Genial
Genial

20 Ejemplos de lo que pasa cuando las personas son juzgadas por ridículos estereotipos y no por sus méritos

Albert Einstein una vez dijo: “Si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”. El tiempo ha demostrado que el genio prácticamente estuvo acertado. Sin embargo, las personas frecuentemente forman sus opiniones sobre otros en base a su apariencia o la belleza de su escritura. Usuarios de Reddit no se avergonzaron de compartir tales casos de su propia vida.

Genial.guru le horrorizaron estas 20 historias, en las cuales trataron a ciertas personas injustamente debido a algún tipo de estereotipo anticuado. En el bono sabrás qué es lo que sucede cuando una persona decide juzgarse a sí mismo.

  • En los últimos grados de la preparatoria decidí que quería ser político. Sin embargo, para terminar la escuela necesitaba acudir a cursos de cerámica. Mis jarrones eran tan horribles que parecían colmenas hechas por abejas drogadictas. Mi profesor realmente pensó que yo era un retrasado mental. Dos años después entré a trabajar como vendedor para pagar mi universidad y en el trabajo me encontré con ese profesor. Él me dijo: “¡Vaya, tienes un trabajo! ¡Felicidades!” © blubbertank

  • En la escuela era muy bueno en las artes, pero al mismo tiempo era un chico nervioso, cauteloso, y no hacía mucho ejercicio. Por eso me apodaron savant (Por el síndrome del sabio, el cual se refiere a personas con un talento o competencia mental extraordinariamente desarrollada, por distintos motivos, tenga o no aplicación práctica). Cuando conseguí un trabajo, mis conocidos verdaderamente se sorprendieron: ellos pensaban que era autista y no podía operar normalmente en la sociedad. © TheSkyRamen

  • Cuando me presentan con una nueva persona, en un principio no participo en la conversación, simplemente me siento y escucho. Después me dice: “Vamos, que callada eres”. ¡No, simplemente yo intento ser cortés y no interrumpir! © weasel85

  • Frecuentemente me quedo dormido en clases. Me regañaban con regularidad y los profesores se han quejado con mis padres. Me siento terrible, me acuesto a dormir lo más temprano pero no tengo suerte. Resultó ser que tengo narcolepsia. © x_vier

  • Al hacer deporte cometía estúpidos errores. La pelota volaba directo hacia mi cara o la arrojaba en la dirección incorrecta. Todos me decían que dejara de hacer deporte, incluso los entrenadores y mis padres. Pero yo continué jugando porque me gustaba ser activo y hablar con las personas. Al volverme adulto acudí al oculista, él me explicó que debido a una enfermedad en los ojos no tenía visión binocular y por eso percibo erróneamente la profundidad y no puedo seguir los movimientos de los objetos. © Nice_Marmot

  • Mi estatura es de 201 centímetros. Y no, no sé jugar básquetbol. © WelcomeMachine

  • El profesor de inglés siempre habla mal de mis escritos, a pesar de todos mis esfuerzos. Una vez decidí enseñarle mi trabajo a otro maestro. Él dijo que mi trabajo era brillante pero me aconsejó verificar la gramática. Resultó ser que el primer profesor ni siquiera leyó mi trabajo, porque vio errores ortográficos. Después de varios años me diagnosticaron dislexia. © anactualcharliehorse

  • Una vez la profesora de dibujo llamó a mis padres y les dijo que yo especialmente me burlaba de ella al dibujar horribles cuadros. En realidad yo no puedo dibujar nada mejor. Mis padres en gran medida discutieron con ella, porque vieron que yo realmente me puse triste. © Rezzone

  • En la escuela me molestaban debido a mi amor hacia el hockey. Me decían que esta no era una afición para las mujeres, especialmente con mi apariencia. Ahora soy periodista oficial de la liga de hockey NHL y personalmente hablo con muchos de los jugadores de los cuales, mis antiguos compañeros solo aspiran a tener un autográfo. © ZajacingOfff

  • En el jardín de niños me enseñaron a escribir el alfabeto y por alguna razón no conseguía nada por mucho que me esforzara. Y dado que antes sin problemas escribía cualquier letra, entonces pensé que algo estaba mal conmigo, me entristecí y me puse a llorar. Resultó ser que la profesora me mostraba todo con la mano derecha y yo soy zurdo. © ___KP

  • Tengo una horrible escritura. Al mismo tiempo los resultados de mis pruebas de matemáticas eran muy buenas (en la secundaria tuve 99 aciertos de 100 preguntas), mis evaluaciones de lectura también eran altas. Sin embargo, en la preparatoria me hicieron rellenar planas para jardín de niños y fui el único en la clase al que le dieron listas con líneas muy amplias. © hypnos1214

  • En la primaria el profesor me dijo que tenía una letra tan horrible que tenía que estudiar para doctor. © swanhunter

  • En la infancia de ninguna manera podía aprender a atarme los zapatos. Todos los adultos que intentaban ayudarme, al final se rendían y me sentía realmente tonto. Pero después mi tío zurdo me enseñó como hacer esto. © peeweemax

  • Frecuentemente me regañaban: “¿Por qué no eres más organizado, así dejas de perder todo?”. Resultó ser que tengo TDAH y ser desorganizado y perder las cosas es mi estado natural. © UUDDLRLRSelStar

  • Me dijeron que era patético porque no sé cómo cambiar el aceite del automóvil. Yo crecí sin un padre y nunca hubo nadie que me enseñara a hacer esto. Tenía que decirle a esa persona que nadie sabe hacer algo hasta que lo realiza por primera vez. © cashflow605

  • Siempre me iba mal con matemáticas. Como a la mayoría de los niños que tuvieron que pasar por esto, sufrí mucho. Solamente hasta la universidad me di cuenta de que no necesitaba ser bueno en todo. Mi profesor que hablaba 13 idiomas no podía contar cuánto era 5 + 4. Pero aún así era el mejor de su área. © mimieieieieie

  • Hace unos meses tuve una entrevista para un buen trabajo. Cuando llegué a la última etapa, los empleados de recursos humanos comenazaron a hacerme preguntas que no tenían nada que ver con mi profesión. Yo no pude decir ni una sola palabra y solo abría mi boca como un pez. Ellos comenzaron a reírse de mi y yo simplemente me fui. © wissenshunger

  • Cuando estaba buscando trabajo, el empleado de recursos humanos se confundió y me envió a una entrevista para un cargo diferente al que había solicitado. Yo no sabía nada sobre eso, y por supuesto, se los dije. Sin embargo, tuve que pasar todo el día escuchando preguntas sobre algo para lo que no tenía ninguna respuesta. © skulltvhat

  • Antes serví a la marina y frecuentemente me ofrecían innovaciones que aumentarían la eficiencia en el trabajo. Debido a eso tuve problemas con la administración. Ahora soy un contratista externo y me pagan 200 USD la hora por hacer exactamente lo mismo. © actuallychrisgillen

Bono

  • Me juzgué a mí mismo. Toda la vida había intentado ser igual de inteligente que mi padre y hermano, quienes poseían increíbles capacidades en matemáticas e ingeniería. El IQ de mi padre es de 138 y mi hermano siempre obtuvo buenas notas y premios por su desempeño escolar. Para mí eran muy complicadas las ciencias exactas pero me esforzaba mucho más que cualquier otro niño. No conseguía nada, únicamente recibía 7 u 8 y me sentía muy tonto. Sin embargo, obtuve mi diploma en una especialidad técnica.
    Únicamente al crecer, comprendí que mis capacidades en el área de las artes valían la pena. Los profesores de dibujo siempre estaban impresionados por mis éxitos. Algunos cuadros incluso los colocaron en el aeropuerto de la ciudad. Y cuando le dije a mi padre que comprendía que no podía trabajar en mi especialidad, él me dijo que me probara en la profesión artística. Nos reímos un poco sobre el estereotipo del “artista hambriento”. Y en ese momento me pareció que él evaluó mis capacidades artísticas igual que su intelecto. © HoneyCide

¿Y alguna vez has caído en situaciones en donde fuiste juzgado por estereotipos y no por hechos?

Imagen de portada blubbertank / Reddit
Compartir este artículo