Cantante africano que fue marginado por ser albino pasó de tocar en las calles a ser famoso y hoy ayuda a gente con su condición

Es descendiente de una dinastía real africana, pero su condición de nobleza no evitó que el pequeño Salif Keita sufriera el rechazo de su familia y su pueblo. Salif nació con albinismo, un trastorno de la piel que está cargado de mitos y supersticiones en África que pueden poner en riesgo la vida de los albinos.

Pero el rechazo que tuvo que enfrentar no detuvo a Keita. Su esfuerzo y generosidad lo llevaron a convertirse no solo en un cantante famoso a nivel mundial, sino en un defensor de la vida de decenas de albinos.

Genial.guru cree que es importante difundir la historia de altruismo y el lado benéfico de este cantante, y por eso hoy te contará acerca de Salif Keita.

1. Nació en la realeza, pero su albinismo no fue aceptado

Salif nació en Djoliba, en una familia que es descendiente de la dinastía del rey Sundiata Keita, fundador del antiguo Imperio malí. A pesar de tener un pasado con mil años de historia familiar, Keita sufrió el rechazo de la sociedad africana y de su propia familia por su color de piel. Salif tiene albinismo, un trastorno que provoca escasez de melanina en la piel, dándole un aspecto pálido, y que, para algunas culturas, es un símbolo de mala suerte.

Pese al rechazo que sufrió, continuó con sus estudios; así fue como descubrió su vocación de profesor. Pero el albinismo cambió sus planes y provocó que su visión se debilitara, llevándolo a renunciar a su sueño. Los problemas en su visión lo animaron a dedicarse a su segunda pasión: la música. Pero una vez más, no contaría con el apoyo de los suyos.

2. La decisión que lo cambió todo

Para una familia que es descendiente de un emperador no era bien vista la decisión que Salif había tomado: convertirse en músico. Así fue como se sintió forzado a abandonar su hogar y huyó a la ciudad de Bamako, capital de Malí. Pero en la ciudad, su sangre azul no valía mucho y, para sobrevivir de su música, tuvo que tocar en restaurantes y hasta en las mismas calles.

Los sacrificios que hizo Keita en sus inicios en el mundo musical no fueron en vano. Su talento empezó a reconocerse y se convirtió en el nuevo integrante de Rail Band; agrupación que le permitió ganar popularidad entre los músicos de la zona.

3. El inicio de una carrera como solista

Después de tres años con Rail Band, se separó para unirse a un nuevo proyecto musical. Su inclusión como el nuevo músico de Les Ambassadeurs marcaría su salto hacia el éxito. Durante su estancia con la banda, se vio obligado a mudarse a Costa de Marfil, pero el repentino cambio lo hizo más conocido, a tal punto que se mudaría a París, donde él y su música se volverían famosos.

4. Su música conquistó otros países y Hollywood

De tocar en las calles de Bamako, Salif pasó a tocar en el estadio de Wembley de Londres. Para la ocasión, se reunieron diversos cantantes en un concierto para rendir tributo a Nelson Mandela. Entre la lista de participantes se encontraban artistas mundialmente reconocidos, como Whitney Houston, George Michael y Peter Gabriel.

Su ascenso a la fama no se detuvo. Gracias a su gran talento, enamoró a Hollywood, y su canción “Papa” se incluyó en la banda sonora de la película Ali, en la que el popular actor Will Smith interpretó al boxeador Muhammad Ali. Esta colaboración lo ayudó a conquistar el mercado estadounidense con su música.

5. Cómo Salif ayudó a decenas de albinos

En África, la vida de los albinos suele estar en riesgo y no poseen acceso a atención médica de calidad. Esto es crítico, dado que la condición los pone en mayor riesgo de sufrir cáncer en la piel, problemas en la visión e incluso peligro de desarrollar ceguera, tal como le sucedió a Salif.

Motivado por su deseo de ayudar, decidió crear una fundación que defendería del peligro y apoyaría a los albinos de su continente. Así nació The Salif Keita Global Foundation, que busca visibilizar los derechos de las personas albinas. La fundación recauda fondos para ayudar a niños albinos a ser adoptados, ofrecerles servicios médicos y educativos y crear espacios para que se reúnan con seguridad.

Como parte de esta labor, Keita también ha donado grandes cantidades de dinero para la compra de protectores solares.

6. Su labor humanitaria como inspiración

En una entrevista, Salif comentó que le “encantaría que se encontrara una manera de prevenir el albinismo”. El príncipe lamenta la insuficiente capacitación para brindar una atención de calidad a personas con este trastorno, pero tiene muchas palabras y actos que inspiran y dan esperanza. Su mensaje y acciones han conmovido a miembros de su fundación a contribuir en el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas albinas.

7. Ser diferente es algo hermoso

A través de su música, este cantante ha expresado lo orgulloso que se siente de ser albino y de color. En el 2010, lanzó la canción “La Difference”, donde de manera biográfica narró lo que ha significado ser una persona de piel oscura y vivir con su albinismo, y expresó que ser diferente es algo hermoso que deberíamos celebrar.

¿Qué persona ha sido la que te ha inspirado más en la vida? ¿Alguna vez tus actos inspiraron a alguien más? Cuéntanos tus historias.

Compartir este artículo