Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Formas de celebrar la ceremonia del té en diversos países

El té es una bebida muy popular en muchas regiones del mundo, ya sea por sus propiedades relajantes, curativas o estimulantes. Sin embargo, su origen y desarrollo varía de acuerdo con las épocas y lugares donde su consumo conllevó al desarrollo de toda una cultura.

Para conocer más sobre la cultura del té, Genial.guru investigó acerca del origen de la preparación de esta bebida, cómo fue extendiéndose por el mundo y cuál es el valor que se les da a las infusiones en la actualidad.

El camino del té y su implicancia cultural en Asia Oriental

La ceremonia del té se remonta a la esfera cultural de Asia Oriental conformada por países como China, Japón, Corea y Taiwán. Si bien no se sabe con certeza en qué región inició esta práctica, los registros apuntan a que las ceremonias más antiguas surgieron durante el siglo VIII a. C. en China. De allí se difundió a otras regiones, donde la bebida siguió evolucionando y puede variar según al país.

Aún a pesar de sus diferencias, la ceremonia del té mantiene siempre un objetivo claro: adorar la belleza de lo cotidiano. Dicha filosofía se puede hallar en el texto El clásico del té, escrito por Lu Yu en el siglo VII para hablar sobre esta tradición. De esta forma, se aprecia el valor de la simpleza y humildad convirtiéndola en un momento artístico y extraordinario.

La cultura china del té como respeto a la familia

De todas las civilizaciones que existieron en la historia, China es de las más antiguas y de las que, hasta el presente, siguen manteniendo sus tradiciones. Tanto es así que el origen del té chino proviene de la antigüedad y se lo consumía con propósitos curativos u ocasiones especiales relacionadas con la familia.

Son varias las circunstancias donde se prepara el té en China, siendo las más conocidas las relacionadas con el respeto a un familiar mayor. En este caso, los miembros más jóvenes acostumbraban a servir té a los miembros de la generación anterior para reestablecer los lazos familiares que suelen perderse cuando los hijos salen de la casa. Hoy en día, existe una escultura en honor al escritor Lu Yu, quien fue uno de los primeros en documentar la ceremonia del té en el país.

Además del consumo, las hojas de té también se utilizaban para otros propósitos. Hubo un periodo en el que el té negro era usado como pigmento para teñir las telas, siendo así una alternativa para las clases más bajas que no podían acceder a otros tipos de colorantes textiles.

La ceremonia del té para agasajar a los invitados en Japón

La cultura japonesa tradicional es reconocida mundialmente por su ceremonia del té, la cual se lleva a cabo en un entorno tranquilo y relajante para agasajar a los invitados en una reunión. Dicha costumbre fue introducida en el siglo IX por los monjes budistas, haciéndose tan popular que surgieron los cultivos del té matcha en el país.

A diferencia de la tradición china, los japoneses practicaban la ceremonia del té como una forma de atesorar los encuentros, dado que nunca se sabía si se volvería a repetir. Asimismo, dicha reunión debía reflejar la simplicidad del momento reflejándose, incluso, en la decoración del salón con objetos sencillos y carentes de adornos.

La influencia china en la cultura del té en Taiwán

Mientras que en China y Japón los tés más consumidos eran el negro, rojo y verde provenientes de la misma planta, en Taiwán preparaban el oolong. El mismo también influyó en otros aspectos de la cultura taiwanesa como la caligrafía, el incienso y el arte floral.

La cultura del té taiwanés cuenta con orígenes chinos, por lo cual las mismas son llevadas a cabo de forma similar. Tal es la fascinación por la bebida que, en el país, se abrieron una gran cantidad de tiendas tradicionales para conmemorar el arte del té y difundir su práctica a las nuevas generaciones.

La comodidad de disfrutar del té en Corea

En Corea, el arte de beber té simboliza la comodidad y sencillez, que resurgió en la actualidad como contraste de la sociedad coreana moderna para amortiguar la ajetreada vida de los habitantes del país. Su primera celebración fue llevada a cabo en el año 661 en el antiguo reinado de Gaya, donde un rey rindió culto a un dios ancestral.

Si bien esta ceremonia era practicada dentro de los templos budistas, fue extendiéndose durante los años 1391 al 1910 en la realeza. Aquí, los aristócratas y reyes practicaban la cultura del té de dos maneras: como un ritual simple conocido como darye o como celebración de una ocasión especial.

Beneficios medicinales del té en la India

Si bien China es conocido como el primer país en consumir té, dicha infusión también cuenta con orígenes antiguos en la India, considerado el segundo mayor productor de té del mundo. En la mitología de India, la planta del té era conocida como soma y se utilizaba la planta Camellia sinensis para preparar diferentes tipos de infusiones.

Las primeras documentaciones de esta bebida proceden de los años 750 al 500 a. C., indicando que la misma ha sido cultivada y consumida por miles de años. Asimismo, también existe la práctica del ayurveda, el cual es un sistema médico tradicional del país que consiste en el tratamiento de toda clase de enfermedades mediante el uso de plantas medicinales.

En dicha práctica se procede la elaboración de una infusión conocida como el té ayurvédico o té yogui, el cual consiste en la combinación de cardamomo, jengibre, canela, pimienta y clavo para brindar propiedades revitalizantes al sistema nervioso y el hígado. Otro estilo de infusión es el té chai, el cual se prepara con té negro y al que se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

El surgimiento de “la hora del té” en Inglaterra

En el siglo XVII, se introdujo el consumo del té en el Reino Unido. Esto hizo que los ingleses variaran sus horarios de comida y surgiera la hora del té como momento de relajación para la aristocracia. El mismo consistía en beber una infusión acompañada de un aperitivo para realizar un intermedio entre el almuerzo y la cena.

Dicha costumbre fue popularizándose en otras clases sociales, surgiendo así la costumbre de tomar el té a las cinco de la tarde después del trabajo. Y cuando surgió la industrialización, la clase trabajadora incluyó los pasteles o galletas saladas y dulces para acompañarla con la bebida. Hoy en día, en los hoteles modernos, es costumbre habilitar la hora del té entre las 3 y las 5 de la tarde.

El consumo de té en la actualidad

Hoy en día, el té se puede conseguir fácilmente en cualquier supermercado. Los mismos vienen en saquitos sumergibles en agua caliente e, incluso, existen versiones de té disolubles en agua para prepararlos de forma similar al café instantáneo.

Sin embargo, en países como China, Taiwán e India, el té es una bebida mucho más popular que el café y existen casas especializadas para comprar los artículos necesarios que permiten preparar toda clase de infusiones. De esa forma, el té funciona como una forma de seguir ciertas tradiciones culturales a pesar de la globalización.

Y así como se le atribuyen diferentes propiedades a la salud, las hierbas de té también se utilizan para otros propósitos, entre los que se encuentra la creación de tintes naturales para el cabello, los cuales sirven como alternativas a otros productos que suelen dañar la estructura capilar. Y también están aquellos que utilizan el té como tintura para tela, cuya práctica comenzó hace siglos en China y se ha mantenido hasta la actualidad.

Bono: un estilo de infusión diferente en países latinoamericanos

En Latinoamérica existe una planta conocida como yerba mate con la cual se preparan las clásicas bebidas conocidas como mate, tereré y cocido. Este último es una infusión típica del Paraguay, Argentina, Brasil, Uruguay y Chile, donde se disuelve la yerba mate en agua caliente para preparar una bebida amarga y suave que se puede mezclar con leche y endulzar con azúcar.

En la tradición paraguaya y del nordeste argentino, los habitantes de zonas rurales acostumbran a consumir cocido quemado acompañado de bocadillos salados como chipa, coquito, mbejú y galleta. Y, desde el siglo XIX, se ha tomado la costumbre de servir a los estudiantes de escuelas públicas una taza de mate cocido con pan como desayuno antes de iniciar las actividades escolares.

¿Cuál de estas costumbres te ha impresionado más? ¿Te interesaría participar en algunas de estas ceremonias del té? Cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo