20 Fotos de personas que pasaron mucho tiempo bajo el sol y quedaron “marcadas” por el momento

Poder presumir un bronceado envidiable es una de las más grandes motivaciones cuando vamos a la playa. Poder lucir la ropa con un tono dorado en nuestra piel le añade un toque de vanidad muy satisfactorio a nuestro aspecto. El problema está cuando falla el cálculo entre el impacto solar y la protección que usamos, pues nuestro bronceado de ensueño puede estar pasando de fabuloso a vergonzoso en cuestión de horas.

Genial.guru ha recopilado varias fotos de usuarios a los que se les fue la mano con el sol y ya luego no les quedó más remedio que reírse de su anécdota.

1. “Así quedaron las líneas del bronceado en mi pie”

2. “Mi brazo luego de cortar tejas por un par de horas”

3. “Necesito acomodar estas marcas de sol”

4. “¿Alguien más se broncea con su reloj puesto?”

5. Cuando te quedas dormido en la playa

6. “Nuestro bronceado luego de cruzarnos EE. UU. en bicicleta”

7. “Se me olvidó echarme bloqueador antes de subirme a la moto y, como resultado, tengo esta nueva marca de bronceado”

8. “Deben estar muy envidiosos de mi tono de piel primero blanco, luego quemado y luego muy blanco, admítanlo”

9. “Estas marcas son bien atractivas, ¿cierto?”

10. “Así estoy por usar guantes en el trabajo. Trabajo en un camión de basura”

9. “Creo que usar protector solar habría sido la mejor opción, pero esta marca de sol durará un tiempo”

12. “¿Ustedes se quejan de sus marcas de sol? Yo estaba entrenando para un triatlón con guantes de ciclismo”

13. “Se supone que estas líneas de bronceado me deben gustar, ¿cierto?”

14. “Trabajo al aire libre y nunca pensé en el protector solar. Ahora tengo una marca de sol pero solo en un lado de mi cara”

15. “¿Quién más tiene estas marcas tan locas?”

16. “Uso tanto este anillo que ya me dejó una marca en la piel”

17. “Esta línea de bronceado no se ha desvanecido en 24 meses”

18. “Bronceado de sandalias romanas”

19. “Bronceado de músico”

20. “Por si pensaban que el bronceado de techador era terrible...”

¿Cuál ha sido el encuentro más incómodo que has tenido con el sol y cuánto tiempo tardaste en recuperar tu tono de piel original?

Compartir este artículo