Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

En esta cárcel, los reclusos pueden adoptar a los gatos de un refugio, alimentarlos, jugar con ellos y hasta tejerles prendas

9-65
311

Cuando tienes la posibilidad de tener contacto con un animal y compartir tu tiempo con él, puedes conocer el significado del amor incondicional y de la verdadera compañía. Si lo que estás buscando es un poco de tranquilidad, convivir con uno de estos seres podría ser la solución ideal. Pensando en esto, el refugio Purrfect Pals, que cuida a gatitos sin hogar, pensó en asociarse con una prisión psiquiátrica para brindarles a los reclusos la oportunidad de cuidar a estos animales y, al mismo tiempo, motivarlos para hacer cambios positivos en su vida.

Genial.guru tiene la seguridad de que los animales mejoran la vida de las personas, y realmente pueden hacer un cambio en su perspectiva. Por eso quiere compartir contigo los detalles de este programa, el cual podría lograr que los prisioneros tomen un nuevo rumbo a través de la sensibilidad.

El refugio

Lo más importante para Purrfect Pals es acoger a los gatitos que más lo necesitan, especialmente a aquellos que no pueden ser protegidos por otros centros. Las personas que trabajan en ese lugar consideran que todos los gatos son especiales y dignos de ser adoptados, solo es cuestión de ser pacientes para encontrarles un hogar en donde puedan recibir todo el amor que merecen. Actualmente, tienen a más de 140 felinos bajo sus cuidados. Mientras alguien los adopta, el personal y el grupo de voluntarios se aseguran de que cada uno reciba la atención médica necesaria, comida, juguetes y un lugar en donde puedan sentirse felices.

El programa que une a prisioneros y gatitos

Debido a que encontrarles un hogar a todos los gatitos es una tarea difícil, el refugio decidió asociarse con la Unidad de Delincuentes Especiales del Complejo Correccional de Monroe (MCC-SOU), con la intención de buscar una forma de beneficiar a los reclusos y a los animales. Después de la negociación, se acordó que la unidad de prisión psiquiátrica, contenida dentro de este complejo, y conformada por 96 prisioneros, tendría la oportunidad de convivir con los felinos para criarlos y brindarles cuidados de calidad. Esto, a su vez, los beneficiaría para tener una compañía, un motivo para mantenerse ocupados y hacer cambios favorables en sus vidas.

Las condiciones para ser parte de este programa

Aunque se trata de gatos, y muchos pueden pensar que es sencillo cuidarlos y atenderlos, para estar dentro de este programa y tener la oportunidad de convivir con ellos es necesario que los reclusos cumplan con ciertas especificaciones. Entre estas se encuentran un comportamiento ejemplar, una higiene adecuada, estabilidad psiquiátrica, una buena actitud y disposición para participar en otros programas de la unidad.

El proceso de selección

Después de determinar a los posibles candidatos para el programa, cada uno de los reclusos es entrevistado por los especialistas de la unidad. Al ser aceptados, los nuevos padres adoptivos de los gatitos reciben una capacitación por parte de un experto del refugio, con el objetivo de que el recluso pueda adquirir los conocimientos necesarios para atender de manera adecuada a los animales.

Los beneficios para ambas partes

Este programa, iniciado en 2006, ha permitido que los reclusos adquieran una responsabilidad que los mantiene lejos de la ociosidad, y se ha percibido un aumento considerable en su autoestima. Con esto, también se ha incrementado su motivación para inscribirse en la escuela, obtener un trabajo, acatar las reglas que les son impuestas en la unidad y mejorar su higiene para seguir con esta labor. Por otro lado, esta oportunidad les ha regalado calma y ha hecho más fuertes sus ganas por servir a la comunidad.

Después de todo, con este programa, los gatitos sin hogar también tienen la posibilidad de ser amados y protegidos. Los reclusos se encargan de consentirlos, jugar con ellos, alimentarlos e incluso les tejen prendas y camas para darles a sus compañeros felinos la comodidad que merecen. El refugio se hace cargo de todos los gastos, y los recursos son recaudados a través de donaciones monetarias o de material. Hasta ahora, han sido más de 850 gatitos los que han formado parte de este programa.

¿Qué piensas de esta iniciativa? ¿Consideras que los reclusos pueden mejorar su vida cuidando de animales? Cuéntanos en los comentarios.

9-65
311
Compartir este artículo