16 Regalos que con gusto serán aceptados, pero no traerán alegría

Los festejos son una época de alegría y felicidad. Pero muchos de nosotros nos hemos encontrado con otro sentimiento más de una vez: la decepción. En particular al recibir un regalo no deseado. Se dice que lo importante es haber pensado en la persona a la hora de elegir un obsequio. Pero si después de todo, el artículo resulta ser completamente inapropiado, o incluso causa una sensación de incomodidad, surge involuntariamente la pregunta: ¿es realmente valiosa la persona a la que está destinado este regalo?

Genial.guru ha revisado los comentarios de la gente y ha preparado una lista de obsequios que, por supuesto, serán aceptados con una sonrisa, pero no traerán alegría.

1. Almohadas poco prácticas

Si piensas regalar algo relacionado con la decoración de la casa, es mejor consultar previamente con la persona a la que está destinado el regalo. En el mejor de los casos, es posible que la almohada simplemente no se adapte al resto del estilo de la habitación. Pero la peor opción es que no encaje y resulte un regalo extremadamente inapropiado.

2. Perfume y eau de toilette

Imagina una situación: eres alérgico a la bergamota y te obsequian un perfume con ese ingrediente. Y el perfume puede incluso resultar caro y prestigioso. Pero tú no le hablas a todo el mundo sobre tus alergias. Y las consecuencias pueden ser extremadamente desagradables e incluso insalubres. Por lo tanto, debes tener mucho cuidado con un regalo que tenga que ver con algo perfumado.

3. Servicio de porcelana

Un servicio caro, por supuesto, puede ser un regalo maravilloso. Pero existe el riesgo de que quede fuera de lugar en el contexto del resto de la vajilla de la casa. O que simplemente no sea del gusto de la persona agasajada, por lo que quedará guardado sin ser abierto en el rincón más alejado de algún mueble.

4. Desodorante

“¿Un desodorante? ¿Es un indicio de que huelo mal?”. En la mayoría de los casos, esos pensamientos surgirán en la cabeza de la persona a la que has decidido obsequiarle tal regalo. Entonces, sin darte cuenta, incluso puedes ofender al destinatario. Es mejor dejar fuera de la lista de regalos cualquier producto de higiene personal.

5. Cuadros

Si aprecias la pintura y crees que a todos les gustará un regalo de este tipo, entonces es mejor al menos averiguar de antemano qué estilo prefiere tal persona en particular. Sería más apropiado regalar un certificado para un estudio de dibujo, donde la persona agasajada recibirá dos en uno: un gran tiempo dedicado al dibujo y el cuadro en sí.

6. Artículos para baño

Una canasta con jabón, sal y espuma para baño puede parecer un regalo elegante a primera vista. Pero ¿qué pasa si te la regalaron, pero tú no tienes una tina? ¿O te obsequiaron un set con aroma a peonías y no puedes soportarlo? Por supuesto, aceptarás el regalo con una sonrisa, pero ¿traerá beneficios y alegría?

7. Canasta con chocolates

Nadie quiere adivinar qué sabor tendrá un chocolate relleno. Además, las alergias alimentarias pueden ser muy peligrosas. Por lo tanto, este regalo corre el riesgo de ser desechado. Es mejor dejar los regalos comestibles para nosotros mismos.

8. Juegos de mesa inusuales

Los juegos de mesa son, en principio, un regalo bastante específico. Y los juegos incomprensibles causarán más emociones negativas que la expectativa de una nueva experiencia. ¿Bolos de mesa? ¿Por qué, si hay unos de tamaño completo? En este caso, lo más adecuado es regalar un pase para una buena bolera e ir con todo el grupo de amigos.

9. Libro de recetas

Hoy en día, la mayoría de la gente busca recetas en Internet justo antes de cocinar. Y además puedes equivocarte con el tipo de recetas. Imagínate lo inapropiado que sería regalarle un libro llamado 100 recetas de carne asada a un vegetariano. Además, tal obsequio puede resultar ofensivo si se percibe como un indicio de que la persona agasajada no sabe cocinar.

10. Balanza de piso

Todo lo relacionado con el peso de una persona debe dejarse a su discreción personal. Sin darte cuenta, puedes ofender a alguien con este regalo, como si le estuvieras insinuando: “No te hará daño controlar tu peso”. Especialmente cuando se les regala una balanza a las mujeres. A menos que estés 100 por ciento seguro de que le gustaría obtener una nueva balanza de última tecnología.

11. Libros biográficos

El género documental es una elección bastante difícil de elegir como regalo. El ídolo de alguien puede ser una figura famosa, pero otras personas no estarán interesadas en esta celebridad en absoluto. Tal obsequio corre el riesgo de convertirse en un tope para la puerta o en un soporte de monitor.

12. Equipo de entrenamiento

Rara vez alguien tiene la fuerza de voluntad y el deseo de hacer ejercicios físicos en casa. Es muy probable que tus mancuernas o tu esterilla de yoga bien intencionadas permanezcan intactas en el montón de cachivaches de su balcón o en el fondo del armario.

13. Ropa de Navidad

Los regalos de temporada se utilizarán durante un máximo de un par de días o para una sesión fotográfica temática. Un suéter con ciervos o copos de nieve definitivamente no entrará en un guardarropa diario. Además, fácilmente puedes calcular mal la talla o el material.

14. Flor estabilizada en vidrio

Un regalo “duradero” que estaba de moda hace un par de años, pero que ahora no es ninguna sorpresa. Y una flor debajo de un vidrio puede hacer que a la persona agasajada le dé la sensación de algo inanimado. Es mejor regalar un ramo de flores frescas para cada celebración en lugar de una planta eterna.

15. Camiseta con texto impreso

Cada persona tiene un estilo único. Comprar ropa para alguien, en principio, no es fácil. Y una camiseta presentada con una inscripción extraña o inapropiada puede incluso resultar ofensiva.

16. Ramo de dulces o frutos secos

Un ramo de dulces o frutos secos no es un regalo muy útil. Es poco probable que tal cantidad de azúcar sea buena para alguien. Será mucho más agradable recibir una canasta de frutas frescas, que se puede colocar inmediatamente en la mesa festiva.

¿Qué más agregarías a esta lista?

Imagen de portada Depositphotos.com
Compartir este artículo