Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una fundación recicla las sandalias que llegan a las playas y las transforma en bellas obras de arte

Una familia de elefantes, un pulpo, delfines, gorilas, tortugas marinas, jirafas, estrellas de mar... Son coloridos y los hay de todos los tamaños, desde pequeños hasta grandes, del mismo tamaño que el de los majestuosos animales que reinan en bosques, playas y selvas. Sabemos que son esculturas y que están inspiradas en las ansias de juego de los niños, que han viajado por el mundo y que nacen del mar. Aunque, quizás, lo que más nos sorprenda sea saber que están hechas de sandalias playeras. Aquellas que han sido arrojadas al mar por personas que creían que no servían para nada. Pero sí servían, y mucho.

Genial.guru le impactó cada creación de Ocean Sole. Solo míralas, descubre cómo se hacen y cuál es el objetivo detrás de estas obras de arte. Al final, encontrarás un bono con más creaciones.

Un proyecto inspirado en los niños

Viendo a los niños hacer juguetes con las sandalias playeras que se apilaban en las orillas de las playas, Julie Church, fundadora de Ocean Sole, tuvo una idea reveladora y muy prolífica: ¿por qué no hacer de esas sandalias gastadas y ya descoloridas un producto artesanal con el que pudieran jugar los niños y también subsistir sus familias?

Así nació su solución azul, conocida como “Emprendimiento de conservación marina: de la basura al comercio”. Sus objetivos iniciales son dos: evitar el deterioro del medioambiente y ayudar a la comunidad keniana de bajos recursos. Solución azul viene a comunicar un mensaje en nombre del océano: “¡Mantenme limpio, mantenme sano!”. En Kenia, parecen estar ocupándose de eso.

Cómo comenzó todo

Todo inicia con alguien que cree que su sandalia ya no sirve más y la arroja al mar. Después, las aguas la arrastran hacia la orilla, donde se junta con muchas otras de ellas que han sido abandonadas o empujadas mar adentro en un descuido de sus dueños. Luego, estas se recolectan a partir de la limpieza de playas. La fundación insta a que la comunidad local ayude en esta tarea y, para alentarla, ofrece un pago justo por cada kilo que junte. Así es como alcanza sus dos ideales: mantener los desechos tóxicos lejos del agua y ayudar a los pobladores de escasos recursos.

No siempre se juntan las mismas cantidades de sandalias. Esto depende de distintos factores, desde cuántas personas haya buscando y dónde vayan a hacerlo, hasta el clima: se pueden encontrar más sandalias a orillas del río y en la playa en las temporadas lluviosas que en las épocas de mayor sequía.

Cómo se hacen estas obras de arte

Las sandalias se lavan, se cortan y se transforman en productos coloridos. Al final, se obtiene algo verdaderamente especial y único: una pieza artesanal y tan original como atractiva. A simple vista, estas bellas esculturas parecen pintadas, pero no. Para que queden así de espectaculares solo es necesario lavarlas muy bien con detergente ecológico, limpiarlas a fondo y lijarlas para que sus colores resalten.

Dónde pueden verse y cómo se comercializan

Estas esculturas, algunos animalitos pequeños y otros inmensos, son vendidas en el mercado local de Kenia y también cruzan fronteras. Los productos están disponibles en todo el mundo. Se ofrecen en línea en la página oficial de la organización, se exhiben en una tienda en Kenia y en una sala de exposición en Ponte Vedra Beach, Estados Unidos. Sí, se han expandido y están recorriendo el planeta.

Por qué Ocean Sole es una empresa social

El trabajo artesanal que propone este emprendimiento es un medio de subsistencia: un ingreso seguro para muchas familias de la comunidad de Kenia. Según los datos que figuran en la página de la fundación, el proyecto impacta positivamente en más de 1 000 kenianos y les proporciona ingresos constantes a casi cien familias kenianas de bajos recursos. Parte de los ingresos de la empresa se destinan a la limpieza de playas y a ayudar a que sus empleados paguen los estudios de sus hijos y hasta puedan comprarse un terreno o incluso su propia vivienda.

En 2017, se reciclaron más de medio millón de sandalias, y actualmente, el promedio está en una tonelada por semana. Alrededor del 15 % de los ingresos de la empresa se destina a la limpieza de playas, programas vocacionales y educativos. El espíritu de la organización está claro: tomar conciencia de la difícil situación de los océanos y, en el proceso de sanarlo, ayudar a cambiar la vida de muchas personas cuya situación también es difícil.

Bono: más de estas bellas creaciones

1. “Desde lavarse en tierra hasta sentarse en tierra, nuestras esculturas son únicas”

2. “Con ocho brazos, tres corazones y muy inteligente, el pulpo es otra razón para salvar nuestros océanos”

3. “Nuestro nuevo lanzamiento ha tenido una respuesta abrumadora”

4. “Los gorilas entienden el verdadero significado del liderazgo y la responsabilidad de proteger a quienes están bajo su mando”

5. “Cada una de nuestras esculturas está cuidadosamente tallada a mano”

6. “Intenta sentirte como la tortuga: a gusto en tu propio caparazón”

7. “La sencillez del diseño es muy atractiva. Sin complicaciones, sin lujos, sin volumen y sin adornos innecesarios”

8. “Nuestra tortuga gigante lista para partir”

9. “Exhibiendo nuestro oso gigante en Metrotown, Canadá”

10. “Esculturas de animales de colores brillantes y de tamaño real”

11. “No todas las estrellas pertenecen al cielo”

¿Qué opinas de la labor que hace esta organización? ¿Conoces alguna otra que combine asistencia social con cuidados del medioambiente? Si quieres conocer más sobre ellos o seguir sus pasos, visita su página de Facebook.