Genial
Genial

12 Historias que demuestran que este mundo alberga más bondad de la que imaginamos

En los diarios siempre informan que la humanidad está perdida. Pero no estés tan seguro, contamos con historias reales para ti que demuestran que las personas son capaces de llevar a cabo acciones buenas y, sin duda, sinceras. Por ejemplo, acoger a un gatito helado del frío en la calle, llevar a una anciana en el auto hasta su casa o simplemente pasar por el hospital con una bolsa de golosinas cuando ya nadie esperaba una sorpresa tan agradable. Estas y otras muchas historias de la vida de gente común son las que podrás leer en este artículo, ya que creemos que son dignas de toda tu atención.

Genial.guru recopiló para ti una serie de historias, todas ellas conmovedoras e inusuales, que circulan por las redes sociales. Todas revelan que hacer el bien es una cuestión bastante sencilla.

  • Estaba fumando por la entrada del portal, observando a una mujer con uno de sus hijos en su cochecito, y al otro, corriendo a su alrededor. Este último era un niño inquieto y regordete. De repente, se mete en el césped y agarra una botella vacía de un refresco. Mamá: "Hijo, ¿qué has encontrado ahora?". Su hijo: "¡Mamá! ¡Aquí hay basura! ¡La tiraré en la papelera!". Y corre con la botella, adelantando a su madre, hasta el contenedor más cercano. @SVIHO
  • Llamé para pedir sushi. Esperé alrededor de un minuto a que el operador descolgase el teléfono. El contestador automático me informó de lo siguiente: "Lleva esperando mucho tiempo, lo que significa que es usted una persona paciente. Lo apreciamos mucho y por eso le regalamos una bebida de fruta". @wereven
  • ¡Qué orgullosos estaban nuestros amigos cuando se compraron un Terranova! El perro creció hasta alcanzar tamaños enormes y aterradores. Lo llevaban a una escuela canina, le enseñaron numerosos comandos. Un día, mientras los dueños estaban en el trabajo, entraron a robar a su casa. Los ladrones se lo llevaron todo, hasta las pantuflas. Pero, por algún milagro, la policía encontró a los delincuentes. Por curiosidad, les preguntaron por qué se habían llevado las pantuflas de los dueños. Los ladrones respondieron: "Él (el perro) nos tenía ya hartos con estas pantuflas, las llevaba entre los dientes, molestándonos con su nariz y no nos dejó en paz hasta que nos las pusimos. En cuanto lo hicimos, enseguida se fue a dormir". @Grunding
  • Una vez, cruzaba a pie una carretera de dos carriles llevando a mi hija pequeña en brazos. En el carril más próximo iba un BMW que se detuvo, dejándonos pasar. Empecé a cruzar, pero me di cuenta de que por el otro carril pasaba a toda velocidad un Renault muy antiguo. Entonces, este BMW se movió bruscamente hacia el carril derecho, creando una barrera protectora entre nosotros (mi hija y yo) y el otro vehículo. El Renault frenó bruscamente como pudo. Probablemente, no nos hubiera atropellado porque yo estaba en alerta, pero este acto del conductor del BMW lo recuerdo desde hace varios años y se me pone la piel de gallina.
  • Mi esposo trabajó toda su vida como abogado, es un hombre bastante duro. Pero un día, al abrir la puerta, lo encontré temblando y con gestos de enorme preocupación. Cerca de la casa, al lado de las tuberías, había encontrado, en pleno invierno, a un pequeño gatito que ya estaba cubierto de escarcha. Conseguimos que se recuperare, está creciendo un chiquitín muy cariñoso. Una vez más, me di cuenta de que esas personas tan "duras", a veces, también tienen un gran corazón.
  • Ayer volvía en el auto con mi hijo tras estar en la piscina. Vimos a una mujer caminando por el arcén de la carretera, la parada de autobús estaba bastante lejos. Me ofrecí a llevarla. Resultó que, antes, ella iba al pueblo con su marido, pero ahora, tras sufrir este un accidente cerebrovascular, ya no se pone al volante. Antes de bajar, la mujer me preguntó: "¿Tienes lirios?". Respondí que no. Entonces, ella saca de su bolso un ramo grande de flores envuelto en papel. Solo pude verlo bien al llegar a casa: 5 lirios que olían increíblemente a primavera.
  • Un niño llamó a una ambulancia diciendo que su mejor amigo se estaba muriendo y no había ningún adulto cerca. Llegamos para atender a la llamada y nos abrió la puerta un niño pequeño con un loro en sus manos. Resultó que el pájaro había comido en exceso y se había caído de la jaula. @Chedroom
  • Me equivoqué en un dígito y accidentalmente recargué la tarjeta bancaria de una persona desconocida. Al principio, no me di cuenta, pero cuando lo vi, envié a esta tarjeta un euro más con la nota "Devuélvamelo, si puede. Me he equivocado". Una hora más tarde me ingresaron el euro con la siguiente nota: "Disculpe, por favor, pero ya me había comprado comida". Yo no esperaba otra cosa. Me puse triste, pero luego me olvidé del tema. Tras pasar 2 semanas me llega una notificación. Todo el dinero, incluido los céntimos, en mi cuenta, con una nota: "En aquel momento, me ayudó mucho. Gracias".

  • Me di cuenta de que nuestra ciudad cuenta con el alcalde más genial después de que le escribiese en broma en una red social que si era posible, me trajera cigarrillos al hospital porque tenía prohibido salir. Se lo escribí y me olvidé del tema. Tras pasar dos horas, aparece un hombre vestido de chaqueta que me entrega un paquete de cigarrillos, jugo, frutas y un par de novelas policíacas.

  • Vi en el carril derecho de la carretera a una persona en silla de ruedas que parecía haberse quedado dormida. Los autos pasaban junto a él, pitándole, salpicando agua por la abundancia de charcos. No podía soportarlo, así que me acerqué a él, poniendo las luces de emergencia. Apenas tenía pulso, sus labios, azules. Llamé de inmediato a una ambulancia, la cual llegó en apenas tres minutos. Accidente cardiovascular. Lo acompañé al hospital en el auto de la ambulancia. El hombre se salvó, encontraron su teléfono y llamaron a su hija. Cuánto ella me abrazó, cuánto lloró...
  • Hoy, en la cafetería donde trabajo, un hombre olvidó su cartera. Al regresar a por ella, pasada media hora, recibió mi hallazgo intacto y seguro, por lo que me agradeció exactamente con la cantidad de dinero que me faltaba este mes para pagar la hipoteca. Lloro ahora de felicidad. Donde quiera que estés, ¡muchas gracias!
  • El ídolo de mi hija es Rapunzel. Su sueño es gozar de un cabello similar. A sus 14 años, tiene una trenza gruesa y brillante que llega hasta las rodillas. Adora su cabello y lo protege más que nada en el mundo. A su novio, con solo 15 años, le diagnosticaron cáncer. Hace 3 días se afeitó la cabeza antes de someterse a quimioterapia. Mi hija estuvo llorando dos noches porque se burlaban de él en la escuela (no le contó a nadie lo del cáncer). Y ayer ella llegó a casa con la cabeza afeitada. Ella se negó a comentarlo, solo dijo "que ahora se burlen también de mí, bastardos". Sé que esto ha supuesto para ella un gran sacrificio. Y ahora creo que ya sé cuánto de grande es el corazón de mi hija.

¿Qué tipo de buenas acciones han hecho tú o tus conocidos recientemente? ¡Comparte tus historias en los comentarios y escribiremos un artículo basándonos en ellas!

Imagen de portada SVIHO / pikabu
Genial/Historias/12 Historias que demuestran que este mundo alberga más bondad de la que imaginamos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos