Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una novia usó su vestido frente a su abuela para compartir un último momento con ella, y su historia nos conmovió hasta las lágrimas

La planificación de una boda no es un proceso fácil, ya que hay muchas cosas que escapan de nuestro control. Y Tara Foley, una muchacha de Texas, se encontró con una de estas situaciones. Meses antes de casarse, descubrió que su abuela había sido internada en un asilo y que ya no podría desplazarse a otras partes, pero deseaba tanto estar en la boda que Tara que la joven encontró la manera de involucrarla en la celebración.

En Genial.guru queremos compartir contigo esta historia, la cual es un recordatorio de que es posible encontrar la forma de resolver cualquier situación... solo tenemos que mirar las cosas a través de una perspectiva más amplia.

En una publicación viral en Facebook, Tara reveló que sabía cuál era el último deseo de su abuela de 102 años. Su enfermera le preguntó al respecto, y ella respondió que, antes que nada, quería estar en la boda de su nieta. Pero era poco probable que eso ocurriera debido a su avanzada edad y a su débil corazón.

Entonces, ¿qué podía hacer la muchacha si su abuela no podría asistir a su boda? Pues, usar su vestido de novia y hacer una sesión de fotos completa con ella. Ese fue exactamente el plan de Tara, aunque decidió no contarle nada al respecto a nadie de su familia.

Ella se presentó con su traje nupcial en el centro de cuidados paliativos y pidió que le dijeran a su abuela que tenía una visita. Más tarde escribió que ese fue uno de los mejores días de su vida: “Las palabras no pueden explicar cuánto significó ese momento para mí, y lo apreciaré por el resto de mi vida. Su sonrisa quedará grabada en mi mente, y el amor entre nosotras vivirá para siempre en mi corazón”.

Tara agregó que ambas sabían que esa sería la última vez que se verían. “Me tomó por las mejillas, me miró directamente a los ojos y dijo: ‘Te quiero mucho’. 27 días después, ella falleció”.

Pero la historia no termina ahí. En su boda, Tara sorprendió a su familia con las tiernas fotos. A pesar de que la abuela ya había fallecido, estaba presente a través de esas imágenes y recuerdos compartidos. La muchacha quería cumplir su deseo, y creemos que logró hacerlo.

¿Cómo te sientes después de haber leído esta historia? Recordemos a nuestras maravillosas abuelas y compartamos fotos de ellas en la sección de comentarios.