20+ Consejos para recibir bien a los invitados y convertirse en un anfitrión exitoso

A mucha gente le encanta tener la casa llena de amigos y familiares. Recibir a seres queridos en el hogar genera gran satisfacción, pero saber hacerlo es todo un arte. Seamos realistas: somos adultos y se acabó el tiempo de ofrecer chips de tortilla a los invitados. Para tener éxito en un evento en casa, se necesita una dosis de planificación y otra de diversión. Sin olvidar el ingrediente especial: el cariño.

Para que puedas convertirte en un anfitrión exitoso y planificar recepciones memorables, Genial.guru reunió algunos consejos simples que pueden marcar la diferencia cuando se trata de invitar a personas a nuestra casa.

La regla de oro: los invitados deben sentirse bien

Todo lo que se dirá en este artículo tendrá en cuenta esta regla de oro: los invitados deben sentirse bien donde estén. Hay que darles una cálida recepción, desearles siempre que sean “bienvenidos” y se sientan “a gusto” en el ambiente. Si alguien no se conoce, es importante hacer las presentaciones adecuadas. Se debe tener en cuenta que, incluso en eventos más formales, debe haber un mínimo de relajación para que la noche sea un éxito.

Pensar en el propósito del encuentro

Antes de pensar en la fecha ideal o la cantidad de invitados, es muy importante saber bien cuál es el propósito del evento. ¿Es una cena festiva para reunir amigos? ¿Una fiesta de compromiso? ¿Es un cumpleaños? Solo después de eso será posible explorar mejor las opciones ideales para cada ocasión.

Armar (muy bien) la lista de invitados es fundamental

  • Es bueno tener en cuenta que un evento en casa es más íntimo, por eso es necesario considerar si todos los invitados se llevan bien. Después de todo, si estas personas no quieren estar cerca, es más difícil “huir” unas de otras dentro de un entorno más restringido. Tal vez sea mejor invitar a aquellos que no sienten una gran simpatía entre sí en días separados, ¿verdad?
  • Es mejor invitar al evento a gente con intereses comunes. No es necesario que todos se conozcan, pero es fundamental que cada invitado conozca al menos a una persona.
  • Otro factor importante que se debe considerar al armar la lista de invitados es el tamaño de la casa. Si el espacio es pequeño y la recepción está siendo organizada para llamar a un gran número de personas, puede que estas no se sientan tan cómodas (no olvides la regla de oro).

Ser responsable de la comida

  • El responsable del evento también debe serlo de la comida. Es una manera mucho más fácil de organizar y garantizar que nadie salga de la recepción con hambre. Si cada invitado llega con una fuente o un plato de comida, será necesario mucho trabajo para devolver todo. O, por otro lado, imagina que todo el mundo lleve platos con carne, pero en esa cena haya un invitado vegetariano. ¿Qué podrías hacer?
  • Es posible pedir comida o cocinar. Al optar por preparar la cena o el almuerzo en casa, hay que comprar todos los ingredientes con anticipación y tener todo listo el día anterior. Esto deja más tiempo para divertirse e interactuar con los invitados.
  • Es importante destacar que los invitados no son pilotos de prueba: quién cocine debe hacer un plato que ya haya preparado y que sepa hacer.

Prestar atención a las restricciones alimentarias o alergias

Esas son otras razones por las que es importante controlar la comida: las restricciones alimentarias o las alergias. También es necesario verificar si alguno de los invitados no puede comer determinados alimentos. Después de todo, el anfitrión también quiere que las personas se vayan de su casa satisfechas y con la barriga llena.

El baño debe estar impecable

Horas antes del evento, es importante limpiar el baño que usarán los invitados. Para evitar situaciones incómodas, también se debe dejar papel higiénico y toallas extras a mano.

La buena recepción marca la diferencia

Es interesante pensar en formas creativas de entretener a los invitados tan pronto como lleguen al local del evento. Ofrecer una bebida de bienvenida suele ser una buena opción.

Crear el ambiente ideal

  • Es necesario hacer que el ambiente sea lo más acogedor posible para los invitados. Liberar espacio en la sala vaciando y limpiando las mesas principales o laterales es fundamental. Estos espacios deben estar libres para que los invitados puedan poner ahí vasos, copas o platos.
  • Asegúrate de que haya suficientes lugares para que la gente se siente a cierta hora de la noche. Todo vale aquí: sofás, sillas o incluso grandes almohadas.
  • También es posible crear un espacio agradable con elementos como velas y flores. Usar un aroma ambiental suave y poner música de fondo puede agregar un toque de calidez.

Consejos para recepciones informales

Una cena “parados” puede ser una excelente salida para ocasiones informales. Para eso es necesario pensar en un menú práctico, apilar los platos y cubiertos en un lado de la mesa, posicionar una maceta de flores en el centro y colocar las fuentes con la comida en el otro lado. De esta forma permitirás que los invitados se sirvan de manera natural y se sienten donde les resulte más cómodo.

Consejos para recepciones formales

  • En eventos formales se debe marcar los asientos en la mesa usando tarjetas con el nombre de cada invitado. Estas deben colocarse frente la respectiva silla. El grado de afinidad entre los invitados es la clave para marcar el lugar ideal donde cada uno debe sentarse.
  • Como las ocasiones formales suelen ser más especiales, la presencia de todos los invitados se vuelve más necesaria. Por lo tanto, las invitaciones deben enviarse con al menos 3 semanas de anticipación.

Poner la mesa para ocasiones formales

  • Cubiertos: los tenedores deben ser puestos a la izquierda del plato, los cuchillos a la derecha (con las cuchillas hacia el plato), y la cuchara sopera al lado de los cuchillos. Los cubiertos de postre deben colocarse arriba del plato. Los diferentes tipos de cubiertos deben seguir el orden de los platos que se servirán.
  • Vasos: las copas deben quedar en el lado derecho del plato, arriba de los cubiertos. La más grande es para el agua, la del medio es para el vino tinto, y la más pequeña es para el vino blanco. Si en la recepción se servirá champán, la copa adecuada para esta bebida debe ponerse justo después del vaso de agua.
  • Platos: si se sirve una sopa como primer plato, debe ser puesta encima del plato llano. Si habrá más de una comida por la noche, deben cambiarse los platos.
  • Servilletas: las ocasiones elegantes requieren servilletas de tela. Deben colocarse en el lado izquierdo de los tenedores.

Esperar a los invitados, pero no tanto

No se debe servir la cena antes de que todos los invitados hayan llegado al local. Para eso sirven los platos de entrada como las aceitunas, el queso y los canapés. Lo ideal es servir la comida aproximadamente una hora después de la llegada de los invitados. Si aún falta alguien, se recomienda esperar media hora más y luego servir la cena.

¿Y después de la comida?

Después de la comida resulta urgente hacer que los invitados se sientan cómodos. Además del café, se pueden ofrecer diferentes opciones de tés. De esa manera, será más fácil prolongar la conversación sin que sientan que deben salir de la casa rápidamente.

¿Sueles recibir invitados en casa o no? ¿Has usado algunos de estos consejos? Comparte tus trucos en los comentarios.

Compartir este artículo