Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Creencias y hechos históricos que surgieron en torno al año bisiesto

Un año tiene 365 días según el calendario gregoriano, el cual es distribuido en 12 meses de 30 o 31 días cada uno, a excepción de febrero, el cual solo tiene 28 días. Sin embargo, hay años en los que el mes de febrero figura con 29 días. Estos son conocidos como años bisiestos y generan una serie de tradiciones, leyendas y otros eventos acerca de esa fecha que solo se repite cada cuatro años.

Genial.guru recopiló las leyendas y sucesos más interesantes sobre el mítico 29 de febrero e investigó por qué surgió este “día extra” como una solución para corregir ciertos desfases del tiempo.

Los problemas de “días extra” como indicio de los años bisiestos

Por muchos siglos, la sociedad utilizó el calendario juliano para contar los días y años. Este contenía unos “días extra”, que daban lugar a los años bisiestos. Al ser divididos, los años resultaban tener 365,25 días. Esto suponía un gran desfase en el tiempo que conllevaba acortar los años.

Para poder corregir estos desfases, el papa Gregorio XIII diseñó el calendario gregoriano. Este establecía que, cada cuatro años, habría un día adicional. Así fue como surgió el 29 de febrero, una fecha especial para muchas culturas, quienes crearon una serie de leyendas y eventos extraordinarios que solo se celebran ese día.

1. Propuestas de matrimonio hechas por mujeres

Cada 29 de febrero, las mujeres de Reino Unido e Irlanda tienen la oportunidad de ser ellas quienes proponen matrimonio a sus parejas. Dicha tradición surge en el siglo XIX al repartirse tarjetas postales que incitaban a las novias a realizar sus propuestas, aunque también existen dos leyendas que hablan sobre su supuesto origen.

Una de las leyendas dice que la reina Margarita de Escocia había emitido una ley en 1288 en la que daba a las mujeres solteras la libertad de proponer matrimonio y castigar a los hombres que las rechazaran. Otras versiones aseguran que fue el santo irlandés san Patricio quien decretó que las mujeres podían hacer la propuesta una vez cada cuatro años.

Esta tradición fue la inspiración para la película Año bisiesto. En ella, una decoradora estadounidense decide ir a Irlanda tras su novio para pedirle matrimonio el 29 de febrero, el único día que esto se permite según la tradición irlandesa.

2. Para Suecia, 29 días no fueron suficientes

Si alguna vez has escuchado la frase “te pagaré el 30 de febrero” (dando a entender que esto nunca sucederá), lleva a tu deudor a Suecia. Allí, hubo un año en el que se incluyeron, no uno, sino dos días adicionales. Esto se debió a que, al pasar del calendario juliano al gregoriano, tenían que “quitar” días a los años para alcanzar el nuevo oficialmente aceptado calendario en el año 1700.

Sin embargo, comenzó una guerra que les impidió realizar tal acción. Así se creó el calendario sueco, el cual implicó un atraso de diez días con respecto al calendario gregoriano. Así fue cómo, en 1712, apareció el 30 de febrero para poder cubrir esta franja de tiempo y pasar finalmente al calendario gregoriano en 1753.

3. Algunos años bisiestos son ignorados

Por regla general, los años bisiestos suceden cada cuatro años. Pero ¿por qué algunas fechas fueron ignoradas? Esto se debe a que existe una regla matemática para cubrir el desfase de los días extra y ha sido adoptada por el calendario gregoriano: un año es bisiesto si es divisible entre 4 y 400, pero no lo es si es divisible entre 100.

Por ese motivo, los años 1700, 1800 y 1900 no fueron bisiestos, mientras que los años 1600 y 2000 sí lo fueron. Cuando concluya este siglo, con el 2100, el mismo figurará con tan solo 28 días en el mes de febrero, logrando corregir este error mínimo que podría significar un gran problema para calcular los cambios estacionales del planeta.

4. Prohibido casarse y salir de viaje el 29 de febrero

En Escocia y Grecia, esta fecha se considera signo de mal augurio. Para los escoceses, un 29 de febrero es equivalente al martes 13 y viernes 13 en otros países, por lo cual evitan organizar una boda o embarcarse en un viaje.

Los griegos, por su parte, van mucho más allá con su superstición: mantienen la creencia de que casarse en un año bisiesto le traerá mala fortuna a la pareja y que los efectos aumentan si la boda es celebrada el 29 de febrero. Así que la única opción es esperar un año más para contraer matrimonio.

5. Salvado por el eclipse lunar un 29 de febrero

Cristóbal Colón llegó a Jamaica en 1504, sufriendo una grave crisis en su tripulación debido a que los barcos fueron severamente dañados por una tormenta. Los nativos de la isla se negaron a darles comida, así que el explorador les advirtió que, si no les ayudaban, Dios los castigaría sumiéndolos en una eterna oscuridad y, como advertencia, pintaría la Luna de rojo.

Colón se guio por el calendario lunar para lanzar la advertencia, el cual indicada que el eclipse se llevaría a cabo el 29 de febrero de ese año. Es por eso que, al ver la Luna roja, los nativos accedieron a cooperar con los navegantes con tal de que todos los astros volviesen a la normalidad.

6. Del uno al 1461, ¿qué posibilidad hay de nacer en un día bisiesto?

La posibilidad de nacer en un año bisiesto es del 1 al 1461. Si multiplicamos 365 por 4, nos da como resultado 1460 días. A esto se le suma un día más por el bisiesto y se llega a 1461 días en total. Esta información fue dada por un club online conocido como “Sociedad Honoraria de los Nacidos en Día Bisiesto”, el cual reúne a más de 100 000 integrantes para que puedan contar sus experiencias de haber nacido en tan peculiar fecha.

7. Visita a la capital mundial del año bisiesto

Tanta fascinación causa el 29 de febrero que hasta existe una capital mundial del año bisiesto. Este es el pueblo Anthony, localizado en Texas, Estados Unidos. Todo comenzó en 1988, cuando un residente propuso a la cámara de comercio que se celebrase un festival cada cuatro años en honor al día bisiesto. Es así como las autoridades conjuntas de Texas y Nuevo México se organizaron para hacer realidad dicha propuesta.

También se originó el club de cumpleaños mundial del año bisiesto, cuya sede se encuentra en Anthony y aprovecha el festival del pueblo para festejar los cumpleaños de todos los nacidos el 29 de febrero. En el 2003, logró reunir a más de 400 miembros de diferentes partes del mundo, quienes viajan a Anthony cada cuatro años para unirse a celebrar.

8. Países donde cambian tu fecha de nacimiento

En algunas regiones del mundo, cuando un bebé nacido el 29 de febrero es anotado en el registro civil, los empleados les piden a los padres registrar su fecha de nacimiento como el 28 de febrero o 1 de marzo. En Hong Kong y Reino Unido, por ejemplo, registran los cumpleaños de los nacidos el 29 de febrero el 1 de marzo y, además, deben ser anotados en ese mismo día obligatoriamente.

En Nueva Zelanda y Taiwán también cambian las fechas de nacimiento de los bebés bisiestos, quienes son registrados como nacidos el 28 de febrero. Esto se debe a que, para el código civil, si un periodo de semanas, meses y años no inicia a partir del primer día de la semana, mes o año, debe terminar con el final del último día de la semana o del mes.

Sin embargo, aún en regiones donde no existe este reglamento y los bebés pueden conservar su fecha de nacimiento original, surge la necesidad de escoger entre el 28 de febrero o 1 de marzo para festejar el cumpleaños.

9. Nacimiento y fallecimiento en día bisiesto

Sir James Willson fue primer ministro de Tasmania y se caracterizó por su larga trayectoria política y su peculiar fecha de fallecimiento. Wilson, ya de por sí, era especial por haber nacido un 29 de febrero. Vivió exactamente 68 años cronológicos y, en su cumpleaños número 17, falleció y pasó a la historia por ser la única persona en el mundo que nació y murió un día bisiesto.

10. Una madre que festeja triple cumpleaños en día bisiesto

Karin Henriksen era una mujer normal, hasta que se convirtió en madre de tres hijos nacidos en tres 29 de febrero seguidos. Este dato no sería nada extraordinario si fuesen trillizos, pero todos sus hijos nacieron en diferentes años. Es así como, en 1960, tuvo a su única hija, Heidi; en 1964, nació su primer hijo, Olav; y, en 1968, nació el hermano menor, Leif.

11. El año bisiesto es año de siniestros

Muchas personas piensan que el año bisiesto es cuando ocurren toda clase de catástrofes relacionadas con la muerte por causas extremas. Esto se debe a que algunos acontecimientos históricos, como el hundimiento del Titanic y los asesinatos de Gandhi, Martin Luther King, John Lennon y Kennedy, sucedieron en años bisiestos.

Por ese motivo, en el campo de la astrología, se puede encontrar algunos consejos para superar el mal augurio de este año. Un ejemplo sería el de llevar un cuarzo blanco dentro del bolso o bolsillo y sumergirlo en una mezcla de agua y sal gruesa para purificar las malas energías acumuladas en dicho mineral.

¿Crees que el 29 de febrero es un día especial? ¿Qué anécdotas conoces que estén relacionadas con los años bisiestos? Déjanos tus comentarios.