Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 Historias de adopción que debería leer cualquiera que haya perdido la fe en la humanidad

Para un niño abandonado, cualquier persona cuyo corazón sea lo suficientemente grande como para asumir la responsabilidad de una pequeña vida puede convertirse en familia. Este hecho está plenamente confirmado, tanto por aquellos a quienes el destino les envió unas manos cariñosas, como por los que tienen tales manos.

Genial.guru admira sinceramente a quienes les dan una nueva vida a los niños olvidados, y quiere que conozcas las historias de estas familias.

  • Nunca entendí a las personas que se enojan cuando les dicen que son adoptadas... Yo mismo fui adoptado por mi padre. ¿Y qué? Simplemente no te das cuenta de un simple detalle: si eres adoptado, entonces tienes suerte, porque fuiste elegido. Y eso es lo que te hace más amado. Aguantaron, le dieron su energía, su cariño, su vida a una persona con la que, en realidad, no tienen lazos de sangre. Cada vez que me preguntan: “¿No es tu padre verdadero?”, respondo que para mí es mi verdadero y único padre. Después de todo, él me crio, me educó y soportó todas mis travesuras. ¿Cómo puede ser “no verdadero”? © mescaline007 / Pikabu

  • Cuando Kata vio a Iván en el orfanato por primera vez, pensó: “Parece un gorrión: pequeño, delgado, ágil”. Inmediatamente decidieron adoptarlo. Ya tenían una niña adoptada y dos propias. Querían a un chico. Ella lo llevó a una escuela de música a la edad de 6 años; simplemente la había vuelto loca pidiéndole que lo dejara aprender a tocar el acordeón. Después de la primera visita, la maestra se sorprendió: ¡el niño tenía oído absoluto! Y así Iván comenzó a estudiar. La maestra estaba muy feliz, el pequeño tocaba y cantaba maravillosamente. Solo había un problema: era demasiado pequeño. Era difícil para él tocar un acordeón ordinario. Y el instrumento necesario costaba muchísimo dinero. La familia no tenía esos ingresos. ¿Qué se podía hacer? Kata dijo: “Me senté una noche y comencé a escribirles a los artistas cuyas direcciones pude encontrar. ¡Y al día siguiente, me respondió una famosa cantante! Preguntó cómo podía hacer llegar el acordeón a nuestro pueblo. Unos días después, Iván tenía el instrumento. El niño ha estado estudiando durante solo 2 años, pero ya brilla en las competiciones. Cuando escuché sus interpretaciones, no pude aguantar las lágrimas. ¡Y así es como un gorrión resultó ser un verdadero ruiseñor!”. ¡Y aquí está ese mismo acordeón regalado! © sachkin / Pikabu

“¡Querido Iván! Que la música y el amor vivan siempre en tu corazón. Vera Brezhneva”.

  • Cuando estaba en la escuela primaria, teníamos una maestra que tenía un hijo, que en el momento de esta historia tenía 15 años. Lo internaron en un hospital, y un niño de 5 años de un orfanato estaba en la misma habitación que él. Durante dos semanas se acostumbraron tanto el uno al otro que el hijo de mi maestra comenzó a pedirles a sus padres que adoptaran al niño. ¡Y lo adoptaron! Luego resultó que él también tenía una hermana, a la que extrañaba mucho. La niña también fue adoptada. Viven felices. ¡Es una familia digna que te hace creer en la bondad! © “Oídoporahí” / Ideer.ru

  • A la edad de 5 años fui adoptado por un matrimonio. Durante los últimos 15 años he estado pensando en cómo agradecer a mis padres adoptivos, pero me di cuenta de que no podía darles más de lo que ellos me dieron a mí. Por lo tanto, simplemente les pregunté con qué soñaron durante toda su vida. Mi papá dijo que soñaban con darle al menos a un niño una familia real. Mañana, mi esposa y yo iremos a un orfanato para que algún otro niño pueda encontrar una familia, como yo hace muchos años. Mis padres aprobaron mi idea. © suzuran56 / Pikabu

  • Tengo una amiga de la infancia que al crecer parecía una copia de su madre. Y recién a los 14 años se enteró de que era adoptada. Pasaron por todas las etapas: gritos, rabietas adolescentes, resentimientos... Ahora tiene 45 años y es mamá de dos hijos. Ama locamente a sus padres y nunca deja de agradecerles por haberla sacado del orfanato. Al recordar sus rabietas de la infancia, dice: “¡Qué tonta fui!”. © Svetlana Nagornaya / Facebook
  • Fuimos a buscar a nuestros hijo al kínder y había una niña esperando a su abuela. Le pidió a mi esposo que la ayudara a ponerse las medias mientras llegaba su abuela. Un par de minutos después, se acercó la maestra y nos dijo que su abuela acababa de fallecer y que sus padres habían muerto hacía un par de años en un accidente. Mi hijo escuchó todo y dijo: “Llevémosla con nosotros a casa”. Estamos preparando los documentos para la adopción... © Omnik / Pikabu

  • Tengo una hermana. Y mi hermana tiene 9 hijos. 7 de ellos son adoptados. 4 de ellos están discapacitados. 3 de estos niños discapacitados “nunca podrán caminar” y “serán retrasados mentales”. Ahora todos van caminando (!) a la escuela (!). Al mirar a mi hermana, comprendo que está cambiando este mundo para mejor. Salvó a 7 personas: se convirtió en su madre y en una fiel amiga para toda la vida. © kyzyxa / Pikabu

  • Me adoptaron poco después de nacer y me enteré cuando tenía 6 años. Mis padres se sentaron a mi lado y me dijeron que no podían tener un hijo y decidieron adoptarme a mí. Dejaron en claro que serían 100 % abiertos y honestos conmigo en todo e incluso me ayudarían a contactar a mi familia de sangre si quisiera. Y yo les dije algo como: “Bueno, ahora volvamos a lo que estábamos hablando”. Después de todo, esa noticia no había cambiado nada para mí. Ellos son mi familia y no me importa quién me dio a luz. © TrippyTaco12 / Reddit

  • Adopté a mi hijo cuando él tenía 10 años. Cuando terminó el procedimiento formal, él rompió a llorar y dijo que ese era el mejor día de su vida y que me amaba. Ahora tengo más de 80 años y hace un tiempo comencé a buscar un hogar de ancianos. Pero mi hijo me detuvo e insistió en que me mudara con él y con su familia, y dijo que no aceptaría un “no” como respuesta. © HiBrucke6 / Reddit

  • Mi mejor amigo y su esposa fallecieron y su pequeña hija se quedó sola. No pude abandonarla y la adopté. No quise mentirle, dije todo tal y como era: que sus padres ya no estaban vivos. No salió de su habitación durante dos días, no dejaba que nadie se le acercara y solo lloraba en silencio. Un día, estaba desayunando en la cocina cuando la vi en la puerta. Se me acercó, me abrazó con sus diminutos bracitos y me susurró al oído: “Si mami y papi pudieran hablar con nosotros, te agradecerían por haberme llevado contigo”. Han pasado 2 años desde entonces. Hace poco, mi niña me llamó mamá por primera vez. No pude contener las lágrimas. © stargsakha / Pikabu

  • Mi esposa y yo asistimos a cursos para padres adoptivos en un orfanato, y allí un psicólogo mencionó que cuando alguien se lleva a un niño pequeño a una familia, los mayores no pueden recuperarse por mucho tiempo. Porque entienden que casi nadie querrá llevárselos a ellos. Y ese momento nos motivó a adoptar a una niña de 13 años. Sí, no fue fácil, pero no nos arrepentimos en absoluto. Ahora tiene casi 19 años y se está por casar. Y nosotros vamos a repetir nuestra experiencia. © Andrey Iurievich Bychkov / Facebook

  • Mi mejor amigo es adoptado. Cuando él tenía 10 años, sus padres trataron de transmitirle este hecho amablemente, y le dieron un montón de libros para niños sobre la adopción. Pero él pensó que querían DARLO en adopción. Un día, durante la cena, le dijeron: “Querido, tenemos algo de qué hablar”. Y él rompió a llorar, pensando que iban a decirle que lo darían en adopción. Lo que sus padres, por supuesto, negaron. Me dijo que se sintió aliviado de inmediato y que no le importaba que no fueran su familia de sangre. Tenía miedo de perderlos. © Drewsephar / Reddit

  • Descubrí bastante temprano que fui adoptado. Cuando tenía unos 4 años, vino a visitarnos una amiga de mi madre, que estaba embarazada. Después de que se fue, le dije a mi madre que esa mujer era muy gorda. Ella me explicó que no estaba gorda, solo que un bebé estaba creciendo en su barriga. Y entonces le pregunté si yo también crecí en su estómago. Mamá dijo que yo crecí en la barriga de alguien más, pero que eso me hacía aún más especial. Lo recuerdo vagamente, pero creo que contaba eso en casi todas partes. © snowburd14 / Reddit

  • Mi hermana: “¡Eres la adoptada!”.
    Yo: “¡Igual que tú, boba!”.
    Y así vivimos. Simplemente ambas fuimos adoptadas. © Impastaz309 / Reddit

¿Y tú tienes alguna historia interesante sobre las familias adoptivas?