Genial
Genial

Comentarios sobre el artículo «20 Maestros cuya vocación debió perderse en algún recóndito lugar del universo»

Recibir notificaciones
La maestra que hablaba sola, podría ser más comprehensible. Parecen signos de depresión, estrés postraumático o inseguridad. Esto no justifica su acción, la cuál fue de lo peor, solo digo lo que pienso por qué yo lo viví, y también soy maestra. Eso sí, jamás le haría eso a mis alumnos, por qué también dibujo y se lo especial que es hacerle un dibujo a alguien.
-
-
Responder
Activa las notificaciones para ver nuevas respuestas a tus comentarios