Genial
Genial

20 Evidencias de que ir a la escuela en otros países suena como algo traído de otro planeta

Muchas veces, cuando pensamos en la escuela, automáticamente se desbloquean recuerdos como el olor de los libros, la lista de útiles, salir corriendo para no llegar tarde en la mañana, etc. También asumimos que en todas partes las vacaciones son en julio o que los pequeñines van a la escuela de lunes a viernes. Sin embargo, nos podemos llevar la sorpresa de que en otros rincones del mundo, la experiencia de ir a la escuela es completamente distinta.

  • En Venezuela hay una manera de reconocer en qué nivel escolar están los niños solo viendo el color de la camiseta, y es válido para escuelas públicas y privadas. El rojo es para niños de prekínder y kínder, amarillo para el último año del preescolar (lo llamamos preparatorio), el blanco para la primaria, el celeste para los primeros 3 años de secundaria (bachillerato) y el beige para los últimos 2 años de la secundaria (los llamamos 4.o y 5.o año o diversificado).
  • En Egipto lo más curioso para mí fue adaptarme a llevar a mi hijo a la escuela los domingos. Hay colegio los domingos, de hecho es el primer día laboral de la semana, que es de lunes a jueves. El fin de semana es viernes y sábado.
  • En México recuerdo que cuando salías de la primaria, estaba el ritual de llevar la playera del uniforme (el de educación física era el preferido por la blusa blanca de algodón) para que los demás compañeros pudieran rayarla con marcadores y ponerte mensajes de despedida o lo que se les ocurriera.
  • En Argentina depende de la provincia, pero en la capital, Buenos Aires, donde estudié hay 7 años de primaria y 5 años de secundaria. Es muy habitual que los niños que van a la escuela pública usen una especie de bata blanca a la que llaman “guardapolvo”. En cambio, en las escuelas privadas las niñas suelen usar faldas con patrones de cuadros escoceses. Cada escuela tiene su propio patrón y puedes saber a qué escuela va la estudiante con solo mirar la falda.
  • En México durante la primaria existe algo llamado “los libros del rincón”, que es una especie de club de lectura obligatorio en todos los grados. Las madres de familia se hacían voluntarias y una vez a la semana, se dividía el grupo en varios equipos para que las mamás leyeran un libro. También te prestaban un libro a la semana (tú lo escogías, había mucha variedad); tenías que leerlo y hacer un reporte (que la mamá responsable de tu equipo revisaba) y al final del año escolar les daban diplomas a los niños que más libros habían leído en cada grupo.
  • Cuando llegué a México, me preguntaban dónde había hecho la prepa y respondía: “No hay prepa en Argentina ni en Venezuela”. Siempre me miraban con cara de “khé” y luego seguía la pregunta: “¿Entonces qué hay?”. Me tocaba explicar que la prepa es parte de la secundaria, lo llamamos 4.o y 5.o año, y por eso decimos que la secundaria dura 5 años, no es que sea más larga, sino que es parte de lo mismo.
  • En España la secundaria son 4 años y cuando se completa se pasa al bachillerato. Cada uno puede elegir entre el de humanidades (letras puras), ciencias sociales, el científico técnico o el artístico. Este período dura dos años. Una vez superado, tenemos que estudiar para una prueba llamada “selectividad”, que engloba los contenidos de los dos años previos. Se dan exámenes de cada asignatura tomada en esos años previos en tres días (terminas completamente exhausto).
    Entre los grupos de amigos, se organizan viajes para celebrar que se ha completado la etapa.
    Para ingresar a cada carrera, hay una nota de corte. Para poder acceder a la que quieres, tienes que alcanzarla o superarla, y esa nota está definida por la nota media de los que ingresaron el año anterior. Se accede por orden y si se completa el cupo y no entraste, tienes dos opciones: probar con la siguiente carrera en tu lista (si tienes una) o esperar al año siguiente. También se suele hacer una fiesta a mitad de la carrera conocida como “ecuador de carrera”.
  • En México, todas las áreas de mi universidad tienen siglas. Al principio me confundía mucho, porque como venía de una universidad argentina, normalmente allá se llamaban facultades a las áreas de estudio, entonces escuchar siglas me parecía como jerga de internet o algo parecido.
  • No sé si esto es habitual en otros países, pero mucha gente del extranjero me ha comentado que le parece superextraño que en Argentina, cuando una persona se gradúa en la universidad, su familia, amigos y seres cercanos van a la facultad y le tiran huevos, harina y pintura, entre muchas otras sustancias de dudosa procedencia. Luego suben al graduado en la cajuela del auto y lo pasean por la ciudad. Es un ritual clásico; los estudiantes incluso llevan un cambio de ropa a la universidad para cambiarse luego de rendir el examen y que no le arruinen su ropa nueva.
  • En Venezuela y Argentina, el paso a 4.o año es muy importante (es el penúltimo año de la secundaria), porque la secundaria se pone más complicada, es como un paso más cercano a la universidad. Depende de la escuela en Argentina, tienen varias orientaciones para elegir tu bachillerato: economía, ciencias, humanidades, etc. En Venezuela, en cambio, solo existen ciencias y humanidades; la mayoría se va por ciencias, ese fue el caso de mi hermano, que siempre tuvo mente de ingeniero y de computación. Desde pequeña siempre tenía la expectativa de saber qué elegir al llegar a esa instancia, pero completé mi secundaria en Argentina y mi escuela era más humanística, así que humanidades siempre fue lo mío.
  • ¡En Bogotá los niños van muy temprano a la escuela! Hay colegios que empiezan su jornada a las 6:30 o 6:45. Esta es una ciudad fría todo el año y a las 6 de la mañana o antes ya ves niños yendo a sus escuelas o esperando el autobús afuera de sus casas, bajo ese frío terrible, ¡cuando aún el sol casi ni ha salido! Una vez, cuando un periodista hacía una nota local, casualmente entrevistó a un niño que estaba llegando “tarde” a su escuela porque empezaba las clases a las 6:30.
  • En Argentina normalmente en las escuelas privadas hay un día que se llama “los sports”. Es una competencia deportiva en la que el colegio se divide en dos equipos designados con un color. Tienes que inscribirte en al menos un evento y acumulas puntos para tu equipo, como las casas de Hogwarts.
  • Es común que en carnaval, los muchachos pasen por las escuelas lanzando bombas de agua y hasta huevos a niños de otras escuelas en Venezuela. Siempre me tocaba la peor suerte: tenía educación física un día o dos antes de carnaval, porque allá es feriado. Esta fiesta es cuando nos disfrazamos, el Halloween no lo solíamos celebrar sino hasta después. Se montaban casas embrujadas, fiestas, etc., pero el evento de los disfraces por excelencia es el carnaval, hasta en preescolar se puede ir con un disfraz antes de salir de fiesta.
  • Tanto en Argentina como en Venezuela, existe una manera distinta de denominar cada nivel del sistema educativo. La primaria se divide en grados y la secundaria en años, es decir: primer grado (primaria) y segundo año (secundaria). Luego en Venezuela eso cambió, yo solo cursé un año de secu allá, pero me acuerdo de que lo empezaron a llamar 7.o, 8.o y 9.o grado, y ya después 4.o y 5.o año. Nunca entendí ese cambio, pero aun así me acostumbré a decir: “Mi hermano está en primer año” y ya todo el mundo sabía de qué hablaba.
  • En Argentina, por lo menos era tradición entre las chicas que a los 15 años, las amigas de la agasajada preparaban una caja de zapatos decorada con dibujos, fotos, etc. con regalos adentro: dulces, fotos, etc. Valoran mucho los detalles hechos a mano en vez de comprados, es una cosa muy linda.
  • En Venezuela no sé por qué, pero la evaluación en casi todos lados, salvo en algunas universidades, es del 1 al 20. En otros países normalmente es del 1 al 10 o al 100, depende, pero aquí es hasta el 20. Pasas con 10 y un 19 es algo muy bueno, en cambio un 15 es regular. Tenemos frases como “20 puntos” o “te sacaste un 1”, porque tampoco se califica con 0, la calificación mínima es 1.
  • En Venezuela, cuando no aprobabas una materia, tenías que estudiar y presentar un examen en julio, a eso lo llamamos “reparación”. Cuando me mudé a Argentina, como el año escolar es distinto, se decía “fui a marzo”, porque normalmente ese era el mes para recuperar materias desaprobadas, justo antes de empezar las clases.
  • También recuerdo que en México, en la primaria se elegían los grados mayores como 5.o y 6.o para que fueran “la guardia”. Llevaban listones rojos y se encargaban de fichar a quienes rompían las reglas, como tirar basura o correr. Cuando te tocaba, eras el rey del patio y algunos aprovechaban para hacer bullying a los más peques u ordenarles a otros que hicieran esto o aquello porque eran los jefazos.
  • En Venezuela, el año escolar comienza en septiembre, luego hay una pausa breve en diciembre y se reanudan las clases desde enero hasta mediados de junio aproximadamente. Normalmente asociaba las vacaciones largas con julio y agosto. En Argentina, todo es al revés, porque como las estaciones son inversas, el año escolar va de marzo a diciembre y las vacaciones de verano son de diciembre a febrero.

¿Recuerdas si en tu escuela se hacía algo especial? ¿Qué es lo que más extrañas de los años escolares?

Genial/Gente/20 Evidencias de que ir a la escuela en otros países suena como algo traído de otro planeta
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos