Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20 Historias de abuelas que hicieron de la infancia de sus nietos una experiencia inolvidable

4-15
190k

Cuántas historias divertidas se pueden contar recordando la infancia. Los héroes de nuestro artículo de hoy compartieron sus dulces, y al mismo tiempo inusuales, historias relacionadas con sus queridas abuelas.

El equipo de Genial.guru recopiló esta serie para volver a demostrar que hay que apreciar cada momento, y afrontar todo con humor. Los nietos que ya han crecido podrán confirmarlo.

***

En mi infancia, cuando estaba triste, mi abuela decía: "Sé cómo un gatito, porque todo está a su alcance". @Oídoporahí

***

***

Fui a visitar a mi abuela. De pronto, llaman a la puerta y es un viejo borracho con un acordeón. Pregunta: "¿Cómo está Rosita? Dile que vino Santi a cantarle". ¡Y realmente cantó durante una hora! La abuela, sonriendo, me dijo que él había sido su primer amor en la escuela. @Oídoporahí

***

Mi abuela era muy cruel y avara. Una vez, cuando se rompió nuestra tetera eléctrica, ella pidió prestada la de su vecino. Lo encendí para hervir el agua, pero no funcionaba. La abuela pensó que yo había quemado la tetera del vecino, y se puso a gritar, y luego tomó la tetera y comenzó a perseguirme, corrimos un par de círculos, pero al final me alcanzó y me dio un sopapo. Más tarde resultó que se había cortado la luz. @Oídoporahí

***

Hoy estaba mirando viejas fotos de mis abuelos. Vi a mi abuelo con un overol de cuero negro, las manos me temblaron y me saltaron las lágrimas. Recordé la historia de amor de nuestros ancianos. A la edad de 20 años, mi abuela y sus amigas decidieron ver el futuro con la ayuda de un espejo. Cuando le llegó el turno a la abuela, según ella, vio a un hombre con un overol negro, se asustó y abandonó la tarea. Un par de meses más tarde, caminando por la calle, vio a un hombre alto con un overol negro y se asustó, pero él se acercó para conocerla: era mi abuelo. Pronto él tuvo que hacer el servicio militar y, al despedirse, le dijo a mi abuela: "Si me esperas, regresaré y me casaré contigo". Y ella lo esperó. @Oídoporahí

***

"Hoy mi abuela me regaló su taza que había usado por más de 30 años. Estoy en shock, no sé qué pensar"

***

Cuando yo era pequeña y veía a mi abuela verter leche de una jarra de tres litros en una pequeña taza sin derramar ni una gota y en un solo movimiento, pensaba que ese era el mayor superpoder humano del mundo. @Oídoporahí

***

Cuando iba al tercer grado, mi abuela solía ir a buscarme a la escuela. Un día, tuvimos una seria conversación sobre un nuevo amigo de mi madre, un tal señor Alejandro.
- ¿El señor Alejandro va seguido a tu casa?
- Sí, todos los días.
- ¿Y se queda a dormir?
- Sí.
- ¿Y te lleva algo delicioso?
-No
- Hmm... Qué señor más malo, va de visita y no le compra nada a una niña. ¿Y les compra comida?
-No
- Qué desastre. ¿Y tu mamá le hace de comer?
- Sí.
La abuela guardó silencio y durante un rato caminamos sin hablar. Entonces, de pronto decidí rehabilitar a mi potencial padre a los ojos de mi abuela y le dije: "El señor Alejandro, cuando viene, siempre trae vino o cerveza". Quemé los puentes. @VerbLudochka

***

Muchas veces escucho la opinión de que los juegos de computadora causan agresión y crueldad en los niños.
Cuando tenía 12 años, pasé unas vacaciones escolares en el pueblo, con mi abuela. Un día, ella me dio un hacha y dijo, señalando al gallo: "Es su hora de ir a la sopa. Tú le cortas la cabeza allá, en ese trinco, y yo después lo desplumo".
Bueno, ningún juego me había regalado las emociones que, a la edad de 12 años, me causó el gallo que huía sin su cabeza e inundaba el jardín de sangre. @Tapinambyr

***

"Mi abuela recibió un spinner para su 85° cumpleaños. ¡Solo miren lo feliz que está!"

***

Un amigo mío está muy orgulloso de ser un nativo en 3ra generación de una gran ciudad. Su madre una vez contó que su abuela iba camino a conquistar la capital, pero se quedó en nuestra ciudad porque no tenía dinero suficiente para llegar al destino final. @Oídoporahí

***

"Durante la limpieza encontré un álbum con fotos del primo de mi abuela que había ido de vacaciones con un amigo"

***

Hace unos 25 años, una vecina le contó a mi abuela que una amiga en común de ellas, una mujer joven, se había ido a la ciudad para trabajar de prostituta. La abuela, con una expresión imperturbable, dijo que todas las profesiones eran necesarias y, a su manera, importantes, y que alguien debía hacer ese trabajo también. La vecina se sorprendió por lo que escuchaba, pero dijo que estaba de acuerdo porque respetaba a mi abuela. Y solo después de un tiempo mi abuela descubrió que su amiga había dicho prostituta, y no sustituta, como había escuchado ella, que pensó que se refería a que la joven sería una madre sustituta. @Oídoporahí

***

"Mi abuela pone el pelo de nuestro gato en los árboles para que los pájaros puedan hacerse unos nidos de lujo"

***

Para mí sigue siendo un misterio cómo se conocieron mis abuelos, porque si le preguntas a mi abuela, te dirá con convicción: "Yo estaba en una tienda, tu abuelo entró y quedó petrificado por mi belleza... Luego, cuando pudo volver a moverse, se acercó para conocerme". Y el abuelo cuenta esta historia así: "Me perseguían dos mujeres (la abuela y una vecina), yo no sabía dónde meterme para que me dejaran en paz... Bueno, tu abuela resultó ser la más terca... Y así vivimos...". @Oídoporahí

***

Compré una antena parabólica para mi abuela que vive en un pueblo y decidí instalarla yo mismo. Estuve unos 20 minutos tratando de atrapar la señal. Entonces, mi abuela dijo que era un inútil, golpeó el plato con una fregona de madera, y todo comenzó a funcionar. @Oídoporahí

***

Heredé el departamento de mi abuela.
Mientras hacía la restauración, moví un armario y encontré una doble pared. La abrí y encontré un esqueleto. Gracias a Dios, no era real. Tenía una nota que decía: "Hay secretos hasta en mi armario". @Oídoporahí

***

Recuerdo que tenía 16 años y mi abuela encontró alcohol en mi habitación. Ya me estaba preparando para el castigo, cuando ella dijo: "A ver cómo sabe...". @Oídoporahí

***

La historia más memorable de mi infancia fue la batalla con los autos que pasaban por el callejón donde vivía mi abuela. La solución fue brillante y simple al mismo tiempo: la abuela simplemente robó en alguna parte la señal "prohibido el paso" y la colocó en la entrada del callejón. La policía de tránsito no perdió la oportunidad y multó con alegría a todos durante más de seis meses. Y luego, los vecinos que tenían auto por fin se dieron cuenta y quitaron la señal. Desde entonces, la abuela es mi mayor autoridad criminal. @Oídoporahí

***

Mi madre le regaló a mi abuela un teléfono de tapa. Y ahora la abuelita nunca se despide al final de la conversación, cierra el teléfono con aire de gánster y cara de "La conversación ha terminado, amigo". @Oídoporahí

Imagen de portada Подслушано
4-15
190k