Genial
Genial

20 Fotos en las que quedó claro que las coincidencias no ocurren solo en el cine

Dicen que “las coincidencias no existen” o que “nada es por casualidad”; entonces pasamos los días creyendo que solo la ficción tiene la suerte de contar con la unión de situaciones que parecerían imposibles en la vida real. Sin embargo, como dice el antiguo refrán, “la realidad supera a la ficción”,
y cuando eso sucede, lo mejor es activar la cámara de nuestro teléfono e inmortalizar la evidencia.

En Genial.guru hemos recopilado varias imágenes en las que las casualidades parecen salidas de una película, pero son reales.

1. “Hoy, el atuendo de mi amiga coincidía perfectamente con mi taza de café”

2. “El número de lote de este medicamento para el resfriado es el mismo que mi nombre de usuario”

3. “El gato durmiente de mi amigo”

4. “El sol hoy hace que mi puerta se sienta exclamativa”

5. “Vi mi puerta en un libro”

6. “Esta sartén combina con mi fregadero”

7. “Mis pantuflas sobre la alfombra de nuestro apartamento de Airbnb”

8. “Esta hoja de mi planta es perfecta con doble color”

9. “Esta taza que compré en una tienda de segunda mano coincide con mis medias favoritas”

10. “El camote blanco tiene un interior morado y el camote morado tiene un interior blanco”

11. “Encontré unas velas en el trabajo que coinciden con mi esmalte”

12. “Los ojos de los perros de mi hermana coinciden”

13. “Yo combino con el baño”

14. “Cuando el perro se funde con la alfombra”

15. “Encontré una zanahoria que es igual a mi dedo”

16. “Mitad persona, mitad ave”

17. “Las medias nuevas de mi novia coinciden con la alfombra”

18. “El esmalte de mis uñas coincide con el glaseado de esta dona de cerámica”

19. “Mis zapatos coinciden con la placa estriada. ¡La seguridad primero!”

20. “La nueva camisa de mi novio coincide perfectamente con su tatuaje”

¿Cuál es la mayor coincidencia que has vivido? ¿Cómo crees que funciona el universo para que existan las casualidades?

Genial/Gente/20 Fotos en las que quedó claro que las coincidencias no ocurren solo en el cine
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos