Genial
Genial

Cómo Karla Souza recuperó la voz luchando como si su contrincante fuera la mismísima Úrsula

A veces, un sueño es tan grande que hace que cada caída para llegar a él valga la pena. La motivación está ahí y uno tiene que aprender a sortear las dificultades que la vida pueda aventar. La actriz Karla Souza llegó a Hollywood gracias a su perseverancia y porque nunca dejó de anhelar ese sueño. Para estar allí, tuvo que lidiar con muchos fracasos y adversidades, aprendió de cada rechazo y no bajó la cabeza. Ante la mirada crítica de muchos que no creían que pudiera lograrlo, ella sonrió y les demostró lo contrario.

¿Qué has dejado atrás por seguir tus sueños? ¿Cómo organizas el tiempo de familia con el de trabajo?

Hoy en día, Karla se codea con ganadores de premios internacionales de cine, la gente la conoce y la para por la calle para una foto. En la actualidad, su rostro es reconocido en Hollywood, pero no siempre fue así. Para tener esto, tuvo que trabajar duro.

De padre chileno y madre mexicana, Karla nació en México. Con tan solo 7 años, hizo su primera película llamada Aspen Extreme. Dicho proyecto hizo que le despertara la llama incesante del amor por la actuación y el cine.

Karla siempre ha creído que una no nace siendo actriz, que es una profesión, que como las demás, se debe estudiar y poner sus horas de práctica para poder mejorar en ella. Ella cree fervientemente que es una profesión que se construye. Por esa razón, Karla estudió 4 años danza, canto y actuación en el sur de Francia, y después hizo un grado de actuación (licenciatura con honores) en Londres.

Karla tuvo la oportunidad de ir a estudiar a otros países y ella luchó por cada una de esas oportunidades. Para el programa en el que estudió en Londres audicionan miles de personas, pero solo aceptan a 30, y Karla logró ser una de ellas. En una de sus clases, un profesor les advirtió que, de los seleccionados, menos de la mitad terminan el grado, ya que se puede tornar difícil y estresante para los estudiantes.

Uno de los desafíos que tuvo que enfrentar fue cuando, casi por finalizar sus estudios en Londres, de repente perdió la voz. Su caso fue muy extraño, dado que ni los doctores ni nadie puede explicarle al día de hoy qué fue lo que le pasó. Ella dijo: “En ese momento, busco la fuerza que yo creía tener y no encuentro nada”. Fue en ese momento que Karla se logró identificar con obras de arte y se conectó con ello, con la soledad. En el sufrimiento encontró un nuevo amor, el arte en general. Ella agradece a eso que le volviera el habla.

Luego de ese incidente, Karla siguió prosperando en el cine y logró que su rostro fuera reconocido. Realizó en México la película Nosotros los Nobles, que se convirtió en un éxito taquillero. Tiempo después llegó Hollywood, pero no sin antes tener que tomar una decisión que la probó a ella y a su amor por la actuación.

Karla estaba muy enamorada de su novio, pero la familia de él no estaba de acuerdo con la profesión de ella porque, según ellos, eso no la dejaría ser una buena esposa y madre. Sin pelos en la lengua, la familia del susodicho le pidió que dejara la actuación. Ante esa situación, Karla se dio la vuelta, dejando al novio y a su familia. Ella hizo esto porque sabía que su llamado era actuar.

Karla ama la actuación y eso ha hecho que siga estudiando y practicando. Gracias a esa perseverancia, lo logró: la mexicana saltó el charco cuando fue elegida para estar en la aclamada serie How to Get Away with Murder, junto con la actriz Viola Davis, ganadora del Óscar. Después de eso, siguió cosechando éxitos tanto en México como en Estados Unidos.

En cuanto a su vida personal, ella encontró el amor y con él formó una familia. Se la ve muy feliz en su rol como esposa y madre. Karla ha logrado combinar su vida familiar con su pasión por la actuación, pero reconoce que es difícil. Ella dijo: “Estoy muy contenta, tengo un respeto a todos los padres de familia, es un gran reto como persona”.

Genial/Historias/Cómo Karla Souza recuperó la voz luchando como si su contrincante fuera la mismísima Úrsula
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos