Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20 Personas que comenzaron a trabajar por primera vez y finalmente entendieron cómo se consigue el dinero

El primer trabajo es como un enamoramiento adolescente: le pasa a todo el mundo y queda grabado en la memoria durante casi toda la vida. Independientemente de si esa actividad laboral dejó impresiones agradables o no tanto, se convierte en una plataforma de lanzamiento para algo más y brinda una experiencia invaluable. Por eso muchas personas recuerdan con nostalgia el momento en que debutaron ganando dinero.

Genial.guru considera que cualquier trabajo es honorable y se sumergió con mucho gusto en los recuerdos de los usuarios de la red sobre este tema. Y al final del artículo encontrarás un bono con historias extra de personas para quienes el primer trabajo se ha convertido en una de las impresiones más inolvidables de la vida.

“Cuando era adolescente, trabajaba como pez bailarín afuera de una tienda de acuarios. En ese entonces pensaba que era el trabajo más genial”

“En la foto tengo 16 años, ese fue mi primer trabajo en una pizzería. Ahora tengo 42, y recuerdo este período como unos buenos tiempos”

“Este año conseguí un trabajo cuidando animales. Este es mi primer turno. Estoy nerviosa”

“Foto de mi primer trabajo. En realidad, me gustaba cuando tenía que llevar el disfraz”

“Mi primer trabajo fuera de casa”

“Trabajé como asistente de Santa, tomando fotografías”

“Superé mi primer día de trabajo. ¡Aprendí a atar una corbata!”

“¡Mañana comenzaré el trabajo de mis sueños como enfermera en la sala de maternidad! Este es el pastel que me regaló mi novio”

“Felicitaciones. ¡Es un trabajo!”.

“Hoy fue mi primer día de trabajo. Trabajo como recreadora en un parque de atracciones histórico”

“La semana pasada comencé mi primer trabajo serio. Este viernes habrá allí una competencia de suéteres navideños feos. Espero ganar”

“Hice este bordado para celebrar mi primer trabajo como ingeniera de software

“Mi primer trabajo después de la universidad. Teníamos que representar a unos robots alienígenas en la fiesta de cumpleaños de una niña de 13 años”

“Mi primer trabajo es de camarero. ¡Me dieron un uniforme!”

“Mi primer día de trabajo y este pequeño vino a saludar. Pasó justo al lado de la carretera donde estábamos trabajando”

“Recibí mi diploma en fotografía, y este es mi primer trabajo: el catálogo para el que tomé todas las fotos. ¡Estoy muy feliz!”

“Mi hermano menor consiguió su primer trabajo en un McDonald’s. Le hice un pastel especial para la ocasión”

“¡Acabo de pasar la prueba final en mi primer trabajo! Soy electricista”

“Mi mamá en su primer trabajo en una cafetería en 1979”

“Desde pequeña soñaba con hacer dibujos animados. Hoy fue mi primer día en un nuevo trabajo en Hollywood”

“Me crucé a este sujeto en el aeropuerto. ¡El mejor primer día de trabajo del mundo!”

Bono: historias sobre el primer trabajo que se recordarán durante toda la vida

  • A los 14 años, fui a trabajar durante todo el verano como cargador en la tienda donde mi madre era vendedora. Le daba todo mi salario a mi madre. ¡Pero el orgullo que sentía cuando iba a ver a los chicos en el patio de juegos por la tarde después del trabajo no se puede transmitir con palabras! Me miraban como a un dios. 14 años y ya trabajaba, en vez de patear la pelota todo el día. Por supuesto que mi madre apartó el dinero y me compró un traje y una mochila nuevos, y también pagó algunas deudas. Crecer temprano ayuda mucho en la vida, ahora no le tengo miedo al trabajo, si es necesario, y puedo salir a limpiar las calles por las mañanas. Y luego trabajé en esa tienda cada vez que tenía vacaciones, y era un empleado muy bueno. © dGustav02 / Pikabu

  • No había código de vestimenta en mi primer trabajo. Mi amiga y yo teníamos 19 años, íbamos tan “elegantes” que daba miedo. Una vez, el director llamó a su oficina a mi amiga, que llevaba puestos unos jeans rotos. Le preguntó si estaba todo bien, si le alcanzaba el salario. Porque le comía el alma que ella anduviera con pantalones tan andrajosos. Lo decía totalmente en serio. Y luego aumentó su salario y le dio un bono. Nos reímos mucho. Y ella después me siguió diciendo durante un par de meses: “Quítate esos vestidos, cómprate unos jeans rotos”. El director era un hombre muy bueno, cuidaba a sus empleados. © “Oídoporahí” / Vk

  • Soy la menor de 3 hijas. Usar la ropa de mis hermanas mayores era algo común. Cuidábamos mucho las cosas. Mamá era ingeniera forestal, papá era operador de grúa. Trabajaban días enteros solo para vestirnos y sacarnos al menos una vez cada dos años al mar. Llegó el año 2000. Yo tenía 11 años y quería unos jeans acampanados, que en ese momento costaban 12 USD. Mamá dijo que podía ganar ese dinero en una maderera cuidando unos pinos. Durante todas las vacaciones me levanté a las 5 de la mañana y caminé 6 kilómetros hasta el lugar. Durante el verano gané 10 USD. Le di el dinero a mi madre, y ella llamó a papá y me entregaron los jeans. ¡Esos mismos, los acampanados! Les di el dinero, y nos compraron muchos dulces y chicles. Estaba terriblemente orgullosa de mi contribución. © Ekizaza / Pikabu

¿Cuál fue tu primer trabajo? ¿Extrañas esa época?

Imagen de portada Ekizaza / Pikabu
Compartir este artículo