Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Una fotógrafa que les tomaba fotos a hombres sin hogar se dio cuenta de que uno de ellos era su padre perdido

Una fotógrafa coreana comenzó a tomar imágenes de personas sin hogar cuando todavía estaba estudiando para ser una profesional en el tema. Mientras capturaba imágenes en las calles, reconoció a un hombre sin hogar como su propio padre, a quien no había visto en años, en específico, desde que se había divorciado de su madre.

En Genial.guru nos fascinó esta historia, por lo que realmente queremos compartirla contigo.

Diana Kim tenía solo 5 años cuando sus padres se divorciaron y su padre se convirtió en lo que su madre llamaba “un papá ausente”. Ellas pasaron momentos difíciles, viviendo con familiares y amigos, a veces quedándose en parques o pasando la noche en su auto. Pero Diana vio esta experiencia como una oportunidad para desarrollar sus habilidades de supervivencia.

El padre de Kim tenía un estudio de fotografía, y ella dijo que su interés por tal profesión comenzó con él. Empezó a tomar fotos de personas sin hogar cuando estaba en la universidad, como un proyecto, y lo continuó incluso después de graduarse. Esta idea le llegó al corazón, probablemente debido a su dura infancia y al hecho de que ella podía entender ese sentimiento de olvido que muchas personas en situación de calle viven a diario.

Mientras capturaba imágenes de gente en las calles de Honolulu, se dio cuenta de que una de las personas que había fotografiado era en realidad su propio padre. Intentó hablar con él, pero estaba en muy mal estado físico y mental, por lo que se negó a comunicarse con la joven fotógrafa. Ella se le acercó varias veces tratando de llamar su atención, pero no tuvo éxito, ya que él ni siquiera la miraba.

A pesar de que su padre se negaba a conocerla, ella nunca se rindió. Iba a verlo a menudo, y siempre intentaba hablar con él, esperando obtener alguna respuesta. Fue desgarrador para Kim ver a su padre en tan mal estado y no poder hacer nada al respecto. Mirarlo a través de la lente de la cámara era su forma de estar cerca de él. De esta manera, ella sentía que todavía estaba con su papá.

La fotografía es mucho más que solo imágenes congeladas cuando se hace con una pasión como la que tiene Kim, ya que captura también sentimientos y emociones. Es casi irónico pensar que su padre le pasó ese interés por el arte a su hija cuando él tenía su estudio, y luego fue esa actividad la que formó un puente que permitió que ambos se reencontraran.

Un día, el padre de Diana sufrió un ataque al corazón en la calle y alguien llamó a una ambulancia. Mientras estaba en el hospital, recuperándose, también comenzó a recibir tratamiento para sus afecciones mentales. Esto puede sonar muy extraño, pero el ataque al corazón básicamente salvó su vida, junto con la persona que pidió ayuda.

Obtener el tratamiento correcto hizo una gran diferencia en el hombre, y sus habilidades mejoraron dramáticamente. Ahora, él y su hija trabajan en la construcción de su relación todos los días, e intentan hacer cosas habituales que padre e hija hacen, pero que ellos no habían podido disfrutar antes. Entre esas actividades se encuentran ir al cine juntos, dar un paseo en automóvil o simplemente caminar por la playa.

“Esta historia no solo es mía, es de todos... Es probable que muchos conozcamos a alguien que no tiene hogar o que actualmente no tiene un techo sobre la cabeza. Espero que esto ayude a continuar humanizando la falta de vivienda para nuestra comunidad”, dijo Kim.

“Cuanto más lo conozco, más me conozco a mí misma... Estoy muy agradecida de que la prueba del tiempo y la persistencia nos hayan dado la oportunidad de vernos como realmente somos”, agregó.

“Si al principio no tienes éxito, ¡inténtalo de nuevo!”. Eso es correcto, ¡nunca te rindas! Kim no lo hizo, y obtuvo una gran recompensa por su lucha. No puedes cambiar al mundo entero, nadie puede hacerlo, pero mejorar la vida de una sola persona no tiene precio.

¿Estás impresionado con la dedicación y persistencia de Kim? ¡Nos encantaría leer lo que piensas de esta historia en los comentarios!

Compartir este artículo