo unos años después, con aprobación.

11. Dejó que Carlota fuera llamada princesa

Antes de que naciera la princesa Carlota, solo el primogénito podría ser llamado Príncipe. Pero en 2012, la Reina firmó una carta de patente que permitió a Carlota no solo ser llamada Princesa, sino también ingresar en la línea de sucesión al trono.

¿Quién es tu miembro favorito de la familia real?

2-1-
193
Compartir este artículo