15+ Personas a las que la palabra “correo” les provoca un tic nervioso o las hace reír hasta que les da hipo

En los últimos años, la calidad de los servicios postales ha aumentado notablemente: los pedidos empezaron a llegar más rápido y ya no hay que preocuparse por el contenido de los paquetes tanto como antes. Sin embargo, para muchos de nosotros, ir a una sucursal o esperar un encargo sigue siendo una lotería. O los carteros encuentran 1000 y 1 razones para no entregar el paquete, o las personas que esperan en la fila de la oficina de correos no dejan que te aburras y, a veces, los propios empleados se comportan de manera semejante.

En Genial.guru creemos que algún día la oficina de correos y sus empleados solo generarán asociaciones positivas en nosotros. Mientras tanto, queremos recordarte que al interactuar con el servicio postal, debes estar preparado para cualquier cosa: y los protagonistas de nuestro artículo están de acuerdo.

  • Una vez fui a la oficina de correos a buscar un paquete. Tomé un número de turno, hice la fila y me acerqué a la ventanilla. La empleada miró el recibo: “¡Ah, pero tienes un paquete! ¡La entrega se hace desde el otro lado!”. Caminé alrededor del edificio, hice la fila de nuevo, y luego salió la misma mujer, solo que del otro lado: “¡Muy bien, ahora sí, aquí tiene!”. © PivBear / Pikabu
  • El servicio postal se negó a entregar mi correo porque un día mi husky le ladró al cartero a través de una ventana cerrada (!). Y eso a pesar de que nuestro buzón se encuentra afuera, junto al camino de acceso, a varios metros de la ventana. © vanityclaire / Reddit

“Pedí una caña de pescar”.

  • En la oficina de correos, en lugar del comprobante del paquete, accidentalmente le di a la empleada el resultado de la fluorografía. Ella lo miró, luego me miró a mí:
    —¿Qué es esto?
    —No sé. Es lo que me llegó.
    —Todo parece estar bien. ¿Le puedo ayudar con algo más?
    —Entonces, ¿el paquete no llegó?
    —Al parecer no.
    —Gracias.
    —De nada. © marabeyka_ / Twitter
  • Estaba haciendo cola en la oficina de correos, había un montón de gente. Una chica, al darse cuenta de que esto llevaría todo un día, fue a probar suerte e intentó “colarse”. Y ahí comenzó la acción. Una anciana empezó a gritar: “¡He estado sentada aquí desde la mañana y tú acabas de entrar, haz la fila!”. La chica se sonrojó y la anciana agregó: “No es por nada que me siento aquí todos los días para controlar la cola”. © Oídoporahí / Ideer
  • Un día el servicio postal decidió entregarme un paquete exprés muy importante en un almacén ubicado a 11 km de mi casa. En respuesta a mis quejas, dijeron que lo más probable era que el cartero lo haya hecho para “ahorrar tiempo”, y que yo podía “simplemente ir a buscarlo”. © vanityclaire / Reddit

“Llegaron mis pasteles de Navidad. Solo que con un ligero retraso. Gracias, correo postal”.

  • Estaba en una fila en la oficina de correos. La mujer delante de mí estaba tratando de enviar gallinas vivas a algún lugar y le decía al empleado: “Sí, están vivas. Dos gallinas vivas, es correcto. ¿Cuál es la mejor forma de enviarlas, en dos paquetes separados?”. © yimmygee / Twitter
  • Nos invitaron a mi esposa y a mí a una boda en un restaurante. Bajamos del taxi y nos dimos cuenta de que mi esposa tenía una carrera en las medias. Y no había centros comerciales ni pequeñas tiendas cercanas. Ya estábamos llegando tarde, y pensé que lo habíamos arruinado todo. Y de repente tuve una idea. Busqué en Google la oficina de correos. Resultó que estaba cerca. Rápidamente corrimos allí, y había un montón de medias para elegir: de color piel, blancas y hasta pantimedias. Esta fue la primera vez en 5 años que visité la oficina de correos, y no para enviar un paquete, sino para comprar medias. ¡En verdad nos salvaron! © Abraham.Simpson / Pikabu
  • Una vez, en un día muy lluvioso, el cartero me entregó un paquete que había usado como paraguas. El contenido sobrevivió milagrosamente, pero los documentos quedaron empapados. © Ciaran_Zagami / Reddit
  • Estaba haciendo cola en la oficina de correos. Un hombre se acercó a la ventanilla de al lado y preguntó si podía recibir un paquete para su hijo mostrando la notificación. La respuesta del empleado postal simplemente me mató: “¿Y usted qué viene a ser para él?”. © Oídoporahí / Ideer

Un día típico en la oficina de correos.

  • Hace un par de semanas, vi cómo un cartero detuvo el auto al lado de mi casa, salió, dio la vuelta al vehículo, volvió a subir sin dejar cartas ni paquetes, y luego tiró un aviso en mi camino de entrada con un texto que decía: “Lo sentimos, el cartero no pudo realizar la entrega debido a que no había nadie en casa”. Y luego se fue. Llamé a la oficina de correos, describí la situación y pregunté si el cartero podía regresar y entregar mi correo. Me dijeron que el cartero se había ido porque la luz de mi porche no estaba encendida. © vanityclaire / Reddit
  • Estaba en el trabajo, me llamaron de la oficina de correos: “Llegó un pequeño paquete a su nombre”. A mi pregunta “¿Uno o varios?”, el empleado respondió que haría una llamada por paquete. Al final, en 20 minutos recibí como 8 llamadas. Y a esto se le llama optimización. © irissska / Pikabu
  • Estaba haciendo cola en la oficina de correos, la mujer delante de mí pagó 708 USD para enviar un cactus gigante. Ahora realmente lo vi todo. © NoahJ456 / Twitter
  • Pedí un relleno para puf en una tienda en línea y lo pagué. Llegué a la oficina de correos, el empleado dijo que tenía que pagar 3 veces más de lo que esperaba. Miré el comprobante: el monto incluía el costo del relleno, por el cual ya había pagado. Bueno, pensé: “Qué diablos, no es tanto dinero, lo voy a pagar y después averiguo qué pasó”. Recibí el paquete, llegué a casa, abrí el paquete y encontré otro puf, cuyo relleno costaba 5 veces más. Me quedé sentado sobre ese puf pensando en lo hábilmente que me habían engañado. © Oídoporahí / Ideer

¡Excelente trabajo del correo!

  • Un colega esperaba un paquete con caviar del Extremo Oriente, 6 latas de 0,5 kg cada una. Lo recibió, lo abrió y encontró papas y trozos de zanahorias. Al parecer, iban agregando peso sosteniendo la caja en la balanza, de modo que pesara exactamente 3 kg. Luego envolvieron con cinta adhesiva la caja que habían abierto. © volotimir / Pikabu
  • Recién el empleado de la oficina de correos le hizo una pregunta estupenda al cliente cuando no pudo encontrar su paquete: “¿No pudo habérselo llevado ya?”. © unknown author / Bash.im
  • Acabo de ver en la oficina de correos una pelea entre el cargador y una mujer que trabaja allí. Ella lo llamó bruto y él dijo que era imposible trabajar con ella y que era una histérica. Y cuando él se fue, la mujer se volvió hacia su colega y dijo: “Maldita sea, Sofi, no sabes cómo me gusta”. © ihavegot2b / Twitter

¿Has tenido alguna experiencia desagradable o divertida relacionada con el correo?

Imagen de portada Oídoporahí / Ideer
Compartir este artículo