Genial
Genial

20 Personas que, en la dulce espera, quisieron rosas y recibieron puras espinas

Es normal que al escuchar una frase tan importante como “estoy embarazada”, nuestra mente entre en cortocircuito y terminemos diciendo lo primero que se nos ocurre. Y con frecuencia es la peor idea, porque el comentario más improvisado suele ser el más desacertado. Pero no te preocupes si te sucedió. Para que no te dé tanta pena recordarlo, te mostramos casos en los que los usuarios le dieron la noticia de la llegada de un bebé al mundo y las reacciones fueron más memorables que el gran acontecimiento anunciado.

  • Yo tenía 40. Me dijeron de todo y nada bueno: que era un experimento, que era mi jubilación... Cosas horribles. Hoy mi hijo tiene 23 años, lo cuidé sola e hice un muy buen trabajo. © Susana Edith Moietta / Facebook
  • Una de mis amigas tenía tres hijos, un parto de uno y el segundo había sido de gemelos. Cuando los gemelos tenían 16 años, ella empezó a sentirse mal. Creía que era la menopausia, y resultó que tenía 3 meses de embarazo. Dice que cuando el médico le dijo “estás embarazada”, su marido exclamó: “¿Tan viejos?”. Fue otro parto de dos, pero esta vez fueron niñas. © Laura Bermudez / Facebook
  • En mi primer embarazo tenía algunos desarreglos, así que no me enteré de que estaba embarazada hasta el cuarto mes. Cuando salí del ginecólogo, fui a ver a mi marido a su trabajo para compartir la buena nueva. Entré a la oficina, toda contenta le dije que estaba embarazada y se puso muy feliz. Entonces le enseñé cuatro dedos para decirle que tenía cuatro meses. Mi marido en ese momento se puso blanco del susto, creía que seríamos padres de cuatro criaturas. Pobrecito, todavía me acuerdo de cómo cambió su cara en un segundo. Luego nos reímos mucho. © Mari Carmen Fernandez Rodriguez / Facebook
  • El comentario de mi suegra cuando le comunicamos mi embarazo: “¿Estás segura?”. Eso lo dijo después de un, digamos, incómodo silencio. Mi suegro persistió en quedarse callado. Yo contesté que estaba de casi tres meses. Resultó un recibimiento frío. El nacimiento del bebé también lo fue. Mi esposo salió muy afectado de la situación. Yo solo estaba sorprendida, pero tampoco tanto, me daba cuenta de que no les caía bien. © Vera Nova / Facebook
  • Cuando quedé embarazada por primera vez, todo el mundo se alegró mucho, menos mi marido. © Leidy Johana Animes / Facebook
  • Pues a mí un examigo “niñofóbico” me dijo: “Me gustaría felicitarte, pero no voy a celebrar algo en lo que no estoy de acuerdo”. Lo desamigué de inmediato. © Rosaura Vidal Tamayo Ramírez / Facebook
  • Me echaron a la calle y el papá desapareció. Ya han pasado 24 años. Aclaro que estoy bien y mis hijos también. Eso me hizo más fuerte. © Diana Ramirez / Facebook
  • Cuando mi esposa me dijo que estaba embarazada de mi última hija, lloró. No porque tendríamos otra niña, sino por la lucha que se tiene al estar embarazada. En cambio, yo estaba feliz, y el tiempo me dio la razón. © Federico Morales / Facebook
  • Estoy embarazada de 4 meses. Mi esposo y yo estamos muy emocionados y ansiosos por ser padres. Decidimos no decirle a la gente hasta la semana después de la fiesta de compromiso de mi cuñada. Mis suegros son dueños de una bodega, y es allí donde mi cuñada (llamémosla Taylor) se comprometió e hizo la fiesta. Entonces, en el evento, estaba bebiendo agua y hablando con mis suegros, cuando Taylor me ofreció una copa. Le dije que no tenía ganas de beber. Ella me seguía ofreciendo y yo seguía negándome. Inventé tantas excusas, hasta que me preguntó si estaba embarazada como una broma. Sonreí nerviosamente y traté de alejarme. Gritó que había arruinado su fiesta de compromiso por decirle que estoy embarazada. Ahora mi esposo y yo no estamos invitados a su boda. © throwaway12account1 / Reddit
  • “Lo sospechaba, estabas engordando”. Lo dijo el amigo de mi esposo, quien no me cae bien. No tiene filtro y me vuelve absolutamente loca. © myrtlecrepe / Reddit
  • “Necesitan encontrar un pasatiempo o algo así”. Vamos a tener a nuestro segundo hijo después de diez años de estar juntos. © shannleestann / Reddit
  • Cuando hice el test de embarazo de mi primer bebé, mi novio estaba durmiendo. Fui a despertarlo para contarle. Se alegró, me dio un beso, un abrazo ¡Y SIGUIÓ DURMIENDO! Un rato después, solo se despertó para decirme que había que conseguir ácido fólico. Aclaro que fue una total sorpresa el embarazo, porque tomaba anticonceptivos desde hacía varios años. © Julieta Storich / Facebook
  • La abuela de mi prometido dijo: “Bueno... ¿Cómo sucedió eso?”. Señora, ¿cómo cree que sucedió? Esto no debería sorprendernos. Hemos vivido juntos durante años y ya tenemos una hija. © prayer_position / Reddit
  • “Me alegro de no estar embarazada; engordas y te salen hemorroides”. Me lo dijo una compañera de trabajo que no tiene filtro, y con quien soy un poco menos indulgente. Sin embargo, me sentí mal por ella unas semanas más tarde; un colega le preguntó si estaba embarazada (ya pasó la edad de procrear). © gallopmonkey / Reddit
  • Un día, entre los requisitos del contrato de un nuevo trabajo que me ofrecieron, estaba un examen médico. Tuve objeción de hacerlo, ya que sabía que no estaba embarazada porque creía que no podía tener hijos. ¡Sorpresa! Salí positiva en embarazo. Llamé a mi marido para vernos y darle la noticia. Ese día estábamos de aniversario, y le envolví como regalo la prueba de embarazo al fondo de la caja, y encima un trajecito de bebé. Él me comentó que también tenía algo que decirme; su hermano había tenido un accidente y lo tenían conectado a unos aparatos hasta que llegara mi suegra de Estados Unidos para que alcanzara a despedirse de él. Recuerdo que le dije que sabía que no estaba para festejar el aniversario, pero que igual le tenía un regalo. Cuando lo abrió se quedó atónito, con sentimientos encontrados: por un lado, iba a ser papá, y por el otro, tenía a su hermano pendiendo de un respirador y en cualquier momento lo dejarían ir. Le di la noticia para que pudiera decirle que sería tío, pero no alcanzó a hacerlo. De eso ya hace 4 años y por supuesto que mi bebé lleva su nombre en su honor. © Marytriny PI / Facebook
  • Cuando una amiga me dijo que estaba embarazada, empecé a llorar como si me hubiera dicho que iba a morir. Ella intentaba consolarme y yo no podía articular palabra, solo lloraba desconsolada. Aclaremos que ella era un adulto responsable, que vivía con su pareja, trabajaba y estudiaba su segunda carrera. © Mafalda Dt / Facebook

¿Cómo reaccionaron tu familia y tus seres queridos ante la noticia de un embarazo? ¿Cuál es la historia más divertida que conoces sobre anuncios importantes empañados por un comentario dicho sin pensar?

Genial/Historias/20 Personas que, en la dulce espera, quisieron rosas y recibieron puras espinas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos