15 Pruebas de que el trabajo de oficina tiene desafíos bajo la manga para todos

Una jornada laboral estándar dura 8 horas, pero podemos concentrarnos con total dedicación, con suerte, la mitad de ese tiempo. Y luego nuestro cerebro comienza a distraerse con todo: videos de YouTube, bromas con colegas, solitario; en fin, se resistirá al trabajo de todas las maneras posibles. Es por eso que hay tantas historias sobre situaciones graciosas de la gente y el ocio en el trabajo.

Genial.guru está seguro de que las travesuras de los trabajadores de oficina deberían ser calificadas desde hace mucho como un género de arte popular, y ser nominadas para premios. Y en el bono te mostraremos que, para algunos, mover papeles de un lugar a otro en una oficina puede ser una vocación.

  • El jueves es nuestro día oficial del odio: podemos ser groseros, sarcásticos y confesar nuestro odio el uno al otro. Y el viernes es el día oficial del amor. © Vladimir Smelov / Facebook
  • Trabajaba en una oficina. Todos estaban a la vista unos de otros. El jefe de mi departamento, un chico joven y guapo, constantemente se hurgaba la nariz. Su teclado, mouse y mesa estaban cubiertos con una capa de mocos. ¡Tomar algo de su mesa era tabú! Lo peor para nosotros era cuando teníamos que sentarnos frente a su computadora e ingresar al programa como administrador. Todos miraban a la persona desafortunada con mucha lástima, y ​​luego la pobre se lavaba las manos durante 30 minutos. © Oídoporahí / VK
  • Puse una maceta con semillas de tomate cherry en el alféizar de la ventana de la oficina. No porque sea jardinero, solo me dio curiosidad ver cómo crecerían, y era lindo comer esos tomatitos a veces. Crecieron durante más de un año, hasta que una colega decidió, como dijo, “ralear las raíces”. © Al de / Genial.guru
  • Cuando el jefe no está, la gente puede pasar horas discutiendo tonterías. Todo comenzó cuando uno de nuestros colegas dijo:
    —Estoy cansado del precio de la gasolina. Creo que será mejor que me compre un caballo y venga a la oficina en él.
    —Pero, en ese caso, no recibirás compensación por el vehículo. Son fijas y no incluyen caballos.
    —¡Entonces haremos huelga! ¿Quién se unirá a mí en la huelga?
    Unas 10 personas levantaron la mano. ¡Esta interesante discusión duró al menos una hora! © Vijaya Lakshmi / Quora

“Cuando trabajas en una oficina. Fin de la jornada laboral”.

  • Fui a la despensa a tomar un café y allí conocí a nuestro nuevo empleado, que acababa de conseguir el trabajo. Tenía que repartir café por toda la oficina. Le pregunté a dónde iba a ir a descansar. Dijo que no podía irse, ya que acababa de comenzar y aún no podía tomarse vacaciones. Bromeé que en las primeras 2 semanas de mayo habría vacaciones para toda la oficina, porque haría mucho calor y sería extremadamente difícil para la gente trabajar en esas condiciones. Sus ojos se iluminaron y dijo: “¡Genial, entonces visitaré a mi madre!”. La conversación tuvo lugar en abril y rápidamente me olvidé de ella. Y el 1 de mayo resultó que el recién llegado había tomado mis palabras literalmente y dijo que se iría de vacaciones hasta el 15 de mayo. Cuando le preguntaron por qué decidió hacer eso, respondió que yo le dije que podía. En resumen, él tuvo su descanso y yo serví café en su lugar toda la semana. © Sameer Athalye / Quora
  • En el trabajo de mi esposo hacen un concurso de disfraces en Navidad. Algunos visten ropa nacional, otros se ponen un disfraz divertido. Una vez, su jefe, un señor reservado, irlandés de nacimiento, llegó con un casco con cuernos, una túnica plateada y los pies descalzos, con zapatos en una plataforma improvisada de unos 15 centímetros y sosteniendo una especie de tridente. Era una simbiosis de superhéroes. Por supuesto que ganó el primer premio. © Inspiration / Genial.guru
  • Comenzamos a comunicarnos con la oficina de al lado a través de las ventanas. Se veía así: mi colega, en broma, pegó un papel en la ventana con las palabras: “Hola, sonríe”. Al día siguiente, apareció una respuesta en la oficina de enfrente: una hoja con un emoticón “:-)”. Eso nos levantó el ánimo y comenzamos a mantener una correspondencia con los chicos de esa manera: les deseábamos un buen día, les preguntábamos cómo estaban, etc. Hoy apareció esta frase en la ventana de enfrente: “¿Vamos a pasar el rato después del trabajo?”. Así que hoy vamos a divertirnos con unos chicos geniales. Con suerte, será el comienzo de una buena amistad. © Habitación n.º 6 / VK
  • En mi antiguo trabajo, había un frasco con ensalada de cangrejo en el refrigerador, junto a la pared. Apareció mucho antes de que yo consiguiera el trabajo allí. Después de 3 años, el frasco se convirtió en un atributo integral de ese refrigerador. Como no tenía dueño, nadie se consideraba obligado a tirarlo. Hasta el momento en que aparecieron unos pasantes, quienes, habiendo recibido permiso para limpiar el refrigerador de alimentos, abrieron ese frasco. El hedor que instantáneamente llenó todo el piso fue indescriptible. Todavía no puedo recordar nada más apestoso en mi vida. © Kerhan / Pikabu
  • En mi trabajo hay un refrigerador que usan 25 personas, algo bastante útil, pero nadie quiere lavarlo. De vez en cuando se olvidan sus productos allí para siempre. Dan ternura las guarniciones que quedan en los recipientes de plástico, como el arroz. Es decir, ¿te comiste la carne. pero dejaste el arroz para después? Bueno, ese “después” nunca llega. A menudo dejan 2 cucharaditas de comida y todo se enmohece. Una vez me sorprendió un charco verde dentro del refrigerador. Resultó que los pepinos que alguien dejó allí habían pasado de un estado sólido a un estado gelatinoso. © PolAnd1962 / Pikabu
  • La empresa para la que trabajaba tenía un sitio web muy antiguo. Así que nombraron un nuevo equipo de RR.HH. para aportar energía renovada. Comenzaron una columna llamada “¿Sabías qué?”, que se incluía en sus correos electrónicos semanales. El jefe del departamento de recursos humanos se olvidó muy rápidamente de esta iniciativa y la abandonó. Una vez, cuando inicié sesión, me topé con esta sección por accidente y escribí un artículo sarcástico en el estilo de: “¿Sabías sobre la sección ’¿Sabía qué?’ de nuestro sitio web?”. Y luego lo publiqué y fui a tomar una taza de té antes del descanso. Pronto me di cuenta de que varias personas ya estaban hablado sobre ese artículo. Resultó que fue enviado por correo electrónico a cada empleado de la empresa y tenía la firma: “Gracias, equipo de RRHH”. © John K.G / Quora
  • Estábamos sentados con colegas afuera de la oficina, comiendo y hablando. Un pájaro pasó volando junto a mi cara, e inmediatamente después algo cayó sobre mi cabeza. Creí que había sido un insecto, porque mi jefe me siguió hablando todo ese tiempo, y no hizo comentarios al respecto. Y luego dijo: “Era un pájaro”. “¿He estado sentada todo este tiempo con un pájaro en la cabeza y no me lo dijeron?”. “Es que era pequeño”, dijo un colega. © dran_nick / Twitter
  • Trabajo como administrador de sistemas en una oficina con 300 empleados. Hace poco, el jefe me ordenó que me asegurara de que la conexión apenas llegara al baño. Explicó: “Que se peguen a sus teléfonos en la cocina, si les da vergüenza hacerlo en el lugar de trabajo”. Aunque no le importaba, siempre y cuando se hiciera todo el trabajo. ¡Pero ya lo tenían harto ocupando las cabinas durante 20 minutos! © Oídoporahí / VK

“Así es como estoy trabajando y viendo animé un sábado solo en la oficina”.

  • Nuestro equipo tiene una relación tensa con la jefa. Tiene una personalidad terrible, nos da tareas difíciles y se queja de todos. Decidimos intentar apaciguarla. Organizamos una gran fiesta para ella en la oficina, compramos refrescos, pedimos comida. ¡Y ella floreció! Comenzó a agradecer a todos, nos sentamos juntos y charlamos. Ya pensábamos que lo habíamos logrado y ese era el primer paso hacia el acercamiento. Pero entonces ella terminó el último bocado, se lamió los labios y comenzó a gritar a todos que volviéramos al trabajo. Misión fallida. © Habitación n.º 6 / VK
  • Todo el mundo sabe que a menudo hago bromas y me gusta hacer reír a mis compañeros, porque ¿qué mejor que un ambiente de trabajo alegre y feliz? Cuando no voy a trabajar, todos lo notan de inmediato, porque se vuelve muy silencioso en la oficina. Un día, durante el almuerzo, escondí en broma el plátano de una colega. Y ella de repente me denunció y presentó un informe del incidente a nuestro departamento de recursos humanos: me suspendieron del trabajo durante 12 días. © Khay Mena / Quora
  • En nuestro lugar de trabajo, en el baño de mujeres, había un aviso que decía algo así: “¡Queridas señoritas! Por favor, no tiren por el inodoro anillos de oro, pendientes, collares con piedras preciosas, fajos de dinero y otras cosas que ya no necesiten. Atascan las cañerías. Administración”. © Jamaica.vrn / Pikabu

Bono

  • Mi hermano es un chico de ciudad, nunca levantó nada más pesado que un vaso. Se graduó de la universidad, trabajó medio año y dijo que estaba cansado de todo eso y quería trabajar la tierra. Se fue a una ecoaldea, se dedicó a la agricultura. Trabajó como un condenado, y luego la mitad de lo plantado no brotó. De lo que sí había brotado, parte se quemó por el sol abrasador y otra parte murió por la sequía, y parte de la cosecha se pudrió en el sótano. Mi hermano regresó a la oficina y desde hace 5 años ha estado “cambiando papeles de un lugar a otro” con tal placer que hasta da envidia. © Oídoporahí / VK

¿Qué tipo de ambiente hay en tu trabajo? Cuéntanos acerca de tus colegas que con gusto enviarías a una oficina de la competencia.

Imagen de portada Oídoporahí
Compartir este artículo