Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Celebridades cuyos padres hicieron todo lo posible, e incluso un poco más, para que sus hijos alcanzaran el éxito

“Cumplí 8 años. Estábamos en Disneylandia, y quería tomarme fotos con las princesas, ¡pero todos querían una foto con ella!”, así, con una sonrisa, Kaia Gerber describió el momento en el que se dio cuenta de cuán famosa era su madre, Cindy Crawford. Indudablemente, ella tuvo mucha suerte con sus padres, al igual que los héroes de nuestra colección.

Genial.guru decidió averiguar qué celebridades tuvieron la suerte de nacer en una familia donde sus búsquedas creativas encontraron reconocimiento y apoyo, y cómo evolucionaron las vidas de sus extraordinarios padres.

Keira Knightley y su madre, modesta, pero talentosa

Keira creció en un ambiente creativo. Su padre, Will Knightley, es actor de teatro y cine, y su madre, Sharman Macdonald, es una dramaturga, escritora y directora talentosa. En su juventud, Sharman, incapaz de superar su timidez y después de 7 años de trabajo en televisión, abandonó la carrera de actriz. La mujer soñaba con una hija, pero su esposo estaba en contra ya que ya tenían un hijo y no había suficiente dinero para todos. La familia solo comía baguetes, lentejas y tomates.

Sharman tuvo la idea de escribir un drama para el teatro Bush, en el cual había trabajado anteriormente, y su esposo le hizo una apuesta: si ella lograba vender su trabajo, entonces tendrían otro hijo. La obra fue puesta en escena en 1984, y fue un éxito. La exactriz incluso recibió un premio como mejor dramaturga principiante. Un año después nació la futura estrella de Hollywood, Keira Knightley, a quien su padre nombró en honor de la brillante patinadora soviética Kira Ivanova.

Gracias a sus padres, Keira conoció el teatro y el ballet en la primera infancia, y a los 6 años, la principiante actriz ya tenía un agente personal.

Michael Douglas y sus estelares padres

Los padres de Michael, Diana Love Dill y Kirk Douglas, se conocieron en la escuela de actuación, pero no comenzaron una relación seria entonces. Sin embargo, el destino los reunió nuevamente: mientras Kirk servía en la Marina, vio accidentalmente una foto de Diana en la portada de la revista Life, donde ella trabajaba como modelo. Entonces, el hombre exclamó apasionadamente: “Conozco a esta chica, ¡y me casaré con ella!”, y le escribió una carta, la cual ella respondió. Seis meses después, aceptó casarse con él.

Y aunque el matrimonio de los dos actores fue de corta duración, siempre mantuvieron una relación muy cálida. Además, gracias a su padre, Michael recibió su primer Óscar. Kirk compró los derechos de una novela de Ken Kesey, Atrapados sin salida, los cuales posteriormente transfirió a su hijo. Michael convirtió el escrito en una película que ganó muchos premios de la Academia, y el resto es historia.

Michael Douglas con sus padres y su hijo, Cameron.

Naomi Watts y su madre

Los padres de Naomi se divorciaron cuando ella tenía 4 años, y la niña se quedó con su madre, Myfanwy Edwards. Myfanwy trabajó como diseñadora de vestuario y escenografía, y actuó en un teatro de aficionados. En una ocasión, la pequeña Naomi vio a su mamá durante una actuación, y eso la hizo animarse a convertirse en actriz. Cuando tenía 14 años, la familia se mudó de Inglaterra a Sídney, donde su madre envió a Naomi a clases de actuación. Allí se hizo amiga de Nicole Kidman, y después de 4 años recibió su primer papel en la película For Love Alone.

Sylvester Stallone y su poderosa madre

Jacqueline “Jackie” Stallone es una persona multifacética. Se convirtió en la primera mujer en Washington en organizar un espectáculo de deportes de fuerza y pesas, y más tarde abrió un gimnasio solo para mujeres. Además, era bailarina, gimnasta de circo en un trapecio, y formaba parte de un grupo como cantante en una discoteca. E incluso ahora, a los 98 años, Jacqueline continúa practicando deportes de fuerza.

Durante el parto, Jackie tuvo complicaciones. Los obstetras tuvieron que usar fórceps para sacar al bebé, lesionándole un nervio y haciendo que naciera con una parte de la cara paralizada. Esto explica el habla ligeramente difusa característica de Stallone y la expresión severamente implacable que siempre tiene en su rostro.

Ansel Elgort y sus creativos padres

La carrera de Ansel Elgort comenzó con la película de terror Carrie (2013), donde interpretó uno de los papeles principales. Sin embargo, el futuro creativo del actor estuvo predeterminado desde su nacimiento: llegó al mundo en la familia del fotógrafo Arthur Elgort, quien trabajó durante más de 30 años en la revista Vogue, y de la directora de ópera Grethe Barrett Holby. Su hermano y hermana también encontraron sus vocaciones en el campo del arte.

A los 9 años, su madre lo llevó a una escuela de ballet, donde el niño estudió durante 5 años. Y desde la infancia, su padre les enseñó a los niños los flashes de la cámara: tomaba fotos de todos los momentos de sus vidas, como cuando comían cereal en el desayuno o hasta cuando se bañaban.

Hilary Swank y su madre

Hilary Swank considera a su madre “una inspiración para la actuación y la vida”, aunque Judy Kay era una secretaria ordinaria. A los 15 años, los padres de Hilary se separaron. La niña no encontró comprensión entre sus compañeros y maestros, pero en ella ya ardía el deseo de convertirse en actriz. Cuando entraba en un personaje, dejaba de sentirse una extraña. Y la única persona en la que encontró apoyo y que creía en su fuerza fue su madre. Para hacer realidad el sueño de Hilary, ambas se mudaron a Los Ángeles. Allí tuvieron que vivir en un automóvil por un tiempo, hasta que Judy ahorró dinero suficiente para alquilar un departamento.

La aventura de madre e hija, como vemos, dio resultado, y ahora, Hilary es la dueña de dos Óscar.

George Clooney y sus padres

El padre de la estrella hollywoodense, Nick Clooney, es un famoso presentador de televisión. Una vez, participó como juez en un concurso de belleza. Una de las participantes, Nina Warren, le causó una fuerte impresión. La joven recibió de él no solo la corona de reina de belleza, sino también una propuesta de matrimonio. Después de 2 años, nació su hijo, George.

Curiosamente, el pequeño Clooney odiaba la Navidad. Cada año, su padre, conocido por su amabilidad y bondad, recibía un montón de cartas de personas que se encontraban en situaciones difíciles. Nick elegía una y juntos, en familia, se encargaban de comprar regalos para esas personas desconocidas. En el día festivo, durante una hora o más, la familia viajaba a ver a esa gente que no conocía, la ayudaba con la limpieza de la casa y la cocina, y luego le presentaba los regalos. Solo después de eso, al regresar a su hogar, ellos podían abrir sus propios obsequios. Ya siendo un adulto, George Clooney se dio cuenta de que su padre era un hombre de alma amplia y muy bondadosa, y siguió sus pasos ayudando a los más necesitados.

Taylor Swift y sus papás

Los padres de Taylor Swift no son estrellas de cine ni magnates financieros, pero sin duda, la joven tuvo suerte con ellos. A pesar de que se hizo famosa cuando era muy joven, nunca trató de demostrar “adultez” de forma temprana.

Taylor pasó su infancia en una granja de árboles de Navidad. Allí se le encomendó una tarea responsable: derribar los capullos de mantis de los árboles festivos para que los insectos no se infiltraran en las casas de los clientes. Los padres paralelamente trabajaban en el campo de las finanzas, y su hija quería seguir sus pasos con toda seriedad. Solo la pasión por la música country la hizo cambiar de opinión. A partir de los 10 años, la madre de Taylor comenzó a llevarla a concursos de karaoke, y a los 11 años, a petición suya, la llevó a otra ciudad para que pudiera hacer una maqueta musical allí. Cuando Taylor logró cierto éxito, su padre se mudó con ella para que le fuera más fácil desarrollarse en el campo elegido.

La pequeña Taylor con sus padres en su granja de árboles de Navidad.

Emma Thompson y sus padres

Según Emma Thompson, el hecho de que se convirtiera en actriz era inevitable. Por todos lados estaba rodeada de personas talentosas y creativas. Su mamá, Phyllida Law, fue una actriz escocesa bastante conocida, y su padre, Eric Thompson, fue el presentador y narrador del programa de televisión The Magic Roundabout. Su hermana menor, Sophie, también eligió una carrera en cine y teatro.

Sin embargo, Eric infundió en su hija, Emma, el amor por la palabra, y al principio, ella no planeaba conectarse con el mundo de la actuación. Emma ingresó en la Universidad de Cambridge para estudiar literatura inglesa, pero sus amigos la convencieron de unirse a una compañía cómica, donde era la única mujer. A partir de ese momento comenzó su carrera como actriz.

Ben Stiller y sus padres

Ben Stiller con sus padres y su hermana, Amy.

Literalmente desde la cuna, Ben Stiller ya tenía un lugar en el escenario. Nació en una familia de actores cómicos, así que, desde temprana edad, sus padres comenzaron a llevarlo con ellos a las grabaciones de programas de televisión. Jerry Stiller, su padre, actuó junto con su esposa, Anne Meara, en programas de televisión como The Ed Sullivan Show. Ambos se convirtieron en el dúo cómico más popular de la época, y cuando su carrera comenzó a declinar, decidieron cambiar su proyección y empezaron a grabar películas y publicidades.

Dwayne Johnson y su padre severo, pero amoroso

Dwayne Johnson no solo es uno de los actores más exitosos y taquilleros de todos los tiempos, sino también un 10 veces campeón mundial de lucha libre, así como el propietario de muchos otros títulos en este deporte. Se involucró en las batallas siguiendo el ejemplo de su padre, el también campeón mundial Rocky Johnson.

Aunque el mismo Rocky entrenó a Dwayne después de retirarse, inicialmente se opuso a que su hijo siguiera sus pasos. Sabía que participar en batallas y entrenamientos regulares no era una tarea fácil. Pero Dwayne fue terco y logró un éxito sin precedentes. Sin embargo, como todo el mundo, al principio de su carrera tuvo fallas. Durante una de ellas, el corazón del padre de Johnson no pudo soportarlo, y él mismo entró en el cuadrilátero bajo el nombre artístico de su hijo para darles una lección a sus “agresores”.

Esto es lo que el actor dijo sobre el papel de padre:

“Por naturaleza, los niños pequeños tienden a convertir a su padre en un ídolo. Quieren ser como él y siempre buscan su aprobación. Resulta curioso que haya dejado de buscar esta aprobación solo cuando me di cuenta de lo que significa ser un hombre y, lo que es más importante, un padre. Esto reforzó mi gratitud por el duro amor que siempre me dio. Años más tarde, como hombre y padre de tres niñas, me di cuenta de que el amor duro es mucho mejor que la falta de él... Ese amor me convirtió en quien soy hoy”.

¿Tus padres te apoyaron cuando eras niño? ¿Te dieron razones para estar orgulloso de ellos? Cuéntanos sobre eso en los comentarios.