Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 Historias sobre jefes que harán que el tuyo te parezca un pan de Dios

6-32
599

Muchas veces la relación entre un jefe y su personal es muy tensa. Los empleados o bien están obligados a trabajar por un salario escaso o son enviados a algún lugar con instrucciones ridículas. Sin embargo, también hay agradables excepciones a esta regla.

Algunas personas recuerdan a sus jefes (y no solo a los suyos) únicamente por su asombrosa excentricidad. Aquí están los casos más curiosos, en opinión de Genial.guru. Sin embargo, también hay jefes que son verdaderamente maravillosos: la evidencia fotográfica de eso está en los bonos al final del artículo.

  • Trabajaba a tiempo parcial. Un día, llegó el jefe, nos llamó al conductor y a mí y dijo: “Tenemos que salir de la ciudad, ir a cargar un par de estantes y regresar. Iré con ustedes, les mostraré el camino”. Los tres nos pusimos en marcha. Salimos de la ciudad por una carretera. “Bueno, ¿a dónde vamos? ¿Cuánto tiempo llevará?”. “No será mucho tiempo, por ahora sigue derecho”. Después de 100 km, nuestros nervios no aguantaron y le insistimos al jefe para que nos diera más información. Entonces dijo: “Está bien, vamos a tal ciudad”. Y para ir allí faltaban otros 250 km, mientras que la jornada laboral estaba llegando a su fin. Llegamos a la una de la mañana, la carga tomó otras 2 horas, y regresamos a las 8 a. m. Hambrientos, exhaustos. Y el jefe dijo: “Bueno, está bien, hoy pueden tomarse el día libre”. © VincentCasse / pikabu

  • Teníamos un programa en el trabajo en el que podíamos dejar de forma anónima comentarios sobre los colegas. El jefe estaba furioso porque también había comentarios sobre él: decían que se enojaba y gritaba a menudo. Cuanto más hablaba de estos comentarios “difamatorios” que se le dirigían, tanto más se enojaba, y al final golpeó la mesa con el puño y gritó: “¡Yo! ¡Nunca! ¡Les grito! ¡A ustedes! ¡En las reuniones! ¡¿Está claro?!”. © BigShoots / reddit

  • Un nuevo jefe del departamento de TI llegó a nuestra oficina: guapo, con carisma. Todas las damas estaban encantadas. Estábamos hablando con una colega y amiga en el comedor sobre los fuertes e independientes, y este apuesto hombre soltó desde la mesa de al lado: “Un hombre debe elevar el nivel de vida de una mujer”. Ambas lo compramos, pero mi amiga fue más rápida. Y ahora ya están saliendo, y ella se paga los viajes en taxi hasta su casa y le compra víveres con el último dinero que le queda. © unknown author / ideer

  • El jefe nos llevó a mí y a dos colegas al mercado de agricultores para almorzar fuera de la oficina. Comimos, miramos todo y nos acercamos a su mesa. Y él entonces le dijo a su amigo: “No les gusta estar lejos de papá”. © unknown author / reddit

  • Hace un par de años, a mis exjefes se les ocurrió un negocio: comprar autos baratos, modificarlos un poco y venderlos a un precio alto. Contrataron a un vendedor. Era inteligente, pero los autos igual no se vendían: de 8 unidades, solo se vendieron 2. Los jefes pensaron que el problema era el vendedor y decidieron despedirlo. Pero entonces él mismo dijo que renunciaba. Y luego los jefes me pidieron que abriera el correo electrónico de este chico para averiguar adónde iba a ir a trabajar. Le avisé de esto y él limpió su mail para que los jefes no encontraran nada importante. Pero mientras revisaban su correspondencia, ¡estaban más felices de lo que nunca los había visto! © Antero Duarte / quora

  • Llegué a una reunión en línea de los organizadores de un evento estudiantil al que me invitó mi jefe. Estábamos allí, hablando, avergonzados por las cámaras encendidas, y entonces se conectó mi jefe. Estaba sentado en cuclillas en el balcón y fumaba con calzoncillos colgando de fondo. Lo adoro. © MsFinkelshtein / twitter

  • Trabajé para una mujer como asistente personal y niñera del gato. La mujer era rica y un poco loca. Una vez me pidió que le comprara un maniquí, luego me dijo que tomara la pierna del maniquí y que fuera a buscar una maleta adecuada para que todo el muñeco entrara allí en forma desmontada. Quería llevarlo con ella a una ceremonia de graduación en calidad de “su hija”. Se suponía que el maniquí debía estar vestido con la ropa de su verdadera hija, que iba a recibir un diploma en esa misma ceremonia. © represent_represent / reddit

  • Estaba de viaje de negocios en una fábrica. Caminábamos con el director, detrás venían los subordinados. El director se detuvo, llamó a uno de los empleados, le mostró un lugar con la mano y le preguntó cuándo comenzarían con las reparaciones, quién las haría, los plazos y demás cosas sobre el tema. Rara vez se ven personas tan competentes en un puesto de mando. Las respuestas fueron las siguientes: todo ya se ha comprado, está en el almacén, se ha encontrado la gente para el trabajo, pronto comenzarán con la labor, hay que terminar antes de que lleguen las verdaderas heladas.
    Un año después, estaba de nuevo en la misma fábrica y la situación se repitió hasta el último detalle. Seguimos el mismo camino y nos detuvimos en el mismo lugar. El mismo director señaló el mismo sitio, preguntó sobre las mismas reparaciones y recibió las mismas respuestas a las preguntas que yo ya había escuchado antes. © railcha / pikabu

  • Tengo un jefe peculiar. Ayer me llamó:
    —Buenos días.
    —Buenos días.
    —¿Por qué te estoy llamando?
    —?
    —Bueno, cuando lo recuerdes, llámame. © Klmnoprst / pikabu

  • ¡Uno de mis jefes es una verdadera pesadilla! Llevaba todos sus documentos en una bolsa de basura negra. Era increíblemente rico: heredó la empresa de su padre y luego se benefició de la crisis. Pero por alguna razón no confiaba en los maletines. Bueno, un día dejó su bolsa en la oficina y la señora de la limpieza la tiró. Todos los documentos importantes simplemente desaparecieron. © Theres_A_FAP_4_That / reddit

  • A mediados de los 90, trabajaba como vidriero. Me corté en el trabajo, me pusieron 5 puntos y me dijeron que no hiciera esfuerzo con mi mano durante varios días. Durante todo ese tiempo, tuve que pelear desesperadamente con la jefa, que creía que yo estaba trabajando mal por la mano. Y yo trabajaba bien, solo que más despacio, para que no se abrieran los puntos. Pero luego me pidieron que cargara unos vidrios enormes y muy pesados. Me negué con las palabras: “Hago música y no quiero arriesgar mi mano”. A lo que recibí la respuesta: “¿Qué te importa más, la música o el trabajo?”. Dije que lo que me importaba más era mi mano, y por la noche empaqué mis cosas, tomé mi dinero y me fui de allí silenciosamente. Fue la primera y la única vez que renuncié de esa manera. © Ed Seith / quora

  • Mi supervisor de turno puede llamar al teléfono interno y decir:
    —¡Alex, necesitamos hacer esto urgentemente!
    —Pero no soy Alex. ¡Soy Pedro!
    —¿Ah, sí? ¿Y por qué atiendes el teléfono? Yo no te llamé a ti. © BDSMan / pikabu

  • Terminamos un proyecto muy exitoso y la dueña de la empresa invitó a todos los empleados (12 personas) a almorzar en un restaurante cercano a la oficina. Ella no sabía que era muy caro, y logró irse antes de que recibiéramos la factura, diciendo que tenía una llamada importante de un cliente. Nos dejó dinero solo para su pedido y tuvimos que ver cómo pagar todo. Luego resultó que el dinero que nos había dejado ni siquiera era suficiente para pagar su comida. © Ricetaco / reddit

  • El gerente del departamento me saca de quicio indescriptiblemente. Me llamó en mi día libre y preguntó:
    —¿No quieres contarme nada sobre tu jornada laboral de ayer?
    —¿Por qué, qué pasó?
    —Bueno, piénsalo.
    —Ayer ajusté la logística de la ubicación de los candelabros. ¿Hay algo malo con eso?
    —No, eso está bien, gracias. Cuéntame sobre lo otro.
    —¿Sobre qué otro? No hice nada más.
    —Bueno, piénsalo.
    —La sopa en la cantina estaba riquísima, se hizo el plan de ventas, juntamos dinero para el cumpleaños de un colega. ¿Necesitas algo de esta información?
    —No.
    Ya no aguanté más y dije:
    —Daniel, maldita sea, ¿cómo voy a saber qué quieres de mí? ¿Qué es este juego de adivinanzas infantil? ¡Solo dime lo que necesitas!
    Y solo cuando me descontrolé así, supe que lo que él quería era que le dijera por qué el guardia de la salida había encontrado una llave número 13 en mi bolso. Yo les había explicado inmediatamente que era para una bicicleta. En resumen, yo misma me ocupé y me olvidé de ese caso. Pero él no lo olvidó. © RobbiZlobniy / pikabu

Bono n.º 1: “Mi jefe me compró 25 gorros tejidos a mano. ¡Y voilá! Están en el escaparate”

Bono n.º 2: “Mi jefa sabía que este año yo quería aprender a coser y me regaló la vieja máquina de coser de su abuela”

Bono n.º 3: “Mira lo que me regaló mi jefe”

¿Alguna vez has conocido a jefes con peculiaridades?

Imagen de portada unknown author / ideer
6-32
599
Compartir este artículo