Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

16 Usuarios de la red contaron lo más gracioso o vergonzoso que vivieron con su hijo en un restaurante

Las ocurrencias de los niños siempre traen momentos divertidos que son dignos de formar parte de la lista de las mejores anécdotas. Una de las cosas más vergonzosas es cuando estás con tu hijo en un lugar público y no puedes controlar del todo lo que va a decir, porque está creciendo y en él todo es inocencia. Sea como sea, esas pequeñas cosas son las que se cuentan con el paso de los años y entretienen en las comidas familiares porque, de manera inevitable, esos recuerdos siempre te hacen sonreír.

Genial.guru recopiló algunas historias que compartieron algunos usuarios sobre la experiencia que han tenido con los pequeños en restaurantes y sobre sus propias vivencias cuando eran menores. No cabe duda de que los más chiquitos son los más auténticos, originales y graciosos.

1.

2. No fui yo, fue la bebé

3. Accidente de espagueti

4. Siendo un buen administrador desde niño

5. Momentos en los que las mamás quisieran desaparecer

6. Niños exigentes que alzan la voz

7. ¡Queremos pastel, pastel, pastel!

8. Pues si lo dice el menú, papá, ¿por qué no puedo pedirlo?

9. Los niños y su sinceridad al 100%

10. La espontaneidad de una niña

11. Si hay expertos en echarles la culpa a los demás por algo que ellos hicieron, esos son los niños

12. Una cadena de sucesos inesperados que terminaron en vergüenza

13. ¿Eso es una risa o un perro ladrando?

14.

15. “Pide lo que quieras”, puede salir muy costoso

16. Esto pasa cuando el drama y la inteligencia de una niña se combinan

¿Cuántas de estas historias te han pasado a ti también? ¿Qué experiencias divertidas has tenido con niños? Cuéntanos en los comentarios.